El Blog

 
 

Calendario

<<   Marzo 2012    
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Decrecimiento y deconstrucción.

Por JesRICART - 2 de Marzo, 2012, 11:09, Categoría: LA VIDA URBANA

Decrecimiento y deconstrucción de instalaciones.Madrid2marzo2012

Por suerte, decrecimiento es una palabra y un concepto que suena y se extiende. Es la palabra sinóptica que hace de antídoto a su opuesta. Las pretendidas y pretenciosas autoridades en economía del mundo entienden y así lo insisten que la solución a todo pasa por el crecimiento, es decir más empleo, mas producción, mas consumo y mas dinero. Obviamente, no hacen un analisis del pasado ni de eso en lo que se ha convertido la sociedad de consumo de masas desde 1950 hasta ahora. Pero la solución a  los desastres materiales de cuyos balances tenemos notas actualizadas a diario, pasa por una reflexión histórica y un replanteamiento de la relación del Trabajo con el Medio. El chip que hace falta cambiar en las molleras de esa plaga de suspuestos expertócratas en la materia no es tan complicado. Es entender que el trabajo es una fuente en si misma de riqueza no siendolo el dinero, cuya función inversora cuando así la cumple es la de hacer de puente entre trabajo y resultados reales no entre inversiones encadenadas para ir encareciéndolo en cada cambio de manos. Pero el trabajo es fuente de riqueza  material siempre y cuando esté al servicio de un planteamiento  respetuoso con los recursos y con la sociedad. No pocos trabajos hacen justo al revés, sirven para destruir y esquilmar recursos o para controlar procesos de la propia estructura del modelo.

Trabajo es una de esas palabras mal empleadas y que nos da trabajo, valga la redundancia, tener que redefenir. Estrictamente no todos los empleos son un trabajo.Pero como la justificación para el sistema capitalista es que un empleo permita ganar dinero y luego hacerlo circular muchos de ellos solo cumplen una función objetiva de parasitismo desde el punto de vista de los parámetros de ofrecer recursos organizados para necesidades reales y de reactivadores de la economia por el solo hecho de participar del esquema de ganancias-gastos-beneficios.

En un modelo nuevo de sociedad cooperativa habría/habrá trabajo para todo el mundo en condiciones de trabajar y sin embargo se destruirían/destruirán muchos puestos de empleo que no sirven absolutamente para nada salvo para vigilar y controlar o para producir enormes cantidades de mas de lo mismo y que pasan al stock o al amacenaje sine die para su benta o uso. Hay cientos de miles de empleos de los hombres uniformados (seguratas, policías, militares,…), millones de funcionarios burocráticos con duplicidades administrativas, cajeras en los supermercados e hipers, taquilleros de todo tipo, repartidores de publicidad redundante, empleados de baretos y más baretos, taladores de árboles, gasolineros,  trabajadores de la descomunal industria porcina, fabricantes de armas, escuelas de negocios , tiendas de chuches tóxicos, canales de televisión-basura, constructores de edificios sobrantes, fabricantes de coches contaminantes,…que no se necesitan en absoluto. Claro que el concepto de necesidad varia según las manos y cabezas que lo empleen. Entre nosotros cuando hablamos de necesidad hablamos de dar respuestas que satisfagan las practicas indispensables para la vida holgada, creativa y feliz. Pero eso nos entrega a ese otro concepto, el de la indispensabilidad, que es sumamente relativo. Lo que es indispensable para uno puede ser superfluo para otro, lo que se toma como necesidades primarias para uno (comer 3 o 5veces al dia o dormir 8 horas pueden ser tomados como derroches para otros que les valga dedicar menos tiempo a la cama para introspecciones oníricas o no pasarse todo el dia dale que te pego haciendo currar  a sus intestinos). Desde otros puntos de vista de clase, las necesidades del perfil oligarca pasan por ampliar las arcas de sus dividendos de un dia para otro. A fuerza de insistir el sistema capitalista ha logrado un éxito sin precedentes: hacer creer que la economía es igual a dinero destruyendo una evidencia histórica fundamental según la cual el dinero aparece en cierto momento del proceso histórico económico para facilitar las transacciones, despegándose luego de esa misión para convertirse en un factor de casino con el que hacer más dinero. El esquema historico seria este T-P-D en un ciclo continuo de combinacion defases entre trabajo, sus resultados y el dinero para intercambiarlos; el esquema de los ultimos tiempos viene siendo: D-P-T. La prioridad se le da al dinero y lafuncion totalmente lejana y secundario al trabajo. Como que el concepto de trabajo sigue siendo cvonfusionista, milloens de personas van a diario a sus empleos absolutamente convencidos que van a trabajar pero no va a hacer eso sino que van a ocupar un horario que vive de los que realmente trabajan y crean productos fundamentales para la existencia. No se vea en esta af.irmación un deseo puritano de reclamar el trabajo bíblico como solo aquel que pasaba por el sudor epidérmico. Hay muchos trabajos creativos que no pasan por el esfuerzo físico ni por la produccion de objetos materiales tangibles y sin embargo son verdaderos trabajos. La diferencia con los empleos-bluf es que estos crean un simulacro de una economia de todo empleo cuando en realidad es solo la menor parte de todo el entramado la que genera resultados prácticos y necesarios. Una relectura antenta de este fenomeno demuestra que el trabajo real, aquel que es indispensable para una economia sana, ocupa el porcentaje menor de todos los empleos, así como los sectores agro-pecuarios son los que emplean la menor cantidad de gente en la organización económica de los países industrializados. Si con menos se puede vivir tanto ¿para qué continuar en las lineas hiperproductivas cuando ya no se tienen silos donde almacenar todos los stocajes?

La alternativa del decrecimiento no apologiza la vuelta a una época de penurias, sino a una era excelsa de simplificaciones. Nadie necesita la mayor parte de las cosas de las que es propietario y esto vale tanto para los plutócratas como para las clases medias como, incluso, para sectores amplios de esa pobreza creciente. La mayor parte de las cosas que una persona va a necesitar a lo largo de su vida pueden ser de uso compartido y publico sin necesidad de tener el título de propiedad. Si es así, si una misma cosa puede ser compartida por 10,100 o mas personas ¿porque deduplicarla o centruplicarla? Existen vectores de una cultura del compartir. No necesitamos comprarnos un autobús o un vagon de metro o una carretera para usarlas en exclusiva, tampoco un jet (aunque algunos lo hacen) o un helicóptero. Sin embargo,la cosa cambia cuando se trata de coches, bicis, raquetas de tenis, libros, compact disc, lavadoras, lavavajillas, apartamentos y todo lo demás con lo que se considera que pasa un estatus de vida.

Decrecimiento es menor producción, mayor planificación, mas reciclaje en los productos ya existentes y algo todavía más radical: deconstrucción de cosas fuera de tiempo y de lugar y peligros (plantas industriales contaminantes, minas peligrosas, plantas de extracción petrolera y de combustibles antiecológicos, edificios contraestéticos y peligros, diseños urbanisticos de barrios de concetración proletaria y un largo etcétera por completar). Decrecimiento significa dividar el conjunto de creatividades (y producciones y servicios) a hacer para el bienestar general y su reparto artimético entre quienes puedan asumirlo. Este simple planteamiento nos facilitaria la vida a todo el mundo, la dignificaría, se reducirian las tasas de estréss, de cánceres y de patologias severas, seviviría mas y mejor con la simple liberación mental de las inercias de la codicia.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com