El Blog

 
 

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

La dimensión espiritual

Por Gerard d' Alba - 4 de Septiembre, 2008, 11:37, Categoría: DEBATE SOCIAL

LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL y EL MÁS ALLÁ

 

 

De acuerdo con Séneca, llegará una época en la que una investigación diligente y prolongada revelará leyes que hoy siguen ocultas, o de las cuales solo admiten especulación. De todos los temas  sobre  lo inexplicado, los relativos al cielo, son los que mas variantes  e hipótesis admiten. Hay un primer cielo: el de la bóveda cósmica con sus fuerzas de atracción, con la configuración de los sistemas solares.es el cielo de la cosmología, el Océano estelar de  Carl Sagan, el techo iluminado de los romances de verano. hay un segundo cielo: el de las leyendas, el de los ángeles, el de la morada eterna. Y bajo ambos estamos los seres limitados apoyados por nuestro saber.

 

 Depende de nosotros que busquemos nuestra dignidad en el espacio sideral  o en una dimensión infinita o -de acuerdo con Pascal- en el gobierno de nuestro pensamiento. El individuo es una parte integrante del todo y como átomo o conjunto atómico está rodeado por el espacio.Pero también el individuo es  vehículo de pensamiento y con el pensamiento es él quien puede rodear al espacio. Pero mientras lo primero  exige solo la  función de ser acoplado en un plan, lo segundo exige la tarea de recrear el pla,desde el esfuerzo ingente de la comprensión.

 

Ciertamente lo conocido en cada época es lo finito, mientras que lo desconocido es lo infinito. Lo uno es lo establecido, lo otro es lo que está por establecer. Desde lo primero se podrá avanzar hacía lo segundo, pero lo segundo es inconmensurable.Posiblemente el ser humano está en medio de un Océano ilimitable de inexplicabilidad(THHuxley 1887) en el que como náufrago que es, inventa soluciones finitas para hacer más soportable la angustia del “después”. La dimensión espiritual encuentra una primera razón de ser en la necesidad explicativa de los vacíos de comprensión. Lo que no es entendido es justificado por un saber divino inabarcable por  la pequeñez humana.

 

 La espiritualidad conecta con unas coordenadas de lo absoluto, del todo, del principio creativo, del infinito positivo,del verbo hecho acto. La dimensión espiritual es modernamente medida por el número de viejas y nuevas religiones y sectas, unas que se mantienen por siglos y otras que emergen con postulados de precisiones y de rectitud. Desde los primeros legados documentales, la angustia queda reflejado entre bastidores de las palabras: en el libro de Job se pregunta ¿por donde se  va a la morada de luz y donde residen las tinieblas? ese deseo de espiritualidad y de permanencia del espíritu mas allá de los límites de la comprensión es un deseo históricamente primario. Los argumentos científicos (es decir contrastados) a favor de una continuidad son escasos. La extensa casuística aportada sobre apariciones, reencarnaciones, comunicaciones espiritas (reactuadas  a partir de Allan Kardec) son  todavía desordenadas e insuficientemente  demostradas.

 

Evidentemente la profusa literatura  ostenta  muchos casos por citar  para atestiguar hipótesis a favor de una dimensión de vida espiritual: un lugar paradisíaco donde libre del peso y problemáticas somáticas el  hombre deviene ángel y vive en paz bajo el manto de Dios o de Alá. Una parte considerable de informaciones dan cuenta de fenomenología extraña o de un más allá, es decir de otros planos  de existencial distintos al tridimensional en el que nos movemos.

