El Blog

 
 

Calendario

<<   Enero 2009  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

14 de Enero, 2009

Efemérides de día

Por YASHUAbcn - 14 de Enero, 2009, 14:49, Categoría: The OBSERVER

Un frio que pela. El velero de 4 palos, el Juan Sebastián de Elcano esta atracado en el puerto de Cádiz. Una línea de separación a bastantes metros del muelle (vallas de obras y cintas) deja a los familiares y curiosos al otro lado del proscenio y  de una línea de guardiaciviles muy al tanto del reparto de los personajes.

A bordo del famoso barco los guardiamarinas adoptan la posición de crucificados repartidos por cuerdas y porta velámenes. Autoridades y figuras uniformadas pululando por la escena. Vemos algunos uniformes del ejercito de tierra subiendo. Grupos de familiares diciendo adioses y haciendo aspavientos amorosos a sus héroes. Los grumetes que no se les puede llamar así porque van a ser formados como marinos, alejándose del odioso calificativo de marineros, que apenas han dejado la adolescencia, están a punto de embarcarse por los mares. Antes que dos remolcadores tiren con estachas por babor para separar el coloso de tierra firme el personal que ha venido a la despedida ha tenido tiempo de congelar sus almas. Unas cuantas cámaras de televisiones vienen a cubrir ese interesante evento. Cada año se repite el escenario. Los agraciados para ir a vivir la experiencia de unos cuantos meses de altamar y de  visita de unos cuantos puertos la experiencia será inolvidable. Las experiencias de mili lo son siempre aunque no se vuelva a visitar nunca más el regimiento en el que tocó ir vestido de romano durante una temporada y aprendiendo el tiro al blanco para matar seres humanos en caso de guerra.

No sé que hago en el lugar. Como voy acompañado toca aguantar y esperar a que la goleta-bergantín, de  eslora máxima de 94metros, una manga de 13 y 10 nudos de autonomía, con la diosa Minerva en el mascarón de proa, tome el ángulo fotogénicamente adecuado  para sacarle fotos antes de atreverse con los mares que le esperan. En algún momento nos hacemos fotos con un conocido que viene uniformado de capitán de navío.

Los fríos días de enero ponen los grados oportunos para otras calamidades de esta temporada.

Ángela Merkel, expresa la indisposición gubernamental alemana en participar en una competición de ayuda a la banca privada. El dinero bancario no es tan segurizante como en principio una cifra importante podría presuponer. Las intervenciones puntuales de estado brotan cuando es necesaria la regulación pero la mayoría de opiniones están pro la vuelta al libre mercado, que volverá a inflar los beneficios de unos y a poner el peligro la estabilidad social de otros.

Se cumple, medio siglo de una de las fatalidades mas graves por negligencia del XX en la España franquista. Ribadelago, fue arrasado por las aguas  en 1959. La gran catástrofe de rotura de su presa fue debido a una mala concepción en su construcción y al uso de materiales deficitarios. Fue la primera vez que se lleno la presa por completo dada la copiosa  lluvia y no pudo aguantarla. El franquismo echó la culpa a la climatología y al terreno pero los medios de comunicación internacionales y alguno local dijeron la verdad del asunto. La mayor parte de la prensa nacional puso el énfasis en la solidaridad desplegada. En un país tan timorato un perfil austero ha ido creciendo. Nadie puede olvidar que no hace tantas décadas la península ibérica estaba sumida e el más duro atraso económico y mental.  Cuando pasan catástrofes superdimensionados como en el terremoto de Izmit por materiales de obra deficitarios o crecidas de agua e inundaciones en otras latitudes no hay que olvidar que no hace tantas décadas hubo catástrofes de envergadura en países que ahora pertenecen al primer mundo.

Fernando Fernán Gómez y el famoso mal carácter que cultivó desmontó para siempre la beatitud del fan o del espectador adepto. Llevó la representación teatral a la escena cotidiana eliminando la frontera entre tarima y platea  Su teoría de la timidez y la catarsis del grito dejó la intuición sugerente de que todo es representación, incluida la indisposición, el exabrupto, el ataque. ¿Si todo es teatro para qué preocuparse por algo? Pero el teatro de los crímenes y de los desastres va en serio, no permiten los roles de la observación y la expectación. Informar se ha convertido en una decisión peligrosa.

