El Blog

 
 

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Entrevecinos

Por JesRICART - 12 de Noviembre, 2008, 15:17, Categoría: CALIDADdeVIDA

Entrevecinos[1]. 2006 mayo 15 cdeV La cultura y el saber no son algo que únicamente circulen por los espacios levantados expresamente para ello. Una sociedad puede ser más infraestructural que otra por lo que hace a tener equipamientos en los que alojar encuentros culturales y eso es positivo para la salud mental comunitaria y la higiene de relaciones entre sus ciudadanos. Puede tener  una cuota alta de asociacionismo y de interés popular por la cosa pública y eso es vital. Puede tener una ley de partidos políticos y éstos implicar a una cierta cantidad de militantes y simpatizantes que vayan a sus reuniones y asambleas en las que examinar coyunturas y repasar a líderes, y todo esto configura una vasta conciencia política.

Una sociedad puede ser más aperturista u otra más represiva pero cualquier modelo de colectividad humana  se basa en el tejido social, en una densa ciudadanía que cuenta con sus espacios privados donde hablar del momento histórico que le toca vivir. Las conversaciones de sobremesa, los de las reuniones familiares o las continuadas entre cuadrillas y amigos pueden tener un alto voltaje y un interés máximo. No son, desde luego, citas de célula partidista o de agrupación o encuentros de debate planificados  pero repasan los mismos temas como si lo fueran cuando son sensibles a los mismos. También  los encuentros entre vecinos espontáneamente en la calle, en la puerta del edificio, en la tienda o en el cine repasan el mundo que les toca vivir: desde las cuestiones cotidianas del municipio a las cuestiones filosóficas de la existencia. Somos hablantes, y poco o mucho, ejercitamos nuestra condición pensando las cosas del cada día y las características de nuestros destinos. Los agentes de la conciencia política  se extralimitan y por mucho margen a los de los adeptos que hacen profesión de ella, del mismo modo que los conocimientos de la vida se extralimitan  a los espacios académicos que tratan de ella en todos sus segmentos. Si la más completa universidad es la vida, tal como se suele decir, también cabe afirmar que el arco más completo de las verdades políticas son los decires de las calles y de sus gentes. Claro que estos se hacen eco de los comentarios de los profesionales del gremio pero también pueden generar ideas y habilidades que  éstos no contemplan. Entrevecinos se masca la tragedia y se vive la verdad de cada unas de las afirmaciones de palacio y de tentativas salvadoras de los expertos en reparaciones sociales.  La mentalidad de base desarrolla una prevención casi innata contra la grandilocuencia y contra el engaño que la oculta. La presunción de los lideratos que pretenden cargos y permanencias pero no modificaciones reales en lo social puede ser seguida en sus pugilismos pero no aceptados como dirigentes reales para cambiar lo esencial. Hay lógicas de perpetuación en los cargos de las membrecías varias de la clase política y una lógica de desconfianza o de coraza básica en las clases sociales desfavorecidas.  Hay una inercia al engaño, a la pantalla, al decorado del embrujo político de una parte y una prevención de la gente ante lo que le llega en términos contables y reales. Pueden ser admitidas tentativas honestas en los gestores del poder y verdaderos deseos de innovaciones, otra cosa es la combinación de sus programas con sus propias ansias personales y la pulsión de sus roles protagonistas. A veces la misma lógica dirigista coincide con la práctica habitual de no comunicar  toda la verdad a la población. Dentro de ésta a cada vecino le toca reinventar su teoría de vida y de supervivencia en sociedad. Una prevención crítica ante todo lo que lee, oye y dice implica una cierta dosis de reserva o desconfianza. Saltando de escala este concepto podemos aprender algo de Leonard Boff[2] sostiene que la misma lógica que explota a las personas, a las clases desposeídas, a los países más pobres explota también irracionalmente la naturaleza y el planeta. Podemos pensar que la dinámica que deja de lado la participación ciudadana ,salvo excepciones (Portoalegre, cogestión en el reparto presupuestario o en situaciones previas a citas electorales con consultas sociales), es la misma que luego va a manipularlos cuando ésta delega su poder. La realidad entre vecinos tiene un poder extrarodinario en sus actitudes, sus consumos y sus opiniones si se nutre de su propio saber, de su cultura gestada desde su base, permitiéndose la libertad de crítica y la circulación de aquellas contrainformaciones  de cosas que a los grupos de poder no le interesa que se sepan. Hay una realidad entrevecinos que reclama atención y reconocimiento y la cuota proporcional  de poder de gestión real en todo lo social de acuerdo a su envergadura numérica y a su potencial económico contributivo.

 



[1] http://www.telepolis.com/cgi-bin/web/FOROLEER?id=573419

[2] (Convòrdia Brazil 1938 doctorado en teología y filosofía por la universidad de Munich)

Blog alojado en ZoomBlog.com