El Blog

 
 

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

La política como interés teórico

Por JesRICART - 15 de Noviembre, 2008, 19:16, Categoría: DEBATE SOCIAL

Definiciones de política debe haber muchas. No trataré de hacer un compendio de todas las que circulan. Que cada cual diga la suya y actúe de acuerdo con la misma. La política es un registro, se la tome como se la tome,  donde cabe de todo: desde el periodismo que se entrena en presentar cortes de entrevistas (los más escandalosos) al analisis de estructuras y correlaciones de poder en artículos elaborados para eruditos o casi. En lo primero es  una versión casi de la prensa rosa pero en escatologías murmúreas de la clase política, en lo segundo los textos circulantes  siguen vericuetos complicados y pasan por lecturas no precisamente mayoritarias. Política no es igual a clase política. Es mucho más que ella. Del mismo modo que política nacional no se limita a los eventos dentro de las fronteras ya que una buena parte de sucesos estatales tienen que ver con pactos y dictámenes de afuera. La aproximación a la política da un reconocimiento de gente con la especialidad actuacional del arribismo, que domina a la perfección la triade dios-patria-rey mientras le dé dividendos como profesión (es un decir) y que  se retira de los escenarios y los platós tan pronto el partido en el que estaban no les renueva el puesto ni la confianza. Bono y su noción de la Ejjjjspaña es un caso reciente de eso.

La política, afortunadamente, no es solo la clase política que habla de ella. La política es todo y  está en todo y lo que no lo es no es porque esté fuera de su alcance sino porque no se enterado de su magnitud de influencia. En cierta manera todo esta relacionado con ella.

Los precios de la compra en los mercados,(especialmente el inmobiliario) son precios políticos, la jornada laboral y la inmigración son temas políticos, los fascistas que pintan cruces gamadas en calles y ascensores es otro tema político, el movimiento Okupa  que toma edificios abandonados para no pagar los precios de los alquileres y las hipotecas de los bancos son acciones políticas, el crimen organizado que tantas fechorías registra  últimamente y se presume que va a haber más, es consecuencia de una política.

Todo es político y desde luego las ciencias sociales en su conjunto y la sociología en particular tienen mucho que ver con la política. Pero la política puede engañarnos y de hecho nos engaña con sus apariencias, sus juegos de declaraciones, sus gags escénicos y nos quita de mirar lo principal dándonos  migajas de lo secundario.

Es más político no quien se conoce de pe a pa  todo lo que ha dicho el consejo de ministros o el último bodrio de tal o cual portavoz sino quien no pierde de vista las declaraciones de unos y de otros dentro de un mar de perversión de los vocabularios y de diletancia del desarrollo cultural de un país hacia una mayoría de edad, que todavía le falta un rato.

De su lado el analista político no es el que está al día de la última declaración del último representante de un grupo. Los noticieros ya se ocupan de que nos enteremos todos y todas y que las noticias, al menos las mas relevantes, circulen mientras comemos (por cierto el estudio entre la conexión de la ingesta que produce ulceras y la ingesta de noticias políticas no está establecida pero su hipótesis es verosímil.)

Personalmente me desconecto de las imágenes televisivas escabrosas y de algunas voces de pito de políticos, no ya porque lo que dicen son mentiras sino porque acústicamente le hacen un flaco favor a la gastronomía en curso de mi plato. Así mismo rehuyo de los restaurantes y bares que tiene el aparato de televisión a todo trapo y un grupo de parroquianos no se pierden pie con bola y todo lo demás del universo pasa a ser secundario.

La política está en todo, en el deporte, en los salarios, en el modo de urbanizar las ciudades. Para muestra el último españolismo más  rancio ha venido de la mano de la selección futbolística  española. Las selecciones futbolísticas de un país (también de una nación) actúan como cohesionadotas. El barça y su blaugrana es más que un club según reza su eslogan  y seguir allende de las fronteras a la selección hispana (¿a donde dices qué fue?)mueve pasiones y da cuerpo al machismo ibérico de siempre.  Viendo al personal que vitorea a los héroes por meter goles en la portería o que pone careto manicomial por no haberlos metido uno ya se hace la idea de qué clase de seguidismo tiene. Que cada cual turistee como sabe. Me gustaría saber cuantos de estos españoles que han ido tras sus héroes de la pelota han visitado un museo, un edificio o una biblioteca de la ciudad donde hayan ido o hayan intercambiado una frase con los autóctonos. ¿Warum? Porque al personal lo que menos le interesa es Europa y solo ganar. ¿Pero ganar qué? Una copa. ¿En serio? El caso es que un periodismo radiofónico reportaba la noticia  despotricando en contra de los que no saltaran a favor o se callaran en condolencia por esos futbolistas que tanto lucharon por la patria. De eso informó Albert Om el cual enseñaba a sus televidentes que pusiéramos  oído fino de tanta atrocidad y tanta maña leche. Pero como éste periodista de un programa de una cadena catalana ya fue citado judicialmente por no apuñalar, (perdón, cortar)  a Pepe Rubianes el día que en su calidad de entrevistado  dijo aquello de cagarse con lo de la España unida y la madre que los parió, no se puede mencionar, porque a lo mejor-a lo mejor forma parte de una conspiración judeomasónica, a falta de nuevas mortadelas de la derecho con que recargar el pastel de las tonterías.  En fin, ¿de qué hablábamos? Ah si de política. La política no es la que interesa a los otros, a los que dicen como tener que hacerla, a los que van con voz de mando de cabo furriel -porque el generalato les quedará siempre como un imposible- vienen a decirnos de lo que tenemos que hablar y como hacerlo. La política es la que nos interesa a nuestra manera, con nuevas fórmulas con que expresarla con un nuevo tipo de análisis.

Para mí el interés de la política está en lo que de teoría se puede destilar de ella. No espero ni creo que quepa esperar ningún líder carismático, ni por parte de un bando ni por parte del otro, que venga a poner orden, paz y clarividencia. Por otra parte las masas ávidas de dirección es un modelo obsoleto del bolchevismo. Los últimos de la clase hay que dejar que resbalen por la escotilla y se vayan a otra parte. Lo que no han querido aprender durante toda su vida difícilmente lo aprenderán ahora de viejos. Si la perspectiva es de no tener  dirigentes que nos salven lo de la vuelta de la tortilla es cosa nuestra.  Tal vez haya una solución mejor: no comer tortilla. De la política no nos podemos evadir, porque vamos al mercado y compramos cosas, porque nos llegan los servicios de adsl o de telefonía móvil y electricidad y hemos de pagarlos, porque vivimos en casas que las asaltan y roban, porque vivimos en una sociedad pseudo democrática en la que las libertades no están del todo seguras y porque pensar y decir lo que se piensa todavía es motivo de delito y de odio.

Mientras la política pase por todo  esto seguiré, con o sin permiso, hablando de ello. 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com