Me gustaría creer que todo puede ser más bonito de lo que es. La vida sería más hermosa y en lugar de dedicar el tiempo al deseo de un mundo mejor lo estaríamos gozando en toda su extensión.  No hay historia sin fracasos ni futuro sin grandes incertidumbres. En los panoramas de incertezas la caída de los referentes es una constate. Bastantes dificultades tiene cada ídolo de la palabra para autorreferenciarse y sostenerse  a sí mismo y a su proximidad como para hacerlo a escala global. Casos como los de Romina Power y Al Bano, separados y en litigios por repartirse los bienes, hacen pensar que el sujeto humano ni siquiera esta a salvo en el terreno de su privacidad.

 

 

Abentismo mental, saludo missing.

Por YASHUAbcn - 14 de Enero, 2009, 14:40, Categoría: The OBSERVER

Una de las cosas que más demuestra el absentismo mental del personal  que está o trabaja de cara al público es cuando no responde al saludo, en particular al buenos días mañanero. Quien tiene por costumbre saludar  se queda un tanto  extrañado si no se le hace acuse de recibo, el otro ni siquiera ha advertido el acto comunicativo del  que ha saludado. Como millones de personas formo parte de ese magma anónimo donde me  cruzo con los demás. A veces doy con  gente y hábitos  tan gélidos que ni siquiera usan los ojos para mirar a los demás. Ven bultos. En determinados locales donde la gente va a tomar sus cafés o sus dosis de excitantes a primera hora, nadie dice nada. El único ruido que se escucha es el de la cafetera y el de los utensilios para los brebajes, las monedas sobre la barra, la puerta, los pasos,... cualquier ruido menos el verbal. Son lugares en los que se socializa el silencio. Además del deseo de tomar uno de esos productos para los que se declaran incapaces de hacer en sus cafeteras o teteras domésticas uno piensa que ahí también se va para sentir calor humano. A veces dos conocidos que se reconocen se dicen unas cuantas cosas y eso rompe el aspecto de secretismo dominante. A fuerza de dar con absentistas y faltas de saludo se opta para hablar por las cuestiones esenciales y evitar gasto superfluo de voz. Por otra parte el saludo está en descrédito cuando el contacto verbal no pasa de él. Por eso Godard llevó al cine una expresión rutinaria de una frase todo seguida que incluía la respuesta habitual del interlocutor: "que tal está-muy bien-gracias", ridiculizando la perdida de sentido de la respuesta estandarizada absolutamente mentirosa

La puta insinuativa

Por YASHUAbcn - 14 de Enero, 2009, 14:38, Categoría: The OBSERVER

Estoy solo  trabajando en la mesa de un bar. Vienen una mujer despampanante con una tela muy sedosa por vestido que se le arrapa a las formas y dándome la espalda con el pretexto de reajustársela exhibe su culo y sus formas. Me mira de reojo y yo la miro a intervalos compartiendo el artículo que estoy escribiendo al ordenador. Cuando despues de un largo rato ella ha terminado de recomponerse le digo tres bien, pero no entiende el sentido de mi expresión. No añado nada más. Podria haberle dicho: tu peux continuer avec l`estreptease complert pero no lo hago. Ante mis dos palabras ella se alarma y me pide explicaciones. Se lo repito deus veces y se va con cara de pocos amigos. Al cabo de un rato vuelve fumando  envuelta en una aureola de nicotina y con una sonrisa exagerada. Le digo que estoy trabajando. Desparece de nuevo. Despues de otro rato veo que abandona el local. Tal vez ha sido enviada por su chulo. Experimento tres sensaciones: curiosidad antropológica por el ave de corral, verdadera pena por la mujer, absoluto asco por su olor a tabaco y sus maneras pero también ¡crasa contradicción! como mi pene se inquieta ante los volúmenes féminos de esa ocasión. 

La bronca del boss progre.

