El Blog

 
 

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Excedetariedad y subsidio social

Por YASHUAbcn - 6 de Mayo, 2008, 15:21, Categoría: General

Del sujeto excedetario al sujeto subsidiado.

El programa de renta mínima en su relación a una política de reinserción social en Catalunya

 

0 Del sujeto excedetario al sujeto subsidiado

1 renta mínima dentro de la política social

2 Pirmi en Catalunya

3. Asistencialidad  como significante de indignación

4.La formación ocupacional como alternativa hipotética al paro.

 

La evolución del gasto del PIRMI en Catalunya pasó de 9,6  millones de pts en 1990 a 4.096,8 en 1996.Siendo un 0,004 % del PIB catalán en el 1991 al 0,031 en el mismo período.

El tipo de unidad convivencial predominante es el de persona sola y la demarcación más solicitante es la barcelonesa. La perspectiva  es de crecimiento cuantitativo por lo que hace a la bolsa de solicitantes,distando las cifras actuales a una posición estacionada.El aparato económico del estado puede sostener una mayor demanda de subvenciones y la política de reinserción queda al pairo por el momento. el pirmi es uno de los instrumentos de contención de la pobreza pero no se presenta como una alternativa a la misma.

 

 El derecho de la ciudadanía  marginada a la supervivencia queda lejos del derecho  de todos a la dignidad y al bienestar. Eso convierte al segmento de unos miles de familias catalanas,en una realidad  que desnuda una de las auténticas verdades del sistema:la de su incapacidad de dar  satisfacción material suficiente a todos. El concepto de renta mínima ha venido de lejos y de su ejercicio y aplicación en otros países de la Europa del bienestar, pero las  peculiaridades con que se adapta a la situación catalana, muestran  una ambigüedad entre un propósito de contención  y un propósito de intencionalidad sociolaboral.

 

Mientras lo uno es cubierto insuficientemente lo otro ni siquiera es planteado consecuentemente, ya que la reducción de paro y las condiciones de tragedia existencial que suponen, obliga a una meditación reestructuralista profunda del sistema para la que no hay gestores con disposición crítica a entrar. Resulta,metodológicamente más cómodo para el sistema,colocar el desajuste en un error de desadaptación de los sectores marginales-marginados, que no en hacer una interpretación histórico-económica de la consolidación de estos, como una evolución indirecta del viejo parámetro de un ejército de reserva.

 

El nuevo sujeto   subsidiado tiene una parentesco no tan remoto con el perfil del lumpenproletariat descrito por  las producciones marxistas,que nunca acababa de integrarse en un sistema social que lo había declarado persona non grata.Aquel sobrevivía con trabajos diversos y eventuales, introduciendo en su biografía una flexibilización adaptativa a toda clase de coyunturas supervivenciales. Era ya un híbrido entre Obrero y un Superviviente de aventura. No tenía nada y su  negro futuro  quedaba  hipotecado por  su corta expectativa existencial y  su dificultad de inserción estable. ya entonces había cuando menos dos grandes posiciones de inserción en el mundo del trabajo: los que conseguían permanentizar su lugar en él, y quiénes tenían que buscarlo e implorarlo una y otra vez, cambiando de lugar, de oficio y de beneficios. El nuevo  sujeto subsidiado es una versión postmoderna de aquel despojo social  cuyas garantías de productividad eran mínimas,algo que es mantenido como un factor caracteriológico que también se da ahora. el común denominador de ambos es que partían de una situación excedetaria.

 

El mercado laboral no los absorbía o no los absorbía permanentemente.ahora, a diferencia de un antes con  políticas sociales ínfimas o inexistentes, el sujeto excedetario no es reciclado como productivo sino colocado en una lista de espera simbólica para un reingreso que es más una quimera que un programa demostrativo de reestabilización profesional.  Mientras le pasan los años bajo la custodia económica del estado, también hay un incremento de la propia castración individual y un acomodamiento a vivir bajo el prisma de mínimos, en una situación de subconsumo que a pesar de todo permite la vida,aunque sea bajo expectativas de negligencia. Ese sujeto subvencionado es   castrado doblemente por que no se cuenta con su potencial profesional y por que se le coloca en el lugar de la docilidad.

 

El sistema,y la administración de los departamentos correspondientes como su representante, entiende que el sujeto pagado  debe estar en disposición de  saltar cuando se le ordene y cumplir con las expectancias que se tienen previstas para su situación. Ha de estar contento con el apoyo que recibe y ha de contentar a sus amos, comportándose  en un rol de obediencia y de acritud. Para nada es contemplado como un ciudadano de pleno derecho, que es negado como hablante en tanto su energía y su voz son costeadas por el patrimonio colectivo.si es así, no es aceptado como disidente potencial, ya que ha sido pagado precisamente para silenciarlo en esta posibilidad.

 

 

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com