El Blog

 
 

Calendario

<<   Febrero 2010  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

12 de Febrero, 2010

Reintegra.Gestion de Cobros

Por JordiSAR - 12 de Febrero, 2010, 15:44, Categoría: General

Para la cía. Reintegra. Carta de un supuesto moroso.

CdV12feb2010

al Tecnólogo en gestión de cobro que corresponda, del llamado departamento precontencioso.

Hasta donde mi memoria alcanza yo no soy ni nunca he sido cliente de Open Bank, si bien es cierto que hace unos meses tomé contacto telefónico con su oficina de Barcelona a propósito de una nota de depósito que recibí mensualmente por correo ordinario por unos 700€. durante el año anterior. Nunca llegué a personarme en tal oficina y las tentativas de acceso on line para verificar esa información resultaron nefastas dada su web un tanto encallada.

Con su notificación, de la cual ya tengo constancia de una precedente en términos similares, deduzco que tal cantidad que me venía como positiva en las notificaciones mensuales, en realidad se trata de un adeudo de mi parte. Si eso es así me gustaría que me informaran en qué momento y con qué pagos he generado yo tal gasto. Como vds son una agencia intermediaria dedicada a la caza y captura de, entiendo, morosos (a pesar de su flamante enunciado corporativo, el cual es de agradecer) en lo que menos están dedicados es a la investigación del hecho y a lo más en la localización de sus presas. Estoy de acuerdo con el slogan de reintegrar a cada cual lo suyo (deben conocer bien aquello de al césar lo que es del césar y a...etc). Por mi parte no tengo ningún inconveniente en facilitar su, -deben suponer vds- digna gestión.

Lo que no puedo hacer, porque va en contra de mis principios organizativos y mi económica que es de lo más básica, es regalarles (que no reintegrar) una cantidad que supone el doble de lo que actualmente gano como renda mínima (pirmi). Mi situación financiera actual me empuja a tomarme con ironía errores informáticos (o bromas) como la suya. La tesorería de estado ya ha inyectado demasiado dinero reunido con los impuestos de la ciudadanía para reflotar la banca privada como para que ésta se dedique a perseguir a los más pobres del censo poblacional.

Les invito a que no hagan nuevo gasto de papel ni de correo bancario en enviarme una información que no se ajusta a mi condición de deudor. (estoy en deuda con la historia y con la naturaleza, `por los daños que como consumidor haya podido ocasionar, pero con ese banco ni con vds, lo estoy en absoluto, algo que no puedo decir a la inversa, puesto que el tiempo de dedicación a compartirles mis preocupaciones tiene un coste de energía y de atención. Vamos a ver me deben casi 30 minutos de trabajo al ordenador. Bien les facturo una hora entera que mas intereses a medio plazo se convertirá en 3 horas, en pocas más ya sería el equivalente a la cifra que me mencionan).

En aras al interés mutuo al que apelan no solo no haré ese ingreso sino que haré caso omiso de nuevas cartas que reciba de vds a mi nombre, que a la postre lo hacen en un domicilio que no es el mío, mandándolas sin abrir directamente a la papelera desde la que reciclarlas como valor para pasta de papel que pueda servir para hacer nuevas resmas en las que imprimir textos de mayor placer que el suyo.

Quiero informarles que me sentiría sumamente complacido en acudir a una vista judicial con vds o con el representante del banco que me ha metido en la lista de sus deudores (¿no hay otras fórmulas para remontar los tiempos aciagos de crisis?). Considero que los espacios jurídicos son espectáculos excitantes que salen más baratos que pasar por la taquilla de cines, teatros, cabarets u otros circos, y que ponen una asíntota en una mañana ordinaria.

Como no tengo donde caerme muerto en el sentido literal de la expresión castellana, en el supuesto remoto que se demostrara que yo tengo esta deuda con tal banco no la pagaría de ninguna de las maneras ya que ni tengo liquidez ni tengo propiedades, fórmula esta que permite el máximo de felicidad existencial si se es capaz de no seguir los cromos fabularios de una sociedad de fantasmas.

Como su agencia va de mandada todo esto debe sonarles a chino mandarín. El mensajero del mensaje no tiene porque asumir su contenido. Lo mismo que cualquier paloma en esa función con la anilla en la pata, vds renquean la suya de una forma tozuda para que corra al primer cajero y les haga un ingreso. (¿en qué mundo viven? Eliot Ness acabó con los recolectores de impuestos por libre.). No se esfuercen. Hagan lo que deben de hacer y tramiten lo que deban de tramitar. (¿no han oído aquello de que “perro ladrador, poco mordedor”?). En tanto que recaderos no son responsables de poner en mal uso en sus ficheros mi buen nombre. Eso les pasa por ser intermediarios sin verificar la legitimidad de la reclamación que asumen trasmitir.

la humillación urbana

Por Néstor Estebenz Nogal - 12 de Febrero, 2010, 11:45, Categoría: CONFLICTOLOGÍA

 La humillación urbana. (notas en facebook)