Por YASHUAbcn - 14 de Enero, 2009, 14:35, Categoría: The OBSERVER

El boss de un local playero de verano lleva pintas completamente progres. Cabello estorrofado, camiseta arrapada, musculosidad exhibida. Es el dueño o está al cargo de un lugar a la sombra con una de esas barras ovaladas que ocupa el lugar central del establecimiento, lleno de taburetes, mesas, sofases y butacas de director. A su alrededor  una media docena de empleados jóvenes hacen su tarea. De pronto les bronquea a todos al unísono. Ninguno de ellos  levanta cabeza: sirviendo bebidas, sacando el polvo de las mesas,..La música cuadrafónica con bafles enormes colgados de las paredes se ocupa de industrializar la alegría y de poner suficiente ruido para que todo quede capturado en ese particular submundo de las relaciones humanas ninguneadas. Observación tomada en un punto turístico de la Grecia emergente que no quiere ser menos para ponerse a la altura de las formas envasadas de ocio con precios así mismo en la cresta. El boss olvida que los clientes tenemos ojos y miradas y oídos y mentes y que detalles como este en el que no tiene ningún reparo en poner en ridículo públicamente a sus subordinados puede ser un motivo para no volver al sitio. Claro que es posible que el motivo de la bronca fuera justo y  habrá quien piense que lso empleados necesitan de regulares rapapolvos para que no olviden quien manda.

El bibliotecario inútil

Por YASHUAbcn - 14 de Enero, 2009, 14:33, Categoría: The OBSERVER

Antes de superar el obstáculo de un escalera de 8 peldaños para acceder a la puerta central de la biblioteca del Centre Cultural Français le pido a un bibliotecario parapetado tras los intereses de su ordenador si es posible un acceso  con silla de ruedas por una puerta lateral, Dice que en efecto no existe pero que hay un despacho que impide pasar. Voy a ver las posibilidades reales de acceso y advierto que si es posible. Abro la puerta por el interior y luego empujo la silla de ruedas para acceder por ese lugar. Entretanto el bibliotecario inútil –inútil para nosotros, claro- no ha abandonado su puesto ni se ha preocupado por el desenlace de nuestro objetivo. Antes de eso, el tipo de puertas que recoge bártulos y bolsas en custodia, antes de facilitar la respuesta sobre nuestra intención de pasar unas horas dentro del pabellón trabajando, nos pregunta si tenemos el carnet. ¿Cómo es posible que haya tantos subalternos al planeta poniendo dificultades al proceso  existencial de la gente? Con el segundo me quedo ganas de decirle que hay dos modos de habitar el planeta: una, calentando una silla y otra ayudando a las soluciones concretas y que sin lugar a dudas él lo habita de acuerdo con la primera forma. El problema de juzgar a esos tipos  por esos primeros detalles es que siempre se pueden escapar de la objeción diciendo que en realidad no son así o que estaban distraídos.

Parterres con pinchos de metal

Por YASHUAbcn - 14 de Enero, 2009, 14:32, Categoría: The OBSERVER

Dos largos parterres de unos 9 o10 metros de longitud cada uno y unos 45 cms de ancho a una altura de otro metro tal vez enmarcan la entrada a un gran edificio. Esta configuración no tendría nada de particular si no fuera porque a lo largo de su repisa tiene clavados unos hierros puntiagudos, a modo de lso cristales de botellas que se enganchan con cemento arriba de las paredes que cercan recintos para impedir que salte la gente. La función en los parterres es para impedir que se siente la gente. En el lugar donde deberían están las plantas apenas si hay unas malviviendo, quizás no decididas a desarrollarse del todo, entristecidas por la falta de compañía.

 

Hago un esfuerzo para tratar de ponerme en el lugar de quien decidió tamaña política de protección forestal. Desconozco el pasado de tal elemento arquitectural y si los miles de culos que se sentaron en él con sus metanos acabaron con todo vestigio de vida, lo que sí constato es que las plantas residuales son escasas y nada pletóricas. El objetivo de que no se siente gente allí está sobradamente cumplido. Nadie decide ir a pinchar su culo en el lugar, se sientan mas cómodamente en los escalones que dan a la puerta del mismo establecimiento. El cual pro cierto, es la parroquia Santa Teresa de Serekunda, un detalle no insignificante para medir como entiende su dirección apostólica el tema de la caridad, la cual, a la vista está, se traduce, en su particular versión, no permitir que la gente vaya de tertulia a su entrada sentándose en sus parterres.