 

Tradicionalmente  estos fenomenos fantasmáticos o espirituales han sido atribuidos a presencias divinas o a potencias celestes y suprahumanas. Lo cual es ya una presunción.El hecho de un panorama de entidades espirituales no demuestra  un panorama de felicidad.O la independencia de esta clase de materia en la que nos movemos ni da argumentos a favor de un plano amaterial que decrete por sí mismo el bienestar. Serge Alalouf cuenta que por su capacidad de mediumnidad y  de visiones era testigo de como muchos espíritus deambulaban por las calles cruzándose con el,literalmente atravesándose, donde unos parecían saber lo que buscaban y otros simplemente pasaban. se podrá decir que se trata de los espíritus todavia atrapados por la tierra y no convertidos en maestros ascendidos. Es la conjetura de otros planos de ubicación en otros lugares celestes Sin embargo  tradicionalmente  se ha creído que espíritu es igual a espíritu agraciado que podía contar con un puesto mimado en el más allá. Y en principio el más allá parece que guarda una conexión con el mas acá.Dependiendo del grado de comprensión alcanzado en ésta vida, el alcance a su vez de la comprensión en otras vidas si son sucedidas, o en otro plano de continuidad. Es la referencia de  Serge Alalouf por su capacidad de mediumniadad y visionismo veía a seres trascendidos deambular por las calles y hasta cruzarse con su cuerpo material como absortos en sus pensamientos y con sensación de perdidos.

 

La primera tesis a establecer es que una translimitación corporal o una descorperización que da paso a un estado de continuidad no asegura necesariamente  el bienestar definitivo y eterno. Varias de las teorías de continuidad  están basadas unas en la fe y otras en la casuística.

1)los posibles destinos (cielo,limbo, purgatorio  o infierno,según las obras realizadas)

La transmigración de las almas y la resurrección de los muertos.

2)El reencarnacionismo, el desdoblamiento

 

El conjunto de teodiceas o defensas de Dios cubre todos los períodos de historia y recogen el siguiente hilo conductor: el de dar la responsabilidad de los fenómenos no comprendidos a una fuerza creatiz descomunal tan inabarcable que no puede llegar a ser entendida nunca.Es un postulado que atenta a las leyes de la lógica.

 

Las religiones se han ido configurando así como los marcos de creencias, a menudo porqué sí, sin una argumentación solida en la que descansar.Ésto hizo emerger las posiciones de agnosticismo, (Friedrich Engels) las de negación de la posibilidad de su existencia, en tanto no eran dados los elementos de su demostrabilidad.

 

Lo intuicional y lo razonado han estado tradicionalmente en conflicto.Es la medida conflictiva entre Fe y Razón y la que da cuenta también de la disputa entre mentalismo versus sensitivismo.

 

Los grandes sensitivos devenidos en maestros por su capacidades visionarias,su mediumnidad y su defensa de otras realidades, no han logrado convertir esas otras realidades en parámetros alternativos a esta realidad. Por supuesto hay otros mundos y una parte considerable de esos otros están aquí. En la medida en que no hay una sola realidad o que puede admitir distintos Reales u ópticas interpretativas y vivencias sensoriales, y esto desde los mismos parámetros e instrumentos  psicofísicos, con mayor razón se puede hablar de una pluralidad de mundos para quienes ven su sensitividad incrementada. Esto en principio no demuestra absolutamente nada.El que alguien aumente su capacidad de detección del espectro de colores al áurea que envuelve al organismo físico o  la olfativa que detecta la presencia de seres que se han ido por supuesto habla a favor de otros elementos de verdad no suficientemente cognoscibles.Estos sensores actúan como indicadores pero dada su frecuencia disminuida, y en particular el reducido número de sensitivos que puedan establecerlo,en conjunto permanecen como hipótesis antes que verosimilitudes.

 

La recreación sensible de que la existencia no queda reducida a lo evidente y a lo explicado,sino que hay un conjunto de observaciones de fenómenos no evidentes, y en particular de sentimientos y de sensaciones, ha dado lugar a una dimensión que a falta de un nombre más específico ha sido el de espiritual. La espiritualidad confiere la posibilidad de un plano de conexión con lo universal y lo totalizador, y de ahí,la comunicación con el origen o la génesis.

