El Blog

 
 

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Autosuficiencia

Por Nani Bermúdez - 21 de Agosto, 2008, 0:42, Categoría: General

Diferente forma de hacer la cama:

 

 Estirar las sábanas: Retirar la almohada, sentarse en el sitio destinada a ella con las piernas extendidas sin sacarlas  de debajo de las sábanas, estirar las sábanas, colcha, etc hacía sí, muy bien colocado todo, luego, doblar un extremo en pequeño (como en los hoteles cuando  dejan la cama abierta para cuando vas a acostarte), salir de las sábanas y sentarse un poco más abajo de donde está el doblez, estirar colocándolo en su sitio, colocar la almohada de nuevo en su sitio y  taparla con la colcha.

 

Cambiar las sábanas por otras limpias: Subida aún en la cama, sacar las 4 esquinas, pasarse a la silla, tirar  de toda la ropa. Volverse a montar en la cama, meter 3 esquinas de la sábana de abajo, dejar sin meter la esquina que permita hacerlo desde la silla y el resto hacerlo desde ella.

 

 

La silla de ruedas con los brazos abatibles, es más cómodo para pasarse a la cama, sofá, etc y tiene menos riesgo. Aunque andemos siempre con bitutores y muletas, es conveniente llevar una silla pequeña, doblada en maletero del coche. Si tenemos un percance, ya sea daño o rotura de aparatos o muletas, siempre podemos pedir a alguien que se acerque a nuestro coche y nos traiga la silla de ruedas.

 

 

Tener siempre en mesilla de noche: teléfono, números de teléfonos importantes, papel y lápiz, clínex,  y acostumbrarnos, los que vivimos solos, a dormir dejando la persiana un poco levantada para que pueda entrar claridad de la calle, si se va la luz y tenemos que levantarnos ayuda mucho. Lápiz, papel, botellín de agua y clínex también siempre a mano donde tengamos costumbre de sentarnos a ver la tv. Vela y encendedor en cuartos de baño que no tengan ventana.

 

Ventilador de aspas en el techo del dormitorio: alargar las cuerdecitas para accionarlo con otras más largas, no hay ni que incorporarse cuando estamos durmiendo, solo girar y tirar de ellas, también es más fácil llegar desde la silla de ruedas. 

 

Para personas que viven solas, es muy importante tener contratado  el teléfono de tele asistencia.

 

Aparatos para quitar dolores: Plancha vibradora para relajar musculatura. También doblar toalla de manos a lo largo y por la mitad, enroscarla y sujetarla con una cinta, tenerla debajo de la almohada siempre, cuando estés durmiendo, si los dedos de la mano se  duermen y duelen, quitar la almohada y ponerte boca arriba metiendo la toalla en el cuello  y permitiendo que la nuca descanse en el colchón. Esto relaja mucho las cervicales. Utilizar siempre calor seco para los dolores (el foco), las bolsas de agua caliente o cualquier calor húmedo, a la larga hace daño. Existe una pomada, es cara, se llama Airtal Difucren, cuando hay algún dolor articular o por el estilo, poner primero el foco 20 minutos, untar la pomada acto seguido, los poros están abiertos y hace la absorción mejor, esto calma mucho. Todo lo de este apartado, es prescripción de un  traumatólogo. Al incorporar nuestro cuerpo de la cama no se debe hacer estando en posición boca arriba, ni boca abajo, hay que ponerse de uno de los 2 lados y con ayuda de los brazos sentarse, esto evitará la sobre carga en zonas lumbares y su consiguiente dolor.

 

Ayudar al tránsito intestinal: Al estar sentados siempre y no movernos, el intestino se nos vuelve vago, procurar comer mucha fibra, dar masajes circulares en el vientre todas las mañanas antes de levantarse, tomar todas las mañanas en ayunas  zumo natural de 1 naranja incluida la pulpa (si tomas más de una, el ácido te termina haciendo daño en el estomago), un kiwi, tomar una infusión diaria de: “Tibetan Tea”, 1 sobre solo, después de la comida del mediodía, son hierbas y no hace daño.