El grito ante el sapo

Por YASHUAbcn - 14 de Enero, 2009, 14:30, Categoría: The OBSERVER

 

En la mesa de al lado del restaurant una pareja hablando en voz baja. En cierto momento ella se levanta con gritos de histérica mal acostumbrada. Un pequeño sapo le ha rozado el pie. El local tiene unos cuantos. Están acostumbrados a la presencia humano y los humanos están acostumbrados a sus presencias. Se alimentan de insectos lo cual facilita la vida humana. Nadie hace caso a los gritos de la chica. Ha necesitado manifestar públicamente su asco o su fragilidad. Forma parte de la larga colección de fobias en las que no pocos seres humanos limitan. Una fobia se instala como resultado de una falta de reflexión absoluta. Inconscientemente es un pretexto para acogerse a los cuidados y mimos de quien tenga mas cerca para protegerla no tanto de los animales como de si misma. Para cuando tenga que hacer un grito en serio pidiendo un eseoese por algo realmente importante nadie la oirá ni le hará el menor caso. Posiblemente su grito ha alarmado al sapo y está noche habrá perdido el apetito no cumpliendo con su tarea de limpiador de otros animales más pequeños pero más molestos y problemáticos.

 

Efemérides de día

Por YASHUAbcn - 14 de Enero, 2009, 14:28, Categoría: The OBSERVER

Un frio que pela. El velero de 4 palos, el Juan Sebastián de Elcano esta atracado en el puerto de Cádiz. Una línea de separación a bastantes metros del muelle (vallas de obras y cintas) deja a los familiares y curiosos al otro lado del proscenio y  de una línea de guardiaciviles muy al tanto del reparto de los personajes.

A bordo del famoso barco los guardiamarinas adoptan la posición de crucificados repartidos por cuerdas y porta velámenes. Autoridades y figuras uniformadas pululando por la escena. Vemos algunos uniformes del ejercito de tierra subiendo. Grupos de familiares diciendo adioses y haciendo aspavientos amorosos a sus héroes. Los grumetes que no se les puede llamar así porque van a ser formados como marinos, alejándose del odioso calificativo de marineros, que apenas han dejado la adolescencia, están a punto de embarcarse por los mares. Antes que dos remolcadores tiren con estachas por babor para separar el coloso de tierra firme el personal que ha venido a la despedida ha tenido tiempo de congelar sus almas. Unas cuantas cámaras de televisiones vienen a cubrir ese interesante evento. Cada año se repite el escenario. Los agraciados para ir a vivir la experiencia de unos cuantos meses de altamar y de  visita de unos cuantos puertos la experiencia será inolvidable. Las experiencias de mili lo son siempre aunque no se vuelva a visitar nunca más el regimiento en el que tocó ir vestido de romano durante una temporada y aprendiendo el tiro al blanco para matar seres humanos en caso de guerra.

No sé que hago en el lugar. Como voy acompañado toca aguantar y esperar a que la goleta-bergantín, de  eslora máxima de 94metros, una manga de 13 y 10 nudos de autonomía, con la diosa Minerva en el mascarón de proa, tome el ángulo fotogénicamente adecuado  para sacarle fotos antes de atreverse con los mares que le esperan. En algún momento nos hacemos fotos con un conocido que viene uniformado de capitán de navío.

Los fríos días de enero ponen los grados oportunos para otras calamidades de esta temporada.

Ángela Merkel, expresa la indisposición gubernamental alemana en participar en una competición de ayuda a la banca privada. El dinero bancario no es tan segurizante como en principio una cifra importante podría presuponer. Las intervenciones puntuales de estado brotan cuando es necesaria la regulación pero la mayoría de opiniones están pro la vuelta al libre mercado, que volverá a inflar los beneficios de unos y a poner el peligro la estabilidad social de otros.

