El Blog

 
 

Calendario

<<   Agosto 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

El fin de los inocentes

Por JesRICART - 10 de Agosto, 2008, 18:22, Categoría: CONFLICTOLOGÍA

Los pactos internacionales de España y la inclusión dentro de la OTAN nos convierte periódicamente en  un país  en armas[1] . La participación con aparatos de sofisticación tecnológica preparados para destruir vuelve a enfrentarnos al debate sobre la ética o antiética de una intervención en la realidad interna de un país. La orden de Solana de atacar y su amplia justificación frente al etnicida Slobodan Milosevic,reproduce un viejo mito de siempre: la imagen de un ángel salvador frente a un demonio. Las cosas no son así de simples, ni la asepsia de los misiles tiene tantas garantías como para no salpicar de metralla a la población civil.El hermano mayor (USA y los aliados)se dota de justificaciones ideológicas para impedir los procesos de la llamada limpieza étnica en esa parte del mundo ¿que nos asegura que por la misma lógica,ese bastión bélico no siga interviniendo aquí y allá para tratar de poner fin a conflictos internos y al hacerlo,desparramar sus consecuencias a puntos impredecibles? Milosevic es el malo de la película sin duda, lo que no le quita razón y claridad cuando afirma que los ataques de la OTAN resultan una amenaza para la paz mundial. Por de pronto el gigante ruso movilizó sus buques sacándolos del sosiego de sus atraques en el mar negro para llevarlos al adriático: las fieras vuelven a enseñar sus colmillos.

Los avisos de que los ataques van contra la política del país y no contra el pueblo no ha impedido la victimización civil como sucede en todas las guerras. Los tomahawk no distinguen entre inocentes y culpables y si caen sobre la población civil,es la vía directa para legitimar el poder político frente a un pueblo que no se va asentir defendida por los aliados que les lanza fuego a distancia.  Con anterioridad dentro e la misma década toda la intervención contenida y demagógica de los aliados internacionales en el conflicto Bosnio-Serbio-Croata,se ha visto precipitada  ante  el nacionalismo serbio.Al hacerlo la diáspora kosovar hacía Albania y Macedonia se ha visto precipitada[2] . Y el cálculo de la pérdida de vidas civiles[3]  estaba previsto con los ataques aéreos.  Los USA y su potencial que se presentan como el país defensor de los valores demócratas pide ayuda a sus amigos “porque no lo puede hacer todo solos” y con un aparente mayor protagonismo de las instituciones internacionales y de los otros paises aliados ,lo que consigue es un estado de complicidad de un occidente macabro frente a otros intereses que escapen a su control. La gran jugada de la OTAN ha sido con Serbia colocar  la cuestión como una divisora de los intelectuales de Europa cayendo en la trampa de una disyunción:los buenos y los malos,sin duda amedrentados por el fantasma hitleriano y por un don nadie que a partir de 1933 inició un proceso que casi acaba consiguiendo quedarse con Europa.  La mención del coco ha llevado a correr un tupido velo sobre los trapos sucios de los países partícipes y sobre todo del país capitán,que en la misma coyuntura internacional  obstaculizará procesos penales  para que no se descubra la participación mezquina  en contra del progreso[4] . Para los intelectuales engañados y poco analíticos, todas las demás cuestiones del mundo  (racismos, ventas de armas, o prisión por “delitos”de opinión en el seno de los países democráticos) carecen de importancia frente a un etnicida emergente. No obstante ante cada nuevo conflicto en una zona remota del globo (Pakistán/India, o Indonesia/Timor),la responsabilidad lejana  continua siendo de los metrópolis, los imperialistas y las fabulosas transacciones económicas por la venta de armas a gobiernos represores. ¿Donde queda la legitimidad de enviar fuerzas internacionales de paz o de escarmiento a los conflictos territoriales de tal o cual país,. si antes y simultáneamente se le sigue vendiendo armamento[5]? Con la intervención contra Serbia,el concepto de guerra ha cambiado. Ya sucedió con Irak y sigue sucediendo con Indonesia. La razón de fondo de la intervención extranjera en los conflictos territoriales no es que aquellos tengan más capacidad de arbitraje,sino que tiene fuerza impositiva. En ultima instancia los conflictos modernos de otras partes del globo están determinados por el colonialismo lejano de los países más fuertes. Las generaciones que hemos heredado estos países heredamos también un karma histórico al beneficiarnos de unos estados de  confort y un alejamiento de los problemas. Creer en el discurso del poder y justificar la guerra no es ir mucho más allá del tiempo de las cruzadas cristianas o las guerras contra el infiel,en la que soldadescas y sociedades se convencían que la razón había que imponerla a sangre y fuego. Si bien en el mundo actual el concepto de intervención en lo ajeno es un parámetro ineludible, otra cuestión es justificar la intervención militar sin haber agotado antes otras formas de presión y de intervención civil (el bloqueo comercial de productos básicos para la guerra como el combustible y el armamento). El siglo XXI seguirá siendo un tiempo de conflictos armados, territoriales, brutales  y frustrantes. comprobándose que las geografías menos organizadas del planeta serán las más inestables y susceptibles de  consumir los protagonismos de  primeras líneas en el panorama internacional. Cada nueva explosión fratricida-o el recuerdo de luchas latentes que vienen de generaciones atrás- llamará más o menos la atención, será seguida a diario y se hablará en las tertulias  domésticas y debates orgánicos. Aunque en la vida cotidiana se hable de lo ajeno tanto menos cuanto menos comprometa la comodidad propia. Las siguientes y sucesivas temporadas beligerantes con armas letales,  a los espectadores del  mundo nos serán planteadas nuevas trampas para caer en los clásicos análisis dicotómicos de estar a favor de “los nuestros” y en contra de los que constituyen amenazas.Cualquier argumento que lleve a estar a favor del principio de la guerra, no hace más que entorpecer el progreso de la conciencia.Y aunque,ciertamente, el principio del pacifismo incondicional está emparentado con la ingenuidad política y con un desconocimiento  grave de la Historia, lo cierto es que los movimientos por la paz,presentes en todos los litigios guerreros, aportan elementos y condiciones para encontrar otras vías de solución de los problemas. a fin de cuentas todo encuentro armado de las gentes, no es más que un paréntesis  entre dos situaciones de armisticio, paz y diálogo. Todas las guerras tienen por común denominador la vuelta-al final- a las salas de negociaciones o a las sedes de la palabra para la firma de acuerdos[6]. También es respetable la lectura inversa y ver en cada período de paz una tregua entre dos conflictos armados. La diferencia está en que mientras los períodos de paz son los que permiten la estabilización y las condiciones para la reorganización de la economía social[7] , los períodos de guerra son los que destruyen las perspectivas y polarizan los estados en torno a economías probélicas.