El sistema social basado en el lucro de los individuos se distingue por su habilidad en organizar el caos. La planificación es inteligentemente irracional (a pesar de todo el contrasentido de juntar los dos términos) para que el crecimiento urbanístico se sustente en la destrucción contable y prevista. Es así que en las grandes ciudades que ya de ordinario generan situaciones de permanente humillación coexistencial cuando hay destrucciones de materiales, bloqueo de cañerías, cese del suministro eléctrico o el suelo moviéndose cada ciudadano no puede optar más que a poner la mejor de sus sonrisas irónicas en su papel de víctima. Los desastres por tormentas o por seísmos están desde mucho antes previstos. La culpa no es de la naturaleza sino de los humanos sin escrúpulos que aceptaron construir espacios habitados sin planificación lógica, lo es de quienes les dieron sus licencias, lo es de quienes especulan con la confiabilidad ajena.  Si vivir en el hacinamiento, la densidad, los atascos, la indiferencia masiva, los apretujones es ya hacerlo en medio de escenarios humillantes, mucho más lo es vivir el urbanismo con el temor continuo a que se te caiga el edificio en el que vives, se vengan abajo farolas mal amarradas o se tire alguien de un octavo piso y te caiga encima. Las víctimas de hoy deberíamos construir un futuro mejor mañana, pero si las victimas de ayer no consiguieron hacer del presente de ahora algo mejor, hay serias dudas para poder asegurar la otra perspectiva.

La rebelión es la historia reactiva de un momento, la revolución es la biografía de toda una vida. La una grita la palabra por mucho tiempo contenida, la otra filosofa el desasosiego existencial tratando de vivir el paraíso personal por dura que sea la existencia ética y por mucho que se demore el mundo de la utopía.

El principio de oposición se revela en todo y también en la tesitura existencial de cada individuo frente al medio y a los otros que lo ocupan. ”Vivimos entre antítesis” dice Ortega y Gasset refiriendo a los planteamientos tan distintos que se hacen desde la religión o o desde la ciencia. El miedo a la libertad (la de ser) sigue dominando el mundo. ¿Quien metió en tu garganta una víbora de miedos? pregunta Liber Falco.

Uno se pregunta qué haría ante un diagnóstico de cáncer. Lo que sabemos de la agresividad de los tratamientos de quimio y radioterapia disuaden de meterse en su perspectiva que pasa por el envilecimiento corporal. Existen métodos no cruentos desde la concepción naturista de la salud que le dan una oportunidad al cuerpo para que se restablezca. A fin de cuentas las células tumoradas pertenecen al propio territorio. Es un goce leer las confidencias de personas que lo han superado. Organizar la voluntad curativa es ya un gran factor de cura.

No es por desconsideración a tus expertas manos de estheticienne pero pensándolo mejor aguardaré a la cita del verdugo con hacha afilada. A cabeza rodante no hay que gastar en psicoimágenes.

El humano es el animal que mas desechos ocasiona y que menos idea tiene de lo que hacer con ellos. Hasta ahora las chatarras industriales, los abocaderos y los almacenamientos de neumáticos afeaban los paisajes, actualmente los depósitos de residuos nucleares ni siquiera están garantizados por los daños que puedan ocasionar. Lo más triste es que no faltan quienes venden sus almas al diablo por obtener puestos de trabajo custodiándolos ni quienes desean ingresar pasta en sus arcas municipales a cambio de poner en peligro la salud de sus vecinos.

Los actos de maltratos deben ser denunciados en la medida de lo posible. Eso los neutraliza o al menos fuerza a reducirlos. Todo lo que -como comunidad humana- podemos hacer ante los maltratadores (sean de animales o personas o recursos naturales) es denunciarlos e impedirles legalmente la comisión de nuevas atrocidades. Eso pasa por su desenmascaramiento y por su divulgación como malhechores. El reportaje de denuncia y su video reproducción es más efectivo que el empantanamiento de denuncias en juzgados.

Desde que rompí con la sociedad y vengo habitando el universo de la fantasíada me siento más acompañado que nunca con toda la nómina de personajes imaginarios. Dejé de ser víctima de la hipocresía y de los mercados materiales para vivir del aire del cielo mientras masticaba palabras. Sigo absorbiendo las aventuras de todos los capitanes venciendo a los malos siendo yo mismo aventurero para no sucumbir a un mundo de lacayos.

Instrucciones para la supervivencia sosegada: observarlo cuidadosamente todo eludiendo las confrontaciones superfluas, dejar acta testimonial de exploraciones, sentimientos y saberes; olvidarse de las propuestas que ponen en aprietos a lo demás, no caer en las trampas del consumismo ni de los objetos ni de los eslóganes, admirar una imagen radiante sin tratar de seducirla, dejar constancia de quien eres sin lamentar que no se te entienda.

La felicidad es el nombre del paraíso y el paraíso es el nombre de un lugar perdido que aún sigue fuera de los mapas geográficos. Tras el inventario de múltiples lugares trágicos se llega a la conclusión que el paraíso solo está dentro de uno mismo eso hace creíble la tesis de que la felicidad es autógena o de lo contrario no lo es. Quien no lo es por sí mismo es difícil que lo sea por la contribución de los demás.

Todas las relaciones humanas son complicadas. Más exacto: son conflictivas. El arte de la vida en sociedad es gestionarlas en positivo para que cada quien aprenda de las lecciones ajenas no olvidando las lecciones propias.

Blog alojado en ZoomBlog.com