El Blog

 
 

Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Menos Fútbol y más Pelotas

Por YASHUAbcn - 20 de Junio, 2006, 0:13, Categoría: SLOGANS

 

El football es ese deporte de exportación inglesa que consiste en perseguir un balón para colarlo en la portería del campo contrario. Se juega en una cancha alargada simétrica con dos equipos. Generalmente la cancha está en un estadio con decenas de miles de aficionados alrededor del rectángulo siguiendo el menor detalle.  Es la única actividad deportiva y social que ha generado listas interminables de catedráticos especializados en sus dominios. No puedo decir mucho más. Nunca he visto un partido en directo en un campo y nunca he resisitido terminarlo en el aparato de televisión aunque me consta la afición  que despierta en las masas ibéricas y otras. No ser hincha de ningún equipo y ni siquiera estar enterado de sus efemérides, ligas, políticas de clubes, precios de jugadores y nombres de estos me ha hecho sospechar que soy una alienígena. Cuando me entero de la existencia de un partido es porque mis canales habituales de programas de radio están invadidos por la cantinela de locutores fanáticos ensalzando los goles como si de milagros en directo se tratara. También me entero de ello cuando hay bocinazos, petardazos y concentraciones espontáneas, bueno ya no tanto porque se han convertido en una tradición, de muchachadas que envalentonadas destrozan mobiliario urbano y elevan sus gritos de lupus con avidez de sangre a las alturas de los edificios donde por cierto debe ser incompatible con quienes reposan en ellos o tratan de llevar una vida no ya tranquila sino un poco inteligente.

La idea de menos fútbol y más pelotas juega con un doble sentido. El fútbol es un deporte que se juega con una pelota. Parece que algunos  indígenas de Sudamérica habían usado las cabezas de sus víctimas a modo de esferoide al que darle patadas.  Sin  esta bola o pelota,  los jugadores se quedarían en blanco y sin saber que hacer. El esferoide en distintos tamaños y texturas están presente en multitud de actividades deportivas. Hay pelotazos como el de la pelota de golf que puede matar o romper huesos, otros como los de los pelotaris en lo que cada golpe y su sonido reverberante es un grito de nacionalidad y otras como las del ping pong, tenis o squash que permiten gráciles figuras a los contendientes.  Su denominación es extendida a otras esfericidades y en concreto a las de la anatomía genital masculina. Hay otras formas ovoides parecidas a ésta como los ovarios femeninos pero cuando se habla de tener pelotas se refiere a las varoniles. Hay un supuesto lingüístico generalizado en que el hombre macho es el que tiene valor, el que tiene más pelotas que nadie, el que  lucha a pecho descubierto, suponiendo, el muy imbécil, que las balas le van a rebotar en su piel blindada. Pura fraseología de literatura mediocre. Nada demuestra que tener, en el sentido voluminoso, más cojones signifique tener más valor o más protagonismo heroico.  Por otra parte pelotas es un vocablo barriobajero que denomina el contenido de la bolsa escrotal masculina al que vete a saber porqué se le atribuye coraje. De hecho los animales castrados pierden vigor pero en la naturaleza humana la decisión descabellada, las heroicidades puntuales suelen tener más que ver con la falta de sentido común o de  incapacidad de racionalizar una situación que  en una fuerza lógica para resolverla. A pesar de  la opinión contraria a ese vocablo nefasto y obsoleto lo cierto es que su uso sigue completamente vigente en algunos ambientes que coinciden de pleno con el tipo de gente que les gusta y sigue el fútbol, es decir con una mayoría importante de la sociedad, de la nuestra.

El fútbol de hoy es el circo romano del ayer con que los emperadores engañaban al pueblo ante la realidad de su país. En aquel entonces se había levantado el grito de menos circo y más pan. Menos espectáculo comecocos y  más cambio de la realidad económica. En la actualidad futbolística la necesidad de la polémica y de la toma de partido (deportivo) suplanta por la vía del embotamiento y de la majadería general la capacidad para la conciencia de otros fenómenos incrustados e irresueltos en una sociedad espantosa con muchos crímenes bajo su felpudo. Es una paradoja lingüística de la sociedad franquista y postfranquista que siempre se haya hablado de partidos, tanto en aquella como en ésta siguen predominando los partidos de fútbol por encima del interés que despiertan los partidos políticos.

Menos fútbol es una demanda concreta de menos espectáculo, y en concreto menos de este, con total discriminación de otras actividades deportivas y más pelotas, está apenado a su traducción en argot, más valentía dice, pero más valentía para saber, más decisión para imponer otras situaciones de vida, más enfrentamiento a todo lo que sigue siendo deplorable y que nos roba o nos ha robado  los mejores años de nuestras vidas.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com