El Blog

 
 

Calendario

<<   Diciembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Proyección Creativa y Pulsión Egoica

Por JesRICART - 1 de Diciembre, 2008, 20:41, Categoría: ARTESUMA

Quien lo  entiende pronto no se mete en los berenjenales de las trampas sociales: preparar oposiciones, buscar un trabajo fijo, montar una empresa, adquirir un máximo de propiedades, sacarse segundas y terceras carreras universitarias. En lugar de todo esto  hace la elección del campo artístico donde proyectar sus anhelos personales. Antiguamente se  creía que solo la gente dotada podía dedicarse a la danza, a la pintura o a la  música podía ser artista`, actualmente todo aquel que quiera puede hacerlo, si bien no exactamente ajustándose al deseo inicial de ser concretamente alguien pero si alguien aproximadamente a su deseo. Quien prueba los placeres artísticos es difícil que admita ser el esclavo de una máquina después. Aunque arte no está exento de recursos mecánicos y de sistemas reproductivos de siempre lo mismo o lo que vende más. El arte sería/es la única alternativa a vidas de esclavos. No poca gente busca su medio de supervivencia haciendo arte desde sus precarias condiciones para no caer en la miserabilidad existencial. La proyección creativa puede ser su tabla salvadora por las razones económicas más básicas. 

Hay otras razones, más psicológicas, de aproximación al campo artístico: la pulsión egoica para obtener reconocimiento instantáneo. La escena permite la exhibición. Un guion escénico de teatro o la música o la coreografía no dejan de ser pretextos para exhibir la propia estampa ante un público que la avale con el aplauso, y despues haciéndose eco de las virtuosidades del virtuoso. El artista es alguien que no ha dejado de ser niño por lo que hace a la búsqueda del reconocimiento. Sin su contribución, sin embargo, el mundo sería más descolorido, gris, opaco y estéril de lo que ya es.

Mucha gente se acerca al arte, sea inducida por otros o por deseo propio, para probar suerte. Socialmente la gente que vive del arte en realidad es una minoría. La sociedad no podría permitirse una mayoría que se dedicara a eso. A fuerza de ser una minoría se ha levantado toda una epopeya sobre las aptitudes, sin duda necesarias pero no tan indispensables. El arte, como todo, pasa por el esfuerzo, la dedicación y la metodología, Mientas unos se van de caza o de farra, otros se quedan en su taller esculpiendo sin que aquellos los entiendan. Esa debe ser la diferencia que hay entre alguien llamado para hacer algo en el arte y alguien que no siente su llamada: el primero siente la creatividad en su ser, el otro ni siquiera se plantea su potencialidad creativa y vive la vida como consumidor de productos ajenos.

En la creatividad no todo es dulce ni hermoso. Además se puede tener una proyección creativa y no alcanzar el divismo artístico. A la larga, parece, que la sociedad se acostumbra a propuestas de formas, inicialmente rechazadas por las costumbres. A fin de cuentas, arte es la colocación de un artefacto que rompe con la monotonía con suficiente poder de atractivo para ocupar un espacio físico y un registro temporal en el territorio y la atención ajenos.

Decir del artista que esta catapultadlo por una estructura narcisista o que por encima de cualquier otra compensación le mueve una pulsión egoica no es decir nada. ¿O acaso el resto de mortales son movidos  por grandes altruismos? Es mas interesante indagar su habilidad para vivir de sus originales, sea vendiéndolos o intercambiándolos por favores. Lo que hace a alguien es artista es creerse que lo es y vivir con ese concepto tan interiorizado que no conciba su vida de otro modo. Es posible que pase por una etapa de dudas sobre sí mismo, es decir sobre sus capacidades y su proyección de futuro. Pero esas dudas solo se resuelven de dos formas: o bien no queriendo pasar por el riesgo de las incertezas apostando por un futuro inseguro o bien haciéndolo y pre asumiendo la aventura biográfica en la que se entra. No hay nadie que no necesite seguridad para vivir. Necesita sus referentes, su territorio, su espacio de dominio, la garantía de sus alimentos, de la compañía de otros, de la morada segura. Pero tener una obra propia en marcha también es un referente. Si además el artista está convencido que aquello que crea es algo que nadie más hace, su autoafirmación irá en aumento.

La pulsión egoica es algo connatural a cada individuo desde el momento en que lo es y que su conciencia no tan elaborada no le permite corregirse. El arte no deja de ser una forma de capitalizarla permitida por la civilización por su forma dulcificada de ser expresada.

La mayoría de gente vive instalada en sus rutinas y acepta que sus vidas son monótonas y ordinarias. Si algo sale de lo común puede celebrarlo como algo curioso a observar y seguir por los placeres que proporciona. Es así que quien tiene dotes para el canto o para el humor o para el relato se le pide que cante, que haga comedia o que cuente. O al menos las cosas deberían funcionar así sin la concurrencia de rivalidades o envidias. En ocasiones hay gente que edita por sus propios medios música o literatura sin que la sociedad se entere de su existencia porque los grandes medios de reproducción no se fijan en ellos o los excluyen de sus propuestas para el gran público. Este no es más que un fenómeno sujeto a las influencias de la publicidad. De todo lo que se consume como productos de entretenimiento no son pocos los que no son brillantes `pero que en cambo conectan con un tipo de formas dominantes consumibles.

Blog alojado en ZoomBlog.com