El Blog

 
 

Calendario

<<   Enero 2009  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Hacer de final de una historia

Por JesRICART - 20 de Enero, 2009, 18:26, Categoría: ARTESUMA

En una entidad bancaria de la zona sur de España una determinada caja de seguridad contiene unos documentos que implican una larga cadena de sobornos y de especuladores ilegales para recalificar una zona desurbanizada en urbanizable. La  entidad que ha sido asaltada por una banda de ladrones dejan  al gerente (el personaje de Antonio Resines) encerrado durante todo un fin de semana en la cámara que contiene las cajas. En ese periodo infiere lo que pudo suceder en la zona incendiada deliberadamente  para propiciar el proyecto urbanístico y en la que falleció  su hija adolescente por estar acampada allí.

La película dirigida por Enrique Urbizu es la trama vertebrada en torno a la búsqueda de estos papeles. Quienes los guardaban estaban implicados en la especulación, magnates de la zona, entre ellos el exalcalde y el exjefe de la policía (el personaje de José Coronado) y quiénes revientan la caja es un grupo de atracadores que no tiene nada que ver con los otros. La historia deja de ser un trhiller vulgar para convertirse en un tema del máximo interés cuando desde el principio el gerente no confía en la policía que investiga el tema del atraco para ocuparse por su propia cuenta de investigar el tema de la especulación inmobiliario. Esto le lleva a seguir distintas personas hasta dar con el capo italiano que está detrás de todo. En lugar de delatarlo pide que se le incluya en la cadena de receptores de sobornos. Da la información al periódico para explotarla. Cuando es preguntado porque no hacer la denuncia por la vía judicial en lugar de acudir a la prensa  responde que el periodismo  destruye reputaciones y hace mucho más daño que el sistema judicial. La Caja 507 tiene la resaca  de las noticias de urbanizaciones fraudulentas que se han dado en zonas turísticas del país. En lugar de lo que suele suceder habitualmente en la realidad uno de los afectados, gracias a una casualidad, decide tomarse la justicia por su mano, no precisamente matando sino trasladando la información que tiene a los lugares precisos para desencadenar una matanza entre mafiosos, de la que no tiene el menor cargo de culpa. Esa es la clave, la de presentarse, desde su exigüidad pero con inteligencia, como el final de la historia de un proceso de años para el gran negocio. En la trama hay un malo declarado, el personaje de Coronado que sabe que es hombre muerto si no encuentra pronto la información de los sobornos que le ha sido substraída en el banco y eso le lleva a matar a la banda de ladrones y a ser muerto a su turno por haber defraudado al capo italiano. Coronado recuerda a Bruce Willis  en su modo de actuar pero su personaje es más creíble que el de éste.  Otro mensaje interesante de la película es la del magnate del periódico que también está implicado  indirectamente en el asunto  que asegura algo que sólo desde su posición de poder puede afirmar con rotundidad: “publicar la verdad no basta para arreglar el mundo” a pesar de lo cual va dando cuenta de la caida de otros implicados en esta historia criminal, entre ellos la del capo italiano.

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com