 



[1]en el 1999 en España hemos estado en guerra con Irak y con Serbia por muy lejana y televisivas que hayamos vivido tales combates.. Cuando viajemos a estas naciones un tiempo después y alguien nos pregunte  ¿porque permitisteis que nos lanzaran bombas a nuestras ciudades y gentes, que contestaremos?

[2] Es una especulación absolutamente gratuita  pensar en un genocidio a gran escala de los serbios en contra de los albano-kosovares o que estos hubieran sido expulsados del territorio y de sus propiedades de todas formas.

[3] Los llamados errores  tácticos  y la confusión de caravanas de refugiados con comboyes militares colocó en entredicho la capacidad tecnomilitar del potencial bélico de  los aliados.

[4] Como el innegable caso de la caída de Salvador allende bajo los auspicios de la CIA y la Administración Nixon.

[5] GBretaña y España,entre otros, han estado vendiendo armas al gobierno indonesio. ¿de qué sirven las medidas reductoras de ventas para momentos de explosión bélica, si ni siquiera todavía hoy a nivel internacional son denunciados  y condenados tales hechos?

[6] Evidentemente todos los pactos y acuerdos  que nos ha n proporcionado los  periplos de las diplomacias no son verdaderos acuerdos sino imposiciones de las condiciones de quien esta ba en  las posiciones hegemónicas en la negociación.el eufemismo de “acuerdos” tiene que ver más con el juego verbal de las palabras dadas y firmadas, y como alternativa a las luchas sangrientas.

[7] Y los que comparativamente duran más tiempo en años, a pesar de conflictos centenarios o intergeneracionales: la guerra de los cien años  o el conflicto judío-palestino en oriente próximo.

Blog alojado en ZoomBlog.com