El Blog

 
 

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Va de Bancos.

Por YASHUAbcn - 20 de Diciembre, 2007, 15:13, Categoría: DEBATE SOCIAL

 

Tenemos nuestro remanente de dinero diversificado. Una parte de el está en ING direct. ING, como se sabe es un banco o una entidad financiera que trabaja on line. Por esa razón ha podido pagar intereses superiores durante una temporada. El problema es que a la hora de hacer gestiones todo  contacto es por vía telefónica con números de coste extra. En varias ocasiones pasamos por el vía crucis de contestar a una voz pre registrada siguiendo sus pasos, es decir marcando los dígitos en el teclado del teléfono, para finalmente ser pasados a un gestor al cual toca repetirle los mismos datos preguntados. Ese protocolo lo hemos repetido  unas 3 docenas de veces desde que somos clientes, con el consiguiente consumo extra por nuestra parte. Cuando hemos usado el correo facilitado con los sobres pretimbrados que habitualmente suelen enviar no hemos recibido respuesta alguna. Para conseguir su correo electrónico tuvimos que implorarlo varias veces. Recientemente durante 3 semanas se nos ha demorado en una gestión que inicialmente parecía fácil. Les solicitamos un aval con depósito de garantía para tramitar el carnet de passage. Para asegurarnos que la gestión iba a seguir su proceso le pedimos el nombre completo de la persona que nos atendió. Este ya había confundido en el calculo de coste de la gestión un 0,5 por un 5% lo cual nos sorprendió y alarmó. Pasados los días fuimos pasando por distintos departamentos y distintas voces. El último contacto fue para decirnos que no sabían para que estábamos solicitando el aval ya que nos lo habían tramitado como crédito para un inmueble. En vistas de que no tenían puñetera idea de lo que estábamos hablando cancelamos la solicitud de tal servicio. Habíamos perdido un tiempo precioso que nos hizo demorar nuestra salida de Catalunya para un viaje de más de un año. Buscamos un banco sustitutorio: la Caixa de Pensiones con la cual `pagamos todavía la hipoteca de nuestra casa. Al menos aquí en el despacho del director de una oficina local tienes a quien coger por el cuello según una frase repetido por su director Carles Toda. En dos días podría resolverse el asunto que para ING pedían 20 sin conocer los pormenores a lo que estaban diciendo sí. No es la primera vez que ING nos asusta con sus procedimientos. Es práctico porque puedes hacer operaciones y movimientos por banca electrónica sin gastos de transferencias pero cuando surge una necesidad extra son totalmente ineficaces. Por lo que hace a sus oficinas presenciales, las dos que hemos visitado resultaron ser visitas perdidas porque las ordenes de gestión que dimos en una no fueron cumplidas, debiendo volver al uso del 902, y en cuanto a la otra, una recién abierta en Cerdanyola, su hombre de paja al  cargo actuaba como si fuera un banco completamente distinto al que estaba en la red.

No es que la Caixa merezca nuestras simpatías. En una ocasión no creyeron en nuestra palabra de haber extraviado una tarjeta de crédito con la cuenta vinculada al depósito que teníamos en esa entidad. Redujimos nuestras operaciones con ella al pago de la hipoteca comentado porque trasladarlo de entidad nos resultaba muy costoso. Ahora volvemos a caer en sus garras. Otras entidades menores como la Caixa del Penedés en la cual cobro una pensión mensual y otros pagos menores desde que soy cliente he debido ir a la oficina a perseguir el cumplimiento de lo pactado en diversas ocasiones. En cierta ocasión tuvimos un depósito considerable que debía ser nutrido periódicamente. Su sistema informática olvidaba sistemáticamente eso. Lo retiramos. En cuanto al coste de mantenimiento de la libreta a la vista y de la tarjeta de debito, 12 y 6 euros respectivamente, habíamos pactado que suprimiría tal cuota. Por varias veces se me han quitado y se me han devuelto los euros. La última vez se negaron a hacerlo con la coartada de que recibían instrucciones de la superioridad. Me enfadé tratando el sector bancario de mafia. La palabra es injusta no porque sean unos santos varones sino porque la Mafia se refiere a una determinada asociación ilícita de presión política y económica. La banca es la banca, un campo con sedes diversificadas donde especulan con el dinero a costa de que unos lo pierdan y otros lo ganen. La mayoría de pequeños ahorradores no entramos en esas consideraciones y nos quejamos cuando nos pinchan directamente en nuestras calderillas. Todo son pretextos para sacarnos dinero. No hay un argumento real para los costes de mantenimiento de los documentos que emiten los bancos. Citarlo es tan solo un pretexto. En Caixa de Terrassa cuando tuvimos dinero pactamos algo verbalmente que luego no estaba recogido en el contrato escrito. Cuando tuve una libreta con el BBV en una localidad leridana en la que no había ni siquiera oficina abierta, tan solo un agente bancario que anotaba a mano las aportaciones, cuando traté de rescatarlas no me reconocieron la autenticidad del documento. Hubo que hacer gestiones extras para recuperar lo que era mío.

