El Blog

 
 

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Trabajo y Explotación

Por YASHUAbcn - 6 de Mayo, 2008, 15:29, Categoría: DEBATE SOCIAL

La esclavitud infantil busca el punto final. La infancia ha venido siendo amenazada no solo por el siglo de la revolución industrial y de la expansión de las grandes fábricas sino también por una cualidad que tanto en el mundo subdesarrollado como en el plenipotenciado ha hecho gala de su falta de escrúpulos. Los 250millones de niños explotados comprometen a gobiernos y a empresas y son el dato mundo que empaña la tranquilidad de los hacedores de de legislaciones en los sitios más distantes del planeta. Los países industrializados no están al margen. Los 300 mil menores de Alemania , los casi cien mil en el reino Unido, los casi 300 mil en España y los más de un cuarto de millón en Italia, ponen en entredicho los verbos y versos de los derechos magnánimos y constitucionales. En la India  el tejido de alfombras es permitido a partir de los 14 años a trabajadores infantiles, y en Egipto a partir de los12 toda clase de trabajo.

La esclavitud infantil busca el punto final. La infancia ha venido siendo amenazada no solo por el siglo de la revolución industrial y de la expansión de las grandes fábricas sino también por una cualidad que tanto en el mundo subdesarrollado como en el plenipotenciado ha hecho gala de su falta de escrúpulos. Los 250millones de niños explotados comprometen a gobiernos y a empresas y son el dato mundo que empaña la tranquilidad de los hacedores de de legislaciones en los sitios más distantes del planeta. Los países industrializados no están al margen. Los 300 mil menores de Alemania , los casi cien mil en el reino Unido, los casi 300 mil en España y los más de un cuarto de millón en Italia, ponen en entredicho los verbos y versos de los derechos magnánimos y constitucionales. En la India  el tejido de alfombras es permitido a partir de los 14 años a trabajadores infantiles, y en Egipto a partir de los12 toda clase de trabajo.

La marcha infantil que durante varios meses ha recorrido cuatro continentes para concluir en ginebra, sede la OIT[1] ,donde tal organismo quedará emplazado para que asuma con firmeza su potestad de intervenir en las escenas de esclavitud moderna que comprometen a los niños y marcan o lesionan  para todo su futuro.

Resulta una paradoja que sea la protesta de los más jóvenes de la sociedad los que tengan que decir a los adultos lo que es la ética humana.Pero así es. Los países atrasados se valen de  longevizar la vida laboral de sus habitantes (también lo hizo Europa  siglos atrás y a juzgar por las cifras mencionadas sigue haciéndolo)y la industria turística de los países ricos no deja de comprar los productos exóticos al  visitar a aquellos países, y que sabiéndolo o no, han sido manufacturados por las manos infantiles. Por eso como medida contenedora y controladora de tal fenómeno, es exigible que los artículos y mercancías de los países sospechosos de la explotación infantil lleven etiquetajes de garantía que afirmen el respeto a los derechos humanos fundamentales. Los etiquetajes pues a ese respecto y al de comercio justo en general va a ser uno de los objetivos de batalla más importantes de próximo siglo.

Paralelamente a esas constataciones acerca de como sigue estando el mundo con todas sus miserias encerradas, la Europea prepotente y civilizada (eso que llaman/llamamos el viejo mundo,lleno de antigüedad, sabiduría y experiencias milenarias)se plantea la reducción  de la jornada laboral a las 35 horas. Y economistas prestigiosos así como representaciones patronales ven en la reducción de trabajo por individuo la oportunidad de la extensión de más trabajo para todos. O sea que aquella vieja fórmula,ya manejada en las luchas en Chicago[2]  por la jornada de las 48 horas de entonces y que se basaban en un simple razonamiento aritmético empieza a ser incorporada por  los modelos teóricos de los estudios económicos.

Claro que no todo el mundo está de acuerdo con ésta perspectiva y afirma que los países más ricos como USA y Japón son los que tienen legisladas mayor números de horas trabajadas por  trabajador y años (alrededor de las 1900, frente a las 1700 en España). No es un debate de números aunque los números nos afectan a todos. La cabalística de lo económico nos poseé a nuestro pesar.Pero mientras unos debaten acerca de si mas o menos horas semanales, otros hace ya décadas que están instalados en la vida con un sentimiento de hiperproducción sino de hipertranquilidad. Emparentada precozmente desde la visión  preclara de Lafargue[3] .

