El Blog

 
 

Calendario

<<   Febrero 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

El Archivo

Por YASHUAbcn - 20 de Febrero, 2009, 9:39, Categoría: EGODOMÓTICA

Es un gasto que guarda un paralelismo con el de biblioteca pero nada confundible con ésta. Incluye todos los materiales  auxiliares clásicos de ordenación de textos y panfletos, incluyendo mobiliario específico como archivadores y estanterías, pero también revistas y magazines que integran los dossieres. El ultimo estante de todos los estantes dedicados a biblioteca contienen las carpetas de los archivos de dossieres y colecciones de revistas.   El gesto más remoto que conserva mi memoria de una actuación por un archivo fue el de recortar noticias de prensa que pegaba en hojas en blanco como manera de conservación. Los primeros elementos visibles fueron  portahojas con anillas donde metía los  folios perforados. Posteriormente las incrementé con carpetas de las llamadas de proyectos (carpetas de caja hechas de cartón ligero) que fueron las que acabaron dominando mi arsenal de clasificaciones.En ellas fui metiendo, y siguen estando, materiales de todo tipo: desde los panfletos de la clandestinidad hechos con multicopistas a artículos recortados sacados de revistas, a colecciones de revistas. Mi archivo empezó en 1968,como tantas otras cosas de mi vida y fue creciendo hasta que internet ya en su apogeo y éxito en 1990 y la conservación digital de la información y de las referencias reducían los recursos manuales a una antigualla. Sigo conservando las carpetas por razones arqueológicas más que prácticas.   Algún dia, tal vez, alguien lo digitalice todo y ya no tendrá sentido seguir manteniendo algunas docenas de carpetas que ocupan un espacio precioso. En la actualidad raramente gasto dinero en la adquisición de nuevas carpetas para otros almacenajes pero puesto que ha sido un gasto continuado en otras épocas es una dimensión reconocible en los balances de gastos.

 El archivo es ahora el doble concepto de  manual y de digital.  También contiene o comprende aquellos gastos de información envasada en medios acústicos o visuales de reproducción tales como cd roms,dvds o cassettes de audio o video. La línea entre lo que es un gasto de biblioteca o uno de archivo lo determina no tanto el valor de cada producto sino su función. Un libro tiene un valor más clásico, es una inversión para siempre. Un archivo es algo más ligero y coyuntural para ser usado en los desarrollos elaborativos y en la narración ensayística o literaria. Luego, curiosa y paradójicamente, en la practica de las ciudades y sus historias los archivos llegan a almacenar millones de documentos que van a requerir docenas de años antes de que pasen a ser conservados electrónicamente. La conservación de los datos es uno de los fantasmas que peor llevan las administraciones y las centrales de almacenes documentales, puesto que ni siquiera los cds están a salvo de microorganismos que pueden llegar a deteriorarlos. si bien esto es terrible pienso que si la industria del cine y de la discografía ha podido conservar en celuloide y vinilo por un siglo materiales visuales y acústicos preciosos, también a la larga se encontrarán formas para superar los límites intrínsecos de la conservación digital.En todo caso, por ahora los discos duros de los ordenadores parecen las cajas fuertes más seguras de la información.

Un archivo privado es un trabajo de coleccionista.Es una inversión en preciosismo donde se pueden dedicar cientos o miles de horas sin llegar a concluir del todo el trabajo.El archivador es el que abre y guarda una y otra vez los expedientes para consultar datos concretos y ver los facsímiles o si los tiene los originales de documentos clave. No es mi caso. Mis carpetas encierran millares de documentos, parte de los cuales han estado vinculados a mi biografía personal como reproducciones de materiales perseguidos y por lo tanto clandestinos, que influyeron en mi carácter. Los conservo como fuentes casi primarias por si alguna vez pueden servir a alguna biblioteca que quiera conocer partes históricas no tratadas al completo y para mi mismo por si alguna vez decido acudir a ellos para citarlos como fuentes de mis propios trabajos escritos. Un archivo en realidad lo completa el usuario anónimo y no quien se ha puesto manos a la obra a hacerlo.Lo que es más, la pasión de archivo puede desplazar la del usuario porque aquel comporta mucho trabajo y este necesita mucho tiempo.Sería la división entre la logística y el goce. Es el usuario en el momento resultante de algo quien pone el verdadero sentido a todo un proceso previo y por el que ni siquiera trabajó. Carlos Fuentes[1]  entre otros escritores habla de esa completud de lo propio en el otro.

En la medida en que las colecciones siguen modernamente con dvds y cdroms y cdsofts, el archivo es un parámetro vigente pero que apuna a otras adquisiciones que ocupan menos espacio y contienen más información. Las colecciones de revistas que he reducido bastante[2] , también forman parte de esta dimensión de gasto.

Desde que concluí la etapa de las carpetas/caja reduje sensiblemente la continuidad de colecciones, así como el criterio de almacenar noticias e infos por sistema lo sustituí por vaciar cada cosa que recibía del dato que me importaba y mandarla a continuación a la papelera. aún así, mi dinámica de criba y selección sigue un ritmo inferior al de obtención(en puntos de información) o llegada (por vía postal) de textos gráficos que no me da tiempo de repasar y pasan a cestas o cajones en el despacho. Me basta tomar cualquier papel en una de esas ubicaciones a la espera para tener algún rato de trabajo o incluso horas. a veces encuentro papeles (también notas manuscritas de mi puño y lera) de hace varios años que me puede llevar más de una hora trabajar lo que ellas pautan.

El archivo tiene una función de bondad por la cantidad de recursos que proporciona y tiene incrustado un lastre por tener que acarrear todo, cuando de todo sólo  interesa el dato que transporta y me cabe explorar la posibilidad  de que lo haga mío. Por encima del interés material de su conservación prevalece la información.Lo demás, el papel, el formato, el decorado puede llegar a ser anecdótico sin minusvalorar su valor creativo  o artístico.Esta modificación del criterio de archivo ha ido reduciendo los gastos  derivados en tanto que parámetro de mantenimiento o consumo.

 



[1] Escritor mexicano. En Instinto de Inez  ha dado la máxima libertad al lector, que es quien finalmente debe continuar la novela. Tiene muy claro que “no existe la libertad si no su búsqueda y tal búsqueda es las que nos hace ser libres”.

[2] DIálogos,CompraMastra, NaturVida,...

Blog alojado en ZoomBlog.com