El Blog

 
 

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

En la Sala de Espera

Por JesúsRICART - 12 de Noviembre, 2008, 14:55, Categoría: CALIDADdeVIDA

El fenómeno de urgencias médicas se ha disparado. Cada día casi a  todas horas los servicios de urgencias en centros médicos y hospitales están repletos. La gente acude en masa para ser examinada  lo más pronto posible dado que por el calendario ordinario  de cita atencional el tiempo de espera se hace largo. El recurso a la urgencia es tan elevado que convierte el servicio en una sala de espera. Pueden pasar horas antes de que quien acude pueda ser atendido. Los ataques agudos y los dolores de corazón son protocolizados antes pero a no ser que alguien llegue desangrándose todo lo demás prácticamente puede esperar. Los milagros se hacen, a veces,  en la butaca de espera y el primer dolor o síntoma de alarma más intenso  va atenuándose conforme va pasando el rato. Cuando al fin el médico de guardia atiende proporcionará una explicación mínima para justificar el cuadro que presenta el  paciente. Si acierta en la explicación ese primer diagnóstico posiblemente descartará otras leyendas subjetivas que el que espera se haya podido formar en la cabeza. El peso del diagnóstico del profesional le liberará de algunos fantasmas que haya fabricado, aunque también le puede proporcionar otros si lo pre-determina para un estigma: el de enfermo para el que aun no está preparado. En la sala de espera  se convive con la incertidumbre de lo que se tiene y la falta de respuesta por el padecimiento que se está teniendo. En la sala de espera el dolor deja un espacio a la incomprensión que revierte aumentando la ansiedad por aquel.

Lo que lleva  a ir corriendo hasta el hospitales es el temor por la vida; algunas veces infundamentado otras con un cuadro objetivo de alarma. La acogida médica a menudo no puede hacer más de lo que hace: hacer esperar a cada cual su turno de admisión y dotar de una interpretación de lo sucedido, con o sin examen clínico; además de recetar algún producto para aliviar el estado físico concreto que se presenta.

La sala de espera hospitalaria es un lugar que termina por frecuentarse. Unas veces se va como acompañante otras veces como la persona desorientada que no sabe qué hacer  para calmar su dolor y su angustia, generalmente transitorios.

 

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com