El Blog

 
 

Calendario

<<   Diciembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

La Decadencia Física

Por JesRICART - 1 de Diciembre, 2008, 21:02, Categoría: CALIDADdeVIDA

Para muchos, cuando se está en el momento de la vida en que más se puede gozar de éxitos, de resultados profesionales, de autonomía suficiente,  de plenitud, de recursos, es paradójicamente cuando empiezan las señales ostensibles de la decadencia física.Estrictamente hablando es posible que haya empezado antes (con las primeras caries y extracciones dentarias o con otras anticipaciones de destronamientos funcionales)pero consensualmente es aquella edad en la que ya hay consolidada una separación nítida entre fuerza energética y  un progreso acelerado hacia una versión de  decrepitud irreversible.La senectud como esa gran etapa testimonial de la decadencia es vista con pesar y lamento.Se interpreta como la antesala del morir, o una preparación al viaje de despedida definitiva con lo material . Los héroes de nuestras literaturas, leyendas y cinematografías son personajes fuertes y pletóricos que  está en un indeterminado momento de la juventud.

N i las infancias son suficientemente  reconocidas ni la vejez es reconocida en su categoría´ de sabía.A la una y a la otra se la emparenta bajo códigos de indefensión,según los cuales los adultos son los únicos responsables de la sociedad y del sistema, y por consiguiente los únicos q puede decidir por todos. a excepción de algunas etnias donde los consejos de los sabios estuvieron integrados por los más ancianos, y en consecuencia eran los que tenían más poder, en la sociedad  nuestra los más ancianos son los que tienen menos votos para decidir acerca de sus destinos. Se les considera torpes, inútiles y paulatinamente son excluidos de la vida pública y social. La gravedad lesiva de estos atributos ,es no entender que la decadencia física no es una realidad que les pertenece en exclusiva. Ya mucha gente la experimenta desde la mediana edad, o aún antes. La característica principal de la decadencia física es su curso asintomático. La sociedad moderna y su sofisticación facilita en bandeja la mayoría de los recursos sin hacer demasiados esfuerzos físicos.Nos es necesario salir de caza, no es necesario correr, no es necesario pelear violentamente contra los adversarios, basta con seguir unos protocolos horarios y ajustarse a unos roles funcionales para obtener unas pagas con las que adquirirlo casi todo.El cuerpo y todo el organismo restan en un segundo plano, y van pasando los años de los 20 a los 55,sin notar subjetivamente la pérdida de habilidades, aunque objetivamente puedan ser notadas por los demás. El sujeto se  siente vital y fuerte como siempre,pero desde el palco de una vitalidad liviana,sin que tenga que ponerse a prueba ante récords y por lo tanto sin que experimente realmente la medida,o gravedad, de sus límites, los cuales en  su panorámica física, van en crecimiento. Al mismo tiempo y durante el mismo proceso, su expansión intelectual va en crecimiento, su conciencia de sí también, y su poder de comprensión y de abrazo  universal,compensa con creces  el deterioro corporal,al que se relativiza y perdona. se diría, que la decadencia física forma parte del proceso de adaptación al mundo y de aprendizaje de todo aquello que puede dar de sí la experiencia de lo material. El decadente en lo físico puede estar extralimitándose cada día en lo mental, alcanzando más cotas de saber y con mayor agilidad mental incluso a pesar de sufrir el decrecimiento de las prestaciones de sus mecanismos perceptivos.Por eso no extraña las imágenes de seniles que no han perdido su interés mental por las cosas del mundo y por un amplio abanico de formación intelectual, imagen ésta del todo incomprensible para los puntos de vista juveniles. en cualquier caso, el uso de las facultades cerebrales permite al usuario  activar el desarrollo de su consciencia hasta el final y mantener el sentido del ser, no siendo tan imprescindible el recuerdo de los datos obtenidos por las lecturas o las entradas de información.Se objeta-o se sufre- de los ancianos (sin necesariamente que tengan q padecer un Alzheimer)  un retorno a las memorias del pasado y una conexión con los más jóvenes,(los de dos generaciones atrás de la suya, la de los nietos).¿Hay una imagen más linda que la de un abuelo con la de su nieto sorprendiéndose juntos ante maravillas de la naturaleza, sensaciones o colores?

El uno experimenta un revival verdadera con la mirada inocente del niño que descubre por primera vez en su vida los fenómenos extraordinarios de las cosas, y de esa perplejidad se deja llevar el anciano,poniendo así el cierre de un ciclo vital, pasando  su antorcha de la existencia  desde el podio de su ternura y su sabiduría.

Blog alojado en ZoomBlog.com