Se cumple, medio siglo de una de las fatalidades mas graves por negligencia del XX en la España franquista. Ribadelago, fue arrasado por las aguas  en 1959. La gran catástrofe de rotura de su presa fue debido a una mala concepción en su construcción y al uso de materiales deficitarios. Fue la primera vez que se lleno la presa por completo dada la copiosa  lluvia y no pudo aguantarla. El franquismo echó la culpa a la climatología y al terreno pero los medios de comunicación internacionales y alguno local dijeron la verdad del asunto. La mayor parte de la prensa nacional puso el énfasis en la solidaridad desplegada. En un país tan timorato un perfil austero ha ido creciendo. Nadie puede olvidar que no hace tantas décadas la península ibérica estaba sumida e el más duro atraso económico y mental.  Cuando pasan catástrofes superdimensionados como en el terremoto de Izmit por materiales de obra deficitarios o crecidas de agua e inundaciones en otras latitudes no hay que olvidar que no hace tantas décadas hubo catástrofes de envergadura en países que ahora pertenecen al primer mundo.

Fernando Fernán Gómez y el famoso mal carácter que cultivó desmontó para siempre la beatitud del fan o del espectador adepto. Llevó la representación teatral a la escena cotidiana eliminando la frontera entre tarima y platea  Su teoría de la timidez y la catarsis del grito dejó la intuición sugerente de que todo es representación, incluida la indisposición, el exabrupto, el ataque. ¿Si todo es teatro para qué preocuparse por algo? Pero el teatro de los crímenes y de los desastres va en serio, no permiten los roles de la observación y la expectación. Informar se ha convertido en una decisión peligrosa.

Me gustaría creer que todo puede ser más bonito de lo que es. La vida sería más hermosa y en lugar de dedicar el tiempo al deseo de un mundo mejor lo estaríamos gozando en toda su extensión.  No hay historia sin fracasos ni futuro sin grandes incertidumbres. En los panoramas de incertezas la caída de los referentes es una constate. Bastantes dificultades tiene cada ídolo de la palabra para autorreferenciarse y sostenerse  a sí mismo y a su proximidad como para hacerlo a escala global. Casos como los de Romina Power y Al Bano, separados y en litigios por repartirse los bienes, hacen pensar que el sujeto humano ni siquiera esta a salvo en el terreno de su privacidad.

 

La Vida Tangencial

Por JesRICART - 14 de Enero, 2009, 14:12, Categoría: COMUNICACIÓN

Este no es mi mundo, pero el mundo nunca se paró para que me apeara, los deseos no fueron oídos y esa demanda podía ser muy romántica y cantada pero totalmente inaplicable. Vivir en un mundo que no es el tuyo es como estar a la fuerza en casa ajena en la que cuentas no por ti mismo sino como figura ensombrecida. Para embrollar más la cosa la idea de mundo es confusa. ¿Qué es el mundo? ¿El globo terráqueo? ¿La sociedad? ¿El sistema económico-político? ¿La geografía? ¿La gente? Supongo que es una expresión demasiado grande que os viene excesiva a meros individuos que no paramos de usar el vocablo para hacer pompas con nuestras frases. Jesús Quintero tiene un bello texto de amor a la propia tierra (Andalucía en este caso) no por ser la más grande o la más maravillosa, sino por ser la suya, por vivir bajo sus cielos. Es cierto, necesitamos de lo pequeño para saber de lo que hablamos. Para querer hay que tener definiciones, magnitudes, referencias exactas. Cuanto más grandioso es el concepto con el que tratas más se te escapa de la comprensión, más difícil es abrazarlo, entenderlo, poseerlo y amarlo. Lo pequeño es hermoso, esa es una viaje tesis y el título de un famoso libro. Un eslogan al que no se le hizo mucho caso. La mediática y la posibilidad de los vuelos rápidos y baratos (en épocas de frio y con las pistas de aterrizaje blanqueadas por la nieve, no) se nos ha querido poner el mundo al alcance de la mano y…de los pies. Sí, podemos ir a cualquier parte, desayunar en una ciudad  y cenar en otra de otro país, tener relaciones personales repartidas por varios continentes, además de negocios y contactos de todo tipo, pero los quilómetros de las suelas no abren todas las puertas de los corazones y a fuerza de tratar con gente de distintas latitudes y orientaciones se va advirtiendo que en lo fundamental todos los individuos están hechos de la misma pasta, moldeados en los mismos talleres de la bioquímica.

