El Blog

 
 

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

La Rabia del Oprimido

Por YASHUAbcn - 6 de Mayo, 2008, 16:42, Categoría: DEBATE SOCIAL

 

Violencia y rabia en eI Oprimido 

 

La violencia, dicha, revolucionaria se había justificado como la respuesta histórica lógica a generaciones de sufrimiento y al agotamiento de otras vías de diálogo. Frente a la agresividad larvada o expuesta del sistema todo acto de rabia social acompañando protestas y justas reivindicaciones parecía (o sigue pareciendo) lógica. Antropológicamente, la sociedad humana se ha desarrollado emparentado con sucesivos actos violentos,siendo la violencia un fenómeno que va desde las expresiones rudimentarias de la agresividad inter-relacional a los conflictos bélicos más horrendos. La tesis de la agresividad constitutiva tiene una argumentística difícil de demoler.Por otro lado, un futuro de la humanidad  que siga basando en las penitencias del género humano por  conseguir sus derechos a la vida  se ha convertido en indeseable.Contra ello filántropos y humanistas de todos los tiempos han venido argumentando tesis contrarias:el cese de toda clase de violencia y las causas que la generan:divisiones sociales,antagonismos y opresiones. ¿Sin embargo es concebible un foro de negociaciones donde los poseedores del mundo negocien con los desposeídos un nuevo reparto equitativo de bienes y fuentes de riqueza? Todo lo contrario, los foros internacionales,son selectivos y  repartidos según correlaciones de fuerzas.Unos pocos poderes siguen dominando una magnitud  mayor de personas y territorios en peores posiciones para negociar y ejercer su fuerza. Ese fenómeno internacionalizada pasa a otras escalas: local y civil. A pesar de los derechos básicos otorgados por estados que permiten la libertad de expresión, a menuda las huelgas sindicales han acabado en salvajes y los roles represivos han hecho su aparición tanto como los  piquetes radicales. Los aparatos militares y policiales,entrenados para su función,están para contener cualquier tipo de organización radical reivindicativa.

 Eso no evita que cíclicamente manifestaciones de protesta radical se conviertan en explosiones de rabia y en destrucciones de materiales y agresiones a personas. No siempre son luchas entre gendarmes uniformados y manifestantes más o menos valientes,sino que su intercambio de  proyectiles, zonas intermediarias como pequeños comercios o automóviles sufren las beligerancias. en situaciones de conflicto, los neutrales (pequeños comerciantes[1]  que se ajustan a la definición clásica de pequeñoburgueses)son los peor posicionados porque tienen que asumir destrozos que no siempre serán indemnizados por la administración municipal.

Ciertamente, ellos no son los responsables principales de que el sistema sea lo que es,pero están a tiro de las pedradas o de los cócteles molotov,con mayor inmunidad[2] ,que las grandes sedes[3]  donde se toman las decisiones más importantes.Los grupos violentos que se les está calificando con demasiada exageración de terrorismo de baja intensidad, responde a un fenómeno social complejo y directamente determinado por unas estructuras sociales punitivas. No se puede impugnar la rabia social diciendo que es anticívica, si las generaciones se hacen viejas esperando cambios legislativos sustantivos que no se producen nunca. La violencia sin ser filosóficamente legítima,. ha sido,es y será uno de los apéndices recursivos de toda acción política. Lamentablemente la violencia nunca se pacta sino que estalla de la peor forma[4] .Y la suma de violencias  puede acabar imponiendo cambios. Lo que no se traduce por conseguir los mejores resultados cuando el saldo de destrucciones supera a los beneficios. Por eso cada acto de violencia solo encuentra un sentido lógico si es capitalizado políticamente y llevado a los foros ( y a los Parlamentos) donde se precipiten la toma de decisiones socialmente ajustadas a las demandas sociales o de aquellos sectores más desfavorecidos.



[1] Dentro de los pequeños comercios hay distintas categorías de ética: las ETTs, los establecimientos que venden artículos filonazis y las sucursales bancarias  están dentro de los de más baja categoría,aunque cada tipo no tenga que ver con el otro.

[2] En todo caso no son inocentes sin ser co-rresponsables de leyes restrictivas o de una sociedad injusta, que in duda lo es para muchos,pero para unos más que para otros.

[3] Palacios de gobierno, gobernaciones civiles y militares,...

[4] Lo que no significa con absoluta gratuidad. Los radicales han aprendido a hacer uso de la mediática y las telecomun

icaciones y ya no es tan fácil actuar burlando tácticamente las intervenciones y cargas policiales. Pero eso no deja de ser un juego entre grupos que se persiguen mutuamente sin afectar realmente  los centros de poder. Son constitutivos de un hecho noticiable y de una cierta alarma social que (nos)recuerda que no vivimos en un mundo feliz para todos,sino en un mundo contradictorio y restrictivo que no ofrece todas las oportunidades.quienes lo padecen más lo expresan cíclicamente con la rabia aguantada.Eso sin ser lo políticamente correcta, es lo socialmente comprensible.

Blog alojado en ZoomBlog.com