 

Bitutores viejos: Cuando los aparatos viejos se cambien por unos nuevos, desmontar y aprender a montarlos para poder hacer posibles arreglos nosotros mismos. Guardaremos todas las piezas, tornillos, tuercas, articulaciones, todo desmontado, por si tuviéramos que hacer el arreglo del que utilizamos. También engrasar de vez en cuando las articulaciones, las desmontamos y como ya hemos aprendido a montarlas……….Utilizar para ello aceite de engrasar bicicletas. Si lo bitutores están forrados con piel, comprar una aguja gordita de coser lana, e hilo gordo, aprender con los viejos a coserlos cuando se despegan por algún sitio o se descosen.

 

Utilizar Internet: Para hacer la compra del mes, para gestionar cosas con tu cuenta Bancaria.

 

Tener en casa: Tener siempre en casa una cantidad de dinero (sobre 100 € en billetes de 20 y 10) olvidándote de ello por lo que pueda pasar. 

 

Telefonillo: si no puede ser inalámbrico, instalar un telefonillo en la cabecera de la cama que te permita hablar con quien  está detrás de la puerta e incluso abrirle.

 

Poner en la bañera una alfombrilla de goma para evitar resbalar con el jabón mientras estás sentada. Lavar la cabeza siempre dentro de la bañera.

 

 

Para barrer, en vez de escoba, pasar mopa desechable, se maneja mejor desde silla, evita que levante polvo y te ahorra  más trabajo. Para quien friega suelo en silla de ruedas, hay un  cubo de fregona con ruedecitas muy práctico y cómodo. Lo venden en Carrefur

 

Tener todo  guardado a mano para que lo puedas coger sin necesidad de nadie. Si es en silla de ruedas, tener en el escurridor del fregadero siempre: 1 taza, 1 vaso, 1 plato llano, otro hondo y una ensaladera, si se precisará más, es señal de que estás con alguien, que lo cojan ellos y luego lo dejen en su sitio.

 

Secar al salir de la bañera: Tener un banquito fuerte, de madera que pesa más y tiene más estabilidad junto a la bañera, justo donde hace esquina con la pared para que el propio ángulo haga de palanca. Situar sobre él la parte baja del albornoz, donde está el dobladillo,  justo en la mitad de lo que es la espalda, al salir de la bañera, sentarte directamente y solo hay que meter las mangas para que quedar vestida. Si el inodoro queda muy cerca, una vez secada, pasar al inodoro con la tapa levantada, al estar encajada en el hueco es más estable los movimientos de ponerte los calcetines y ropa interior, este hueco te sujeta la inestabilidad.

 

Tener siempre de MÁS los productos de 1ª necesidad: leche, gel de ducha, papel higiénico, etc y cualquier cosa que por sus dimensiones o peso no podamos nosotros llevarlas a casa.

 

Tener una manita de esas pequeñas que hay para rascar la espalada, para poder coger desde silla cosas que no pesen y no se rompan son muy buenas, incluso para llevar en la silla de ruedas si el botón que tienes que pulsar en ascensor queda muy alto.

 

Tener en casa una mesita auxiliar con ruedecitas para transportas cosas que se puedan derramar o que no podamos desplazar de otro modo. Cuando estamos malos y tenemos que guardar cama, en esta mesita ponemos: los medicamentos, calentamos leche y la metemos en un termo (tener siempre 2 termos en casa), en el otro meter caldo o sopa caliente (siempre tener unas bolsitas de caldos y sopas para estas ocasiones), galletas, chacina, queso, ( tener siempre en el congelador carne mechada, o similar, cortada, en rodajas en paquetitos pequeños porque se puede comer en frío y junto con el caldo puede ser como una comida), todo ponerlo en la mesita de ruedas, colocarla junto a la cama y cuando necesites comer algo, dependiendo la hora o lo que te apetezca, no necesitas levantarte, lo tienes todo a mano y así comes algo para poder introducir los medicamentos con el estomago lleno. Esto va muy bien cuando estás con gripe, tienes mucha fiebre y no tienes ni fuerza para levantarte. Lo preparas todo en un momento que te encuentres mejor y lo tienes a mano en los peores. Si el malestar tuviese que ver con vómitos, poner un cubo junto a la cama, en un momento dado no manchamos nada. Vacunar, si es una edad madura contra la gripe, evita que cuando nos llegue lo haga con fuerza.