El espiritualismo ha sido emparentado con el misticismo: doctrina que enseña  la vía para un conocimiento de lo absoluto por  una canal suprarracional o intuitivo.Según V.Cousin es el último de los grandes sistemas filosóficos que cíclicamente se suceden en la historia del pensamiento humano y como reacción al escepticismo de la razón.el misticismo queda caracterizado como un abandono de la razón en aras a la imaginación y al sentimiento. La apelación no siempre queda configurada siendo confundible lo irracional con lo suprarracional, por lo que la atribución de misticismo es peyorativo por el pensamiento racionalista.  La teología católica ordena los fenómenos místicos,desde la contemplación infusa de quietud(recogimiento de todas las potencias anímicas)hasta la unión transformante o deificante (llamada también matrimonio espiritual del alma con dios:sta teresa de  Jesús/Avila). Puesto que la mística tiene este fondo de credulidad, no pocas místicas han acabado en la mistificación,es decir en proceso de embaucamiento y de burla.

 

La dimensión espiritual queda establecida a partir de presentimientos y de inseguridad existencial.La angustia ha estado y está presente en  la configuración de la vida, de las primeras comunidades humanas y de la historia.Sigue siendo un poderoso factor que modela la personalidad de cada uno. ¿angustia de que? Angustia ante el futuro, angustia de vacío, angustia por carencias personales, por p´pérdidas personales, por duelos de muerte, por elecciones conductuales de riesgo.angustia que ha producido y  produce una considerable parte del discurso poético y prosaico del ser humano, tratando de guarecerse de peligros emocionales y de los resultados de toda una vida,cuyo balance final lo puede dejar en  una encrucijada confusa y dificil. Puesto que el ser humano se distingue por su capacidad de discernimiento,es tendencialmente proclive a  tapar todos los sin sentidos y a cubrir todos los porqués.De ahí que construya grandes teorías y las religiones forman  una lista considerable en ellas, solo que en lugar de teorías son seudoexplicaciones no demostradas la mayoría de las veces. Una ingente cantidad de ellas vienen estructuradas en torno a mensajes dados por interpretes que se les reconoce su supuesta conexión con el ser supremo,del que son mensajeros, hijos,siervos o ministros. El dechado de la Palabra de dios, viene a cubrir la falta de discurso racional que los lím,ites mentales y existenciales del ser humano no se permite o puede permitir superar.

 

¿que quiere decir, ésto que hay que impugnar la existencia de un todopoderoso creador? Quiere decir,que la aceptación de su existencia no resuelve la vida.Creer en un más allá obviamente facilita la soportabilidad de una inmediatez cercana cruzada por el dolor y la inconsistencia.. Pero también tiene una consecuencia  la de afiliarse a esa realidad insatisfactoria como una víctima propiciatoria,para recibirla como castigo kármico o como fenómeno determinado por un Dios abrahámico y justiciero.

 

La dimensión espiritual  puede correlacionarse con preguntas sobre el más allá,sin tener que formar filas en torno a una interpretación concreta de lo que es y que significa aquello. Las religiones se sustentan en una doble vertiente:la de la sensibilidad espiritual y la de la identificación con unas castas sacerdotales que la saben capitalizar. Asistimos a una historia humana de criminalización religiosa,donde al amparo de las leyes de tal o cual dios se han masacrado a los hombres de tal o cual bando. No es algo que pertenece al ayer o que ha caducado,sino que rige con absoluta vigencia. Los unos todavía somos infieles para los otros, y otros ostentan fundamentalismos fanáticos que han variado poco con los del feudalismo. Cada religión, vieja o nueva o reciclada o inventada,dá testimonios periódicos  y asaltos a las páginas de sucesos, de como la mente y el cuerpo quedan brutalmente sacrificados en aras a  entidades espirituales,propias o ajenas,de las que solo quedan conjeturas.

