El Blog

 
 

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

1 de Noviembre, 2007

Permiso para la belleza

Por Jordi Sar Dyola - 1 de Noviembre, 2007, 11:15, Categoría: SLOGANS

El mundo sería un lugar más bello si le dejaran. Coloca el sujeto en la palabra mundo y el verbo en el conjunto de fuerzas y poderes que se oponen a su pleno desarrollo. Presupone que hay muchas cosas bellas en el mundo que  no  son suficientemente conocidas porque hay quienes lo impide. Presupone que la tendencia natural de las cosas y de la naturaleza es a la belleza salvo cuando factores opuestos lo impiden.  El  condicional  es lo que marca el peso del eslogan. Para que alguien te deje hacer algo debes quitarle la fuerza de la que se ha investido para impedírtelo. Si tienes claro como han de ser las cosas y como se ha de vivir no necesitas el permiso de nadie. En cuanto a las alternativas, para que se realicen basta que se permitan. Se hallan en estado de fluidez permanente o de espera latente.  

En los dejes hablados tendemos a singularizar el mundo como si de una sola cosa se tratara. Aquí tiene valor de individuo cuando sabemos que el mundo es de una complejidad impresionante tanto que imposibilita que cada uno de sus habitantes pueda estar al corriente de todos sus sucesos y saberes. El slogan busca la complicidad del lector en el sentido de compartir una misma noción de mundo: el lugar planetario que todos sus habitantes necesitamos dentro de unos parámetros de paz y convivencia y respeto a su naturaleza para poder maximizar el goce existencial y compartir colectivamente la felicidad. Lo que impide eso no son tanto las catástrofes inherentes a la climatología o a influencias cósmicas como la parte de la especie empeñada en lesionar a otras partes. Al hablar de los factores de permiso para ese mundo mejor no se refiere a dioses prepotentes o a vectores diabólicos sino a humanos concretos que impiden que otros vivamos en tranquilidad  y pacíficamente con las manifestaciones de vida.

El mundo en su fabulosa variedad de factores no necesita de grandes concursos para que de a lugar a proezas. Basta con que no se impidan en su libre eclosión. Muchas bellezas han sido y son restringidas por leyes, tradiciones y  parapetos. La idea de belleza en este slogan no queda capturada por el concepto de estética. Lo bello es el vivir,  es el goce de los elementos de la naturaleza, es el placer de intercambiar información y convivencias con los demás. Lo bello es la ausencia de ansiedad, es la vida exenta de peligros, el hecho de ser reconocido y el hecho de saber reconocer la presencia de los demás.

Lo que afea las situaciones es más por la carga subjetiva de la injuria que no por pretendidas determinantes objetivas que estropean las cosas. No es que no haya factores imponderables de difícil previsión y contención pero no son los más temibles. Lo que convierte la red viaria en un espacio peligroso es en la inmensa mayoría de situaciones la negligencia no el estado de las carreteras (los errores de señalización de estas, que los hay y no pocos, no es la causa principal de la mortandad sino que esta viene dada por las formas de conducir temerarias). Se puede trasladar esta plantilla comparativa a otras muchas situaciones de gregarismo social en las que una parte de la gente tiene que cargar con los errores o impactos adversos de otra parte de gente.  El slogan deja en el equívoco estos factores adversos en contra de la belleza. No menciona un contubernio o una mafia que se ocupa de industrializar el daño. Presupone un ellos que están detrás de los límites expansivos de la belleza humana, pero dejando para cada cual la traducción de ese pronombre. La frase da indirectamente una especie de coartada suponiendo que quien la dice esta exento de toda responsabilidad.  En realidad el doble rol de error-victimidad alcanza cada día a mayor cantidad de personas. A un lado de la nomina de habitantes no están los permanentemente equivocados y al otro lado los permanentemente sufrientes. Más bien los roles de estar en un lado o en otro van siendo combinados `sujeto a sujeto según circunstancias que viva, ejercicios profesionales que haga.

El slogan presupone un ellos de mayor responsabilidad. Los que están más implicados en los poderes y en las altas instancias económicas. Hay estados y superestructuras directamente implicadas – o mucho más implicadas- en el cambio climático, en las ejecuciones públicas en los estadios como el gobierno chino, en la destrucción del hábitat marino y en otras muchas más cosas. Tener ubicadas las grandes instancias responsables no libras de sus pequeñas responsabilidades a cada particular en embrutecer en la medida de sus impactos negativos el mundo que habita. Ese mundo tiene mucho por embellecer: las paredes y las calles, pero sobre todo los tratos de todos con todos y con el medio ambiente.

Blog alojado en ZoomBlog.com