Pertenecer a la raza humana era motivo de orgullo. Un ser humano era el único animal que aspiraba a ser persona por la via de la razón. ¿Qué ha debido suceder entre esa tesis y la convicción de que la mirada de un animal doméstico puede ser más cautivadora que la de un humano? Deben haber cambiado muchas cosas. La sensibilidad ha dejado de ser el patrimonio humano y  casi estoy tentando de escribir en la línea siguiente que la inteligencia también, pero para no ofender a la gente de la que todavía podemos aprender, haré mejor en callarme.

 Tengo una relación tangencial con mis congéneres lo que no impide mi admiración por muchos de ellos, por lo general figuras evocadas de tiempos pasados y que no están en activo como para no desacreditar la imagen que me formé de ellos. La admiración no significa gran cosa, es un producto de la mente del  sujeto que admira a pesar del admirado que es tomado como objeto de colección para los recuerdos. Un objeto admirado sea para decorar el salón o para compartir una historia pasional es la excepción de singularidad que siempre tendemos a buscar para substraernos de las predecibles noticias y ecos reiterados del mundo externo. Este mudo se nos ha hecho pequeño a fuerza de ser mencionados los nombres de los campos de batalla y del dolor, también –por supuesto- de ser referidos sus lugares paradisiacos, donde ir a tomar el sol, beber daiquiris, participar de espectáculos eróticos, o asistir a los majestuosos parajes de la naturaleza: única madre que sigue sufriendo en silencio todas las sobreproducciones de sus criaturas.

 El círculo de lo personal no es tan distinto de lo que se informa de los panoramas generales. Sigo sufriendo por la estrecha conexión que compruebo entre lo particular cotidiano  y lo genérico universal. No puedo esperar que los estados hagan grandes proezas para cambiar la historia o la economía si en la vida privada y directa con la gente más íntima observo cantidad de atropellos a la dignidad o a la ecología.

  Vivir de espaldas a las piras humanas es una variante de la profilaxis personal contra el sufrimiento. Eso explica que la llamada desconcienciación dependa de un factor de voluntad. Lo mismo que tomamos medidas para no beber agua contaminada o para que virus enfermantes no entren en nuestro organismo, también las tomamos para que las tragedias ajenas queden lo más lejos posible de la estabilidad propia, estabilidad que nunca deja de ser un estado precario.

En los grandes acontecimientos políticos la parte sensible de la sociedad tiende a tomar posición por unos contra otros con una manera no tan distante como se hace a favor de un partido futbolístico o un match deportivo. Los gritos unificados de las protestas en aras a una unidad de masas caen en una simplicidad vergonzosa.

El mundo se ha convertido en la aldea digital, en una vecindad virtual. Hay blogs con más descargas de registro de sus propuestas que numero de habitantes en todo el planeta. Nunca antes hubo tanta imbricación entre individuo y su mudo. Pero ese mundo al alcance de la mano, sigue siendo la gran abstracción, tan desconocido como siempre, tan duro de modificar como lo fuera durante milenios. Basta ver el gesto de una sola atrocidad de alguien contra alguien para recordar que no hemos avanzado mucho desde la prehistoria. ¡No seas plasta! ¡Hemos avanzado mucho! Antes los genocidios eran con una industria de incineración, ahora lo son a cámara lenta. ¡Vale!

Volvamos al tema: la relación tangencial con el mundo en general no es sino la expresión de la relación tangencial que se tiene con lo cotidiano y con los círculos que se conocen con nombres y apellidos. En lo uno se visitan museos, se hacen quilómetros, se testifica fotográficamente el paso por los lugares; en lo otro, se mantienen contactos verbales cuidadosos para no dañar, superficialidad protocolarias, asuntos puntuales, pactos interesados. Es posible que el recurso de viajar y de buscar las grandes proezas en las grandes distancias es porque no paramos de fallar en la proeza más interesante de todas: la amistad humana en la proximidad del tú a tú. A falta de relaciones completas e interseccionales solo  pueden quedar las tangenciales y reservadas o ni siquiera estas.

Blog alojado en ZoomBlog.com