 Mientras, los poseedores, a su vez, de puestos de trabajo polemizan acerca de esa reducción a las 35 horas con salario integral o parcial, otros (esa cifra de 1/5 parte e la población activa en paro con  crestas acercadas a un 1/4 parte)tienen las preocupaciones centradas en perspectivas más subsistenciales. el mismo debate por las 35 horas pone en cuestionamiento la famosa capacidad de conciencia de la clase obrera. ¿cuantos ejemplos de casuística con nombres de personas y lugares, pueden citarse , de aquellos que han compartido su puesto de trabajo con otro, a cambio de cobrar menos? Terrible pregunta que puede poner en aprieto a los sindicalistas más solidarios. Se dirá que los temas deben resolverse a escala nacional y estatal y no a escala de heroicidades. cierto,el proceso del uno a uno, o uno más uno, resulta interminable. ¿quien dijo que las gestiones de alturas no lo son?

En todo caso la vecina Francia hace alarde de sus innovaciones al respecto.En el primer año de cohabitación Jospin lo ha superado con brillantez, según Manuel Valls[4] . La ley de las 35 horas es el hito más importante de los últimos 12 meses de gobierno de la izquierda.

Pero no será sino un planteamiento a escala general, continental y mundial para hablar con propiedad de alternativas.todas las economías se hallan tan vinculadas que el crack en una repercute a las demás sin importar distancias[5] .

Pero el universo más urgente es el de las necesidades de cada cual, con su trabajo concreto y con su legislación restrictiva. Y lo cierto es que en épocas de restricción de empleo hay mayor disposición a aceptar cualquier sueldo y cualquier empleo por indignos que sean. Las ETT[6]   han crecido como setas viniendo a cubrir esa función de puente entre paliativos de necesidades puntuales del empleo y trabajadores en paro con urgencia de ser empleados.en situaciones extremas cualquier cosa vale: desde contratos de pocas horas, a salarios aún más mermados para pagar la gestión obvia de tales agencias de préstamo y contratación de fuerza de trabajo.Lo que no quita que cumplen una función de movimiento laboral y de desestancamiento puntual de un volumen de trabajadores.

 El Trabajo es la gran deidad moderna puesto que es equivalente a dinero, y este a posibilidades de hacer y deshacer la vida a antojo de quien lo poseé.El trabajo entendido en ese sentido no hace sino perpetuar una alienación (una extrañación) hacía lo que se está haciendo. Lo menos importante es una producción o una calidad laboral en sí ni su justificación social, si la tiene; sino su función instrumental o mediadora para obtener un sueldo.al final muchos trabajos de ínfima calidad ponen contra las cuerdas la dignidad de quien los ejecuta. Un año tras otro, haciendo aquello en lo que éticamente no se está de acuerdo solo por razones de dinero sabotea la personalidad y las creencias de su ejecutante.

Pero no hay una verdadera alternativa a ello.o si hay una alternativa hay que rastrearla en la objeción a profesiones y a empleos, a todo aquello que resulta discriminatorio y perjudicial para otros. No hace falta ir  a las  fábricas de armamento para comprobar tal falta de ética social. Otros muchos empleos aparentemente inofensivos  también tienen el sello de la agresión a los valores humanos.Tanto por su funcionamiento interno de explotación humana como por la doble explotación de la bondad (o ingenuidad) humana cuando los productos son comprados en forma de artículos comerciales, y se tratan de productos lesivos para la salud o adictivos.

El debate economicista de más o menos horas por semana no puede ser disciado del debate ético sobre el trabajo en sí.Algo que tradicionalmente olvida el sindicalismo.



[1] Organización Internacional del Trabajo.Organismo con fuentes estadísticas de obligada referencia con respecto a la evolución del mercado del trabajo en la parte más importante de desarrollo del s.XX

[2]  Las que dieron lugar a la jornada de lucha anual del uno de mayo en solidaridad a aquellas protestan que costaron la vida de varios obreros.

[3]  El texto el elogio a la pereza de Paul Lafargue debería ser un texto imprescindible para acompañar a las lecturas de todos los informes de planning económico de las naciones.Y por supuesto también una lectura obligada para quienes viven trágicamente su falta de seguridad laboral.

[4]  portavoz del primer ministro francés

[5]  Para la llamada crisis asiáticas ya están calculados los costes en índice de paro  en varias áreas.

[6] Empresas de Trabajo Temporal:una versión modernizada de los antiguos prestamistas que contrataban a dedo, y día a día, a mano de obra barata en puntos improvisados de encuentro.La plaza Urquinaona era uno en Barcelona.

Blog alojado en ZoomBlog.com