El Blog

 
 

Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

La Agresión física y la perspectiva impune del agresor

Por Nestor Estebenz - 20 de Junio, 2006, 12:08, Categoría: CONFLICTOLOGÍA

La Agresión física  y la perspectiva impune del agresor[1].

Hay espacios públicos especialmente propensos a la agresividad. Discotecas de apelmazamiento humano con las moléculas de  humedad sudorosa enganchando a unos y otros  a modo de argamasa propicia  la tensión ambiental que crece sumando tragos y embotándose con decibelios. A veces también se da en conciertos de músicas más tranquilas como es el jazz. En uno de estos, celebrado en  Soto del Real, de pronto, alguien coincide con un viejo conocido para reclamarle algo que le prestó un tiempo atrás y que nunca se lo devolvió. Éste, un tipo forzudo que está contratado como segurata en el recinto, en lugar de darle una respuesta verbal le arremete con puñetazos. La víctima ensangrentada sale a la calle y llama a la policía, la cual se persona en el lugar de los hechos. Luego se va a curar y a denunciar al agresor a la comisaría. Por su parte, éste ha declarado en contra de su víctima contra denunciándolo como agresor.

 El proceso más demencial empieza luego cuando el agredido real pide el testimonio del organizador del concierto, que es quien ha contratado al carcamal y a la postre tiene otros tratos laborales con el agredido. El organizador se niega a dar su testimonio por temor a que el  agresor pueda extender su furia contra él.  Pasan los meses y las posiciones están quietas. Juzgados no se da prisa en convocar ninguna vista legal y el único testigo que puede ser decisivo, el del contratista del segurata, que puede dar fe de su carácter violento, ya que viene colaborando con él desde hace años, se niega a testificar. Así están las cosas. Eso explica porque las mafias se han ramificado en tantos sitios y porque el miedo está detrás del inmovilismo y sostiene una sociedad corrupta y dañina.

Ir a juicio es ir a una coreografía. Quien mejor interprete su papel antes convencerá. La verdad no es lo que se va a discutir sino lo punible y para convertir en alguien en punible no basta la palabra de la víctima contra la del agresor sino la demostración o la presentación de evidencias, o en caso necesario el énfasis  testimonial, algo que no ignoran los abogados defensores y sugieren soto voce.

A la agresión inicial de una víctima por recibir golpes gratuitamente hay que añadir una segunda agresión, la institucional, la de quienes dan carpetazo al asunto, o lo archivan como dato estadístico, habida cuenta de la cantidad de peleas que son registradas al cabo de la temporada. Es así que la perspectiva de muchos agresores es la de la impunidad, con lo cual queda reforzada su conducta violenta para que la vuelva a repetir con otro sujeto indefenso que se les ponga por delante.



[1] http://www.telepolis.com/cgi-bin/web/FOROLEER?id=569967

Blog alojado en ZoomBlog.com