El Blog

 
 

Calendario

<<   Mayo 2009  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Vida de Reyes.Una boda real

Por N.Estebenz - 15 de Mayo, 2009, 12:32, Categoría: ECOSdeSOCIEDAD

Vida de Reyes. Una boda real. Néstor Estebenz Nogal

Aunque te quieras mantener en la refracción de todos aquellos sucesos superfluos e impertinentes de las galerías de famosos y de la realeza es prácticamente imposible en un mundo muy bombardeado de noticias, o de anuncios que usurpan el legítimo lugar de ellas. Vamos el caso del Príncipe de Asturias, Felipe, hijo de Juan Carlos. Cumplidos sus 30 años  su cita matrimonial parecía una cuestión emergente, casi de defensa nacional. Ahora que está en marcha el protocolo para realizarla con Letizia Ortiz, la presentadora de telediarios que dejó el cargo con su nuevo puesto de nuera de reyes; se ha puesto en marcha una gigantesca maquinaria de expectativas: desde los curas que los van a  casar en La Almudena  hasta los que van a decorar el paso de su séquito a los mil y un detalles y sus encargados en la preparación de este magnoevento. Una parte de la población española lo espera. No son 117 y el sereno, pueden ser incluso millones de personas que viven de este asunto en sus conversaciones en la peluquería o incluso, aún más grave, en los salones de sus casas.  Casi a diario, en una parte u otra se habla de ello. Se nos casa el príncipe como si a los demás nos tuviera que importar eso. Si no nos importa lo de dos desconocidos que se casan y se anuncian con sendas y grotescas pancartas en balcones y puentes sobre autopistas, ¿cómo nos va a importar lo que pueda hacer el príncipe y esta nueva princesa, rescatada de las durezas del vivir salarial cada dia para saberse comportar en público y codearse con ilustres? Pero inevitablemente se habla de ello porque a mucha gente sí le importa y con esa importancia parecen reforzar los papeles predestinados del uno y de la otra. ¿Dónde está su libertad, su independencia de criterio? Por supuesto si hay un esclavo de su guión incluso desde antes de nacer este es el de un príncipe y por añadidura el de su consorte. Su amor, cuando concurre, es una materia pública, una cuestión de estado. me pregunto porque gente de 30 o poco más años con vientos nuevos en sus redes neuronales no son capaces de expresar su deseo, marcar su  idea sobre sus vidas en un asunto tan privado como es su matrimonio. Una cosa es que la casa real y la tradición decidan por ellos y otra es que se presten a la demanda social y política de jugar con sus figuras y sus papeles. ¿cómo creer en su discurso de civismo cuando el  montaje de su coreografía matrimonial se cuenta por millones de euros? ¿cómo poderlos aceptar como hijos de una sociedad que  que les paga su desparpajo cuando a muchos nos bastaría que hicieran lo que quisieran pero en privado y sin invadirnos nuestro campo de información? Es posible que algún dia a los que viven la vida de reyes les llegue esta noticia: hay gente y no poca a la que no  nos importa en lo más mínimo lo que hagan o dejen de hacer y la tradición de su linaje, con tal de que esto no suponga una carga económica para la sociedad y no nos bombardeen con el eco de sus aventuras.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com