El Blog

 
 

Calendario

<<   Mayo 2009  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

En el reino de la estereotipia

Por JesRICART - 15 de Mayo, 2009, 12:28, Categoría: LA VIDA URBANA

En el reino de la estereotipia. JesRICART

Llevamos décadas escuchando lo mismo; siglos, con las mismas referencias. Repitiendo  efemérides,

nombres, calles, casas, muebles, gentes, conversaciones. Los mismos escenarios una y otra vez. Eso no es lo peor, lo peor es que nos pasamos la vida comentando las mismas jugadas. Estamos hartos de estar hartos. Eso ya lo dice una de las canciones preclaras de un arte que solo lo es expresándose como revolucionario. La estandarización es lo que más cansa. El comportamiento  humano la  prefiere a la originalidad. Esto no se expresa con total rotundidad sino que se deduce de la interpretación de los implícitos en la mayoría de las elecciones que se hacen. La contradicción es la siguiente: de una parte, la sociedad de consumo  necesita reactualizarse con nuevas estimulaciones para ampliar el repertorio de productos que puedan venderse; de otra, la necesidad intrínseca de cada producto en consolidarse y en ganar su cuota de mercado fragmenta la situación con distintas líneas de clientelismos.  El consumidor fiel de marca es el que no anda buscando productos nuevos o alternándolos todos sin decidirse por ninguno, es el que va tras uno concreto que le satisface suficientemente. En el colmo de su fidelidad    no querrá probar ningún otro por novedoso que sea. Es así que nos encontramos con un perfil dominante de dos fenómenos distintos: el de la consolidación de los referentes que se tienen  y el de la innovación para incrementar el parque estimulario y la oferta de nuevos posibles productos. A los nuevos planteamientos hay que buscarles expectación, publico, sector de interés, nuevas tandas de consumidores. Las clases pudientes se pueden permitir pagar lujos y novedades, las otras tendrán que esperar para hacerlo. Todo termina por ser consumido por todos, más o menos tarde según el recibo de noticias y las posibilidades de su pago. El secreto del sistema es precisamente este, extender las posibilidades de compra a todo el mundo. Se gana mas con un producto relativamente asequible para todos que no con uno supercaro asequible solo a los mas económicamente privilegiados. A la diversidad de ofertas del mercado se le puede agradecer un cierto poli cromatismo urbano. Es cierto que desde que hay mercado hay una relativa variedad. En realidad la razón histórica por la que nace el mercado es esa: complementar lo que falta en unas zonas con lo que puede ser exportado desde otras, sea por que son excedentarias o porque trafican con ello como fuente de beneficio.

La estereotipia pasa por la predicción de unas mismas conductas y maneras. Eso es la cita renovada con las faltas de originalidad. Si bien el rito de la vida pasa por un cierto ritual de repeticiones si la vida no ofrece variables distintas se hace sumamente agotadora. Uno de los lujos existenciales consiste en poder disfrutar de las novedades; lo contrario es someterse al cliché, al rol rigurosamente fijo, a exactamente  lo mismo con un estilo inamovible un año tras otro, una década tras otra.

Hay una doble sentimentalidad del sujeto ante el espacio: de un lado, necesita los referentes estables que le garanticen su ubicabilidad en las coordenadas; de otro, necesita las variables con las que significar su biografía. Sin variables no hay significación de personalidad posible. Todo lo que puede distinguir a una persona de otra es sus variables de sujeto: además de las características físicas sobre todo las comportamentales que incluyen los elementos auto decorativos. La sociedad de consumo se empeña en disfrazar formas que pueda enlatar de alguna manera para ponerles un precio de venta al público. El sistema de mercado es una gran performance a escala mundial pensada más para excitar la curiosidad que para cubrir las necesidades. Digámoslo menos paramétricamente: un buen número de ofertas son variaciones de lo mismo. Se aceptan los cambios de aspecto de las cosas en contextos en los que hay mas resistencia a aceptar nuevas cosas. La tendencia mundial de los consumos admite la alternancia de unos objetos con otros pero no favorece la alternativa a todos ellos. El reino de la estereotipia seria derrocado con otras formas existenciales, imaginadas y deseadas, difícilmente practicables. Los productos de mercado concuerdan con la disposición psicológica natural a admitir unos referentes fijos que seguricen los procesos más que con grandes innovaciones. Cualquier innovación importante crea una ruptura con el costumbrismo anterior. Existe la estandarización porque las mentes se alían instintivamente para formar parte de una amalgama masiva e informe.  No todo el mundo está dispuesto al descubrimiento a pesar de que los sondeos de exploración forman parte del proceso infantil de crecimiento y acompañan al adulto hasta la madurez que siga conservando esa pulsión infantil por conocerlo todo.

La vida, sin embargo, no sigue un proceso unitario. Es distinta en cada individuación, también en cada época cultural y en cada contexto político, étnico o nacional. Unas tipologías son más propensas al cientifismo y el hallazgo de alternativas y otras lo son a la consolidación de las inercias tradicionales anteriores. El mundo estandarizado, el que ofrecen los escaparates, las carreteras o los edificios oficiales no impide que cada sujeto investigue por su cuenta un mundo desestandarizado a la medida de si misma. Puede hacerlo de puertas para adentro en su casa o en el circulo de sus relaciones mas estrechas. Si tiene claro que la realidad como mínimo tiene dos expresiones: la que determina el mundo exctradomiciliario de la que se puede procurar en el intradomicilario todo irá mejor en cuanto a cambiar las cosas en su inmediatez y hacerlas mas divertidas y originales. En cierta manera, depende de su fuerza original en su soberanía privada que podrá resistir la estereotipia impuesta en lso lugares de los que no es soberano y pasa como un simple elemento paisajístico lo mismo que los demás pasan con esta categoría ante aquel.

Parte de la realidad impuesta con un patrón estandarizada pasa por los límites: el limite de resistencia, el límite de energia, el límite de la salud, el límite de la palabra, el límite del hacer, el límite, en suma, de la seidad.  Kasl (1983) estableció una relación entre personalidad y cáncer de pulmón y la  relación entre vida estresante y enfermedad. Incluso el límite de la vida es estandarizado a escala socio-industrial. La gente muere precipitando implícitamente su fin sin llegar a acciones suicidas evidentes, a partir de agotarse con el vivir reiterado y no  resolver el sin sentido de todo. El secreto, si hay alguno, de la continuidad biográfica no es el de encontrarlo sino el de soportar felizmente su falta tomándolo todo, incluido lo propio en sus avatares y éxitos, como un espectáculo literario.

Blog alojado en ZoomBlog.com