Recuerdo que en una ocasión en Cayenne cuando traté de abrir una cuenta de depósito en una entidad bancaria francesa no me lo permitieron por ser un viajero de paso. Algo parecido me pasó en Valance y también en Martigny aunque aquí finalmente conseguí abrir un depósito ¿Suiza no era el país de los bancos?

Cuando en Estados Unidos hemos sacado dinero había que pagar una comisión altísima cada vez que lo extraías de un cajero automático y además tenía un límite, con lo cual había que repetir el pago de la comisión. La última vez que he sacado dinero de un cajero fuera de España, en Tesalónica pagamos 24 euros de comisión por 600 obtenidos, sin que la máquina lo advirtiera en ningún momento.  Al parecer hay comisiones de hasta un 6% autorizadas para este tipo de reintegros. Los despojos de los  antiguos usureros deben tener ganas de que llegue el día de la resucitación universal para volver a sus andadas actualizando sus intereses.

Con el banco de Sabadell pague en una gasolinera con la tarjeta de debito que cubrió una misérrima cantidad de 1000 pts.  Excediendo en una pequeña fracción el montante que me quedaba en la cuenta. A la siguiente vez que metí la tarjeta en un cajero me fue engullida. Al reclamarla me atendió un tipo mascando un ciclé en el vestíbulo de  su oficina de Calle Rossellón con Ramblas. No la recuperé y renuncié a continuar con aquel banco.

El problema del dinero acumulado es doble: de una parte se devalúa si no se tiene depositado a un interés que como mínimo cubra la inflación de mercado de acuerdo con el IPC. Esto está ahora alrededor del 5%. De otra parte lo pueden usar para operaciones antihumanistas. Es por eso que decidimos poner la mitad de nuestro capital en Abacus Capital voluntario social. Y trataremos de traspasar la otra parte en cuanto podamos a Tríodos Bank u otra opción ética garantizada.

En Barclays el dinero que hemos depositado para captación de nuevos clientes con un 10% a un mes dejo una relación curiosa. Las veces que fuimos nos resultaron lentos y pedestres a pesar de la amabilidad de la chica que nos atendió. En realidad su oficina local era la del banco Zaragozano que fue comprado o engullido por aquel. Tuve que personarme más de una vez para rescatar el dinero incluso con cita pre acordada porque su sistema informatico no les funcionaba.

Lo mejor es vivir al día y no tener dinero extra en una cierta cantidad que puede ser defraudado, robado o malutilizado, pero puestos a tenerlo es mejor  tenerlo de tu parte que no tenerlo hipotecado pagándolo como crédito a un interés excesivo. En la sociedad de las finazas trabajar sin bancos es inimaginable. Teóricamente cualquier nuevo emprendedor puede poner manos a la obra a la empresa de su vida pidiendo un crédito que confié en su proyecto. Lo justo es que la entidad que corre el riesgo en prestar se cubra las espaldas y cobre por este riesgo. Si el emprendedor gana también le parecerá justo. Con esa lógica elemental todo queda multiplicado por un coeficiente cada vez más elevado hinchando impresionantemente los precios. El mercado debería ser regulado con razonamientos mas restrictivos para el beneficio privado y más cooperativos para el beneficio público.

Blog alojado en ZoomBlog.com