 

La convicción íntima y personal de un más allá, tema eterno no ya de las religiones, sino mucho antes de la filosofía, da cuenta de un registro particular fácticamente intransferible. Lo que en cambio pueden inducir e instruir las iglesias,son las prácticas y los ritos y las devociones para representaciones de un imaginado o fantaseado origen divino de todas las cosas, que no resuelve las situaciones prácticas de vida. En no pocos de estos ritos y sus excesos se asiste a neurosis adhesivas a fórmulas, imagos, ídolos, pastores (los telepredicadores como una de las practicas multitudinarias ejemplares de consumismo alienado de ideas: plásticamente preludiado por “el fuego de la palabra” fil con Bur Lancaster), y las neurosis adhesivas guardan un correlato con las neurosis de abandono.Es decir el temor visceral al aislamiento social y a la soledad espiritual lleva a la adscripción a filas que dan amparo y supuesta protección en el nombre de un padre espiritual(el mismo dios) a falta de un padre real. ¿que quiere decir ésto que Dios no existe?

 

 Quiere decir que la creencia en un supuesto poder sobrenatural,origen y medida de todo o no creer, no altera sustancialmente las limitaciones de cotidianeidad que existen. El haber creído ha dejado en  no pocas culturas legados de arquitectura y de piedras bellas erigidas en forma de templos milenarios,para su culto y devoción, pero nunca ha garantizado un traspaso a un más allá placentero. ni siquiera el registro de las EAM (expes de aproximación a la muerte)recogidas por el Dr.Moody? consiguen recoger datos significativos mas allá de la sensación de liviandad, la luz blanca y el supuesto portero al final  del túnel en el que se recorre las secuencias de todo el pasado vivido. Una información,sin duda valiosa y que inspira desarrollar la investigación en este campo, pero que no constata para nada  la estabilidad de un reino de luz postmortem,pero que sí es muy seductivo imaginarlo y especularlo.

 

Especulándolo,alguna literatura no se zafa de los prejuicios analíticos y describe situaciones absolutamente jerarquizadas (empezando por la colocación de las ánimas diestra o no del Dios padre, y siguiendo por el de los maestros superados)permitiendo pensar que si hay  divisiones de lugares y de saberes,posiblemente se darán procesos de rivalidad, análogos a los de la tierra,y probablemente conflictos y peleas. Se puede establecer pues que morir y trascender a otro plano,no significa necesariamente que esa sobrenaturalidad sea la panacea paradisíaca. Lo que sí parece importar es que todo saber dado o donado por inspiración divina o por vía angélica,en sus dos extremos,desde las versiones luciferinas(el ángel caído)a  las poli y monoteistas,coloca a la condición humana receptora en un papel parsimónico,seguidista,alienado en su propio credo y por lo tanto acrítico.Confabulandose con  el acriticismo como base alimentaria de una parálisis de la ciencia y del saber. Mantenerse en esa posición marginal a su existencia y a todo lo relativo con ella,es a cambio de una promesa salvadora (junto a Alá o junto al Dios judaico,tradicionalmente o en un nirvana  búdico). Las distintas propuestas al teologizarse han  elaborado tratados de razón para explicar la fe, con mas o menos desarrollos,sin llegar a las últimas consecuencias. siempre surge un momento discursivo,en que la palabra es establecida como insuficiente y la mente humana como limitada para continuar la investigación.

 

Desde la realidad material, humana y hasta de saber denigrado y disminuido,la presunción del mas allá,(hipótesis tanto mas factible,cuanta mas investigación de datos de conexión con otras dimensiones son aportados) es un vector nada despreciable.Pero con un peligro notorio, el de convertirlo en el único o en el más importante vector de vida.el que atraiga la mayor cantidad de atención, de conversaciones y de conductas,pudiendo  conducir una vida a una praxis patológica,donde todo se base en un delirio imaginario que hace de coartada para no enfrentar los significados de la propia vida. Dar cuenta de la vida  hecha a un supuesto juicio final y desentenderse de todo balance contractual y no dar cuenta a los registros de relaciones en los que se está inscrito (en los marcos profesionales, de amistad,amorosos,legislativos,...)es la vía más rápida para la transgresión de las leyes naturales y para literalmente ofender a la vida (pecar en terminología cristiana). La vida es una cita continua con el uno mismo y con la condición humana en su debilidad y en su nobleza y no una cita con la omnipotencia,con lo que condicionar cada acto a ésta,es desentenderse del propio destino responsable.

Blog alojado en ZoomBlog.com