El Blog

 
 

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

+Critica es +Consciencia

Por YASHUAbcn - 3 de Junio, 2008, 14:41, Categoría: General

 

Crítica constructiva = +conciencia social

Es un slogan con valor en sí mismo pero que completa el de Libertad= Derecho a la crítica. Aquel se explica con éste. Si la libertad no es libertad de todo y debe acomodarse a ciertas restricciones, entre ellas la no opción de impugnarlo todo o de descalificarlo todo, la crítica es el instrumento de concienciación en tanto sea ejercida como practica e intencionalidad constructivas. La crítica es aquella forma de diálogo que deja de mantenerse en la cortesía y el protocolo de complicidad para rascar el fondo de los asuntos. La crítica es lo que da la diferencia justa entre un diálogo protocolario o de superficie y un análisis de datos con la interpretación que le corresponda.

La crítica ha llegado a ser tomada como una palabra ofensiva cargándola de fechorías por el hecho de manejar energías que puedan resultar desagradables. El sujeto crítico es eludido por temor a que descerraje su carga interpretativa de evidencias haciendo quedar mal a quien va por la vida ocultando sus errores. Pero lo crítico es sinónimo de lo consciente. Resulta imposible avanzar en conciencia sin el manejo de la crítica del mismo modo que nos seria completamente imposible enterarnos de las realidades sin dedicar una enorme cantidad de descripción de ellas. Pero puesto que la crítica tiene ese símil de lesividad  añadimos el complemento de constructiva para desmarcarla de aquellas impugnaciones a todo sin proponer nada a cambio. No hay nada más desagradable que tropezar con opiniones sumamente lastimosas que no ven soluciones en nada ni positividad en nadie. Un rato con ellas nos deja exhaustos como si se nos hubiera vampirizado la energía que teníamos. Quien no es capaz de proponer opciones queda con el derecho mermado a expresar objeciones. La objeción es o debería ser la primera parte de toda opción alternativa. En la práctica social la gente se levanta contra la injusticia y contra los errores de concepto y de instituciones haciendo que ese levantamiento sea fructífero si prepara las condiciones para las alternativas. Lamentablemente la alternativa no es un acto automatizado. Es necesario residir durante mucho tiempo y con mucha insistencia en el no para vislumbrar algún día el sí. Pero puesto que la expresión del no es imposible hacerla sin un halo de negatividad se propende a mantenerse en un cierto hábito verbal de indeterminación. Quien no toma postura contra algo difícilmente la tomará a favor por algo mejor por construir aunque coyunturalmente esté ausente. Mantenerse en la indeterminación crítica  es tanto como mantenerse en la indiferencia social. La conciencia pasa por el análisis y este por la discriminación nítida entre lo que nos sirve y lo que nos sabotea en un proceso de liberación de tabúes y de servidumbres ideológicas. Apostar por la crítica constructiva es ni más ni menos que proponer el debate continuo, algo distinto a la cháchara y a los listados de amonestaciones. Esta crítica revierte en incremento de la conciencia social al poner al desnudo las verdades públicas e individuales de los coprotagonistas de las situaciones sociales. Mantenerse al margen de todo como si tales asuntos no tuvieran nada que ver con el bienestar personal es estar por la conciencia reducida o disminuída.  Subscribo lo que  dice Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional escribe en los folletos de promoción de su ong “gracias por no dejarte arrastrar por la indiferencia”. La crítica constructiva es lo que nos hace jugar un papel activo en el campo de las ideas y un protagonismo concreto en las interacciones con lo demás. Claro que puesto que la crítica personalizada no es aceptable en la cultura de la mentira, la limitación en el uso de los recursos lingüísticos sugiere que los modos expresivos de la critica sean lo más educados y respetuosos posibles lo cual lleva a una cierta cuota de cripticidad para que nadie se sienta más ofendido de lo que corresponde al recibir lluvias de verdades. La ecuación del slogan presupone sin embargo un predicado no escrito el de un tipo de crítica focalizado a las estructuras del sistema social y el de una mayor conciencia social para derrocarlo.  Su letra en cambio es generalizable a toda clase de crítica personal y psicológica o pública y política para conseguir cambios actitudinales concretos por la vía de la conciencia social, es decir la conciencia sobre el colectivo humano.  La crítica constructiva no puede ser otra que la crítica a las relaciones de dominio y en concreto al ejercicio del poder. Conocidos sus mecanismos no es dada la oportunidad intelectiva para concebir una sociedad autogestionaria  de recursos y objetivos compartidos.

Maximilien Weber[1]  en su obra más reconocida La ética protestante y el espíritu del capitalismo. sostuvo que la religión está detrás como factor cardinal de los distintos desarrollos occidental y oriental y caracterizó la política como vocación así como  al estado como la entidad que posee el monopolio del uso de la fuerza. Esta teoría, la tesis de Weber. Ha influido en la ciencia política de occidente. La conciencia social es la conciencia política que permite recolocar al estado en un lugar no opresivo para la sociedad sojuzgada.



[1] (Erfurt 21 abril 1864-Munich 14 de junio 1920), considerado un antipositivista que reestudió la sociología. Lo mas importante que hizo está relaiconado ocn la sociología de la religión.

Blog alojado en ZoomBlog.com