 

Cocinar desde silla de ruedas en los fuegos que estén más separados, los que quedan en el filo tienen mucho riesgo de que lo rocen los brazos y sufrir quemaduras. Al hacer tortilla, volcar de la sartén al plato encima del fregadero, si se cae, caerá dentro de él y podremos zafarnos libremente evitando quemaduras, dejar que se haga mucho para que al volcar no se derrame el caldo que suelta el huevo. Si vemos que nos resulta difícil, en vez de tortilla hacer un revuelto, tiene el mismo sabor y el riesgo es mínimo.

 

La tabla de la plancha, si tenemos sitio, tenerla siempre abierta donde vayamos a planchar, es mucho más cómodo no tener que abrir adoptando posturas que nuestra espalda y brazos sufre.

 

En la silla de ruedas poner un cojín en el asiento y otro en el respaldar de los que venden para sillas de jardín que son bastante mullidos con el fin de estar más cómodos y también evitar el deterioro de las funda de la silla, Las sillas, aunque son de por sí fuertes y duraderas, el forro del asiento, respaldar, el cuero de los posa brazos y los frenos son los que hacen que se estropeen. Del mismo modo, las muletas tienen su muerte porque el sitio donde se apoya el antebrazo, termina cediendo y gira. Para evitar que esto pase, pedir en la misma ortopedia que se compren que pongan un remache por detrás, justo en medio de la prominencia donde va metido el tubo. Aunque ahora las empuñaduras de las mismas son de una sola pieza, si hay algún modelo que no lo sea, cuando venza, remacharla al tubo en cada lado de la empuñadura para que soporte bien la fuerza que se descarga sobre ella. Con esto tienes muleta para siempre.

 

Utilizar Vitro cerámica y calentador de agua eléctrico en vez de botella de butano: siempre tendrás la certeza de que no te quedas sin butano para ducha ni cocina, no tienes que estar pendiente de que te traigan la botella de butano, ni las consabidas imposibilidades de manejar nosotros mismos estas botellas.

 

Si utilizamos silla en casa y solemos ponernos los aparatos para salir, aprovechar cuando estamos  pié para coger cosas que nos queden en alto y que vamos a necesitar ese día. Tendremos un “sitio” para poner estas cosas cuando ya las hemos utilizado y tengamos que colocarlas de nuevo cuando nos volvamos a poner de pié. Acostumbrarnos a ir a ese “sitio” cada vez que estamos de pié para ver que hay que bajar o subir. Podemos tener en él un lápiz y papel para apuntar cosas  que necesitamos llegado el momento.

 

 

Lo que en casa no puedas hacer andando o en la silla de ruedas, siempre tienes la opción de sentarte en el suelo y realizarlo, esto tiene además la ventaja de que es imposible que te caigas, lo que implica muchísimos menos riesgo.

 

Evitar las escaras: al estar tanto tiempo sentada en  silla de ruedas, es muy importante la higiene: ducha diaria, cambiar mucho de postura el tiempo  de estar sentados en la silla de ruedas, cambiar al sofá cuando vas a ver la televisión, aquí tienes la posibilidad de recostarte y subir las piernas encima, incluso ponerlas para arriba dependiendo de la flexibilidad  de cada uno, pero permite ese rato orear las partes más sacrificadas cuando estás sentada.

 

Ah, importante: cuando viene algún técnico, albañil, etc, o simplemente algún desconocido, evitar que se percaten, ni contar, las cosas más vulnerables en nuestra vida cotidiana,  nunca se sabe quien puede ser y, vete tu a saber, a quien pueda pasar la información y el uso que se pueda  hacer de ella.

 

 

    

 

 

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com