El Blog

 
 

Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

20 de Junio, 2006

PP igual a NO

Por YASHUAbcn - 20 de Junio, 2006, 18:11, Categoría: COYUNTURAMA

 

PP=NO [1]

El PP se ha instalado en el no perpetuo. Cualquiera, incluso desde el zapping, se da cuenta que sus voceros no paran de decir no a cualquier iniciativa gubernamental o no gubernamental por la paz.  No es que el gobierno ZP sea de mi devoción pero cuando menos trata de aportar algunas soluciones. La de la negociación con ETA es una de ellas. Hacer de la paranoia más abyecta un supuesto  analisis político y negar cualquier vía de diálogo solo remite a una razón de fondo: a la derecha española le interesaba -e interesa- una ETA en activo, que siguiera generando tensión a escala estatal, para así justificar más mano dura y más restricción de libertades. Las siglas del PP tienen por equivalencia un NO. Una negativa de las de antes, de las de siempre: es el no que resuena y vibra con el no  blaspiñarista a .la democracia que se daba en la  transición y con el no a las instituciones del tejerazo de febrero de 1981. ¿O acaso no sería un lujo ejercer de ignorantes y creer que la derecha de hoy no recoge los valores patrios de la derecha más fanática de siempre? Sus organizados en torno al no permanente no van a aportar demasiada novedad por lo que sabemos del trayecto ideológico del fascismo de siempre. Lo grave de este no a todo sin fundamento racional ni político es que erosiona gravemente al país entero. El ping pong de la clase política cansa y agota y la mejor manera de avanzar es con acciones positivas y programas concretos de cambio no justificando cada acto ante la supina obnubilación pepera. El PP jamás perdonará su derrota electoral y hará lo que sea para recuperar el gobierno. Sin embargo el electorado esta fraccionado en dos grandes bloques lo que convertirá en un imposible un gobierno monocolor. El triunfador, sea el que fuere, ha de contar, poco o mucho, con su oposición mayoritaria.

Mientras la historia va pasando entre los elegidos que les toca gobernarnos, a los gobernados nos toca hacer de espectadores, hacer como si no nos enteráramos e ir aguantando la impertinencia permanente de locos de atar insultándonos públicamente. Si  con la ley de partidos  en la mano se ilegalizó a  un partido político Herri Batasuna  por supuesta apología de la violencia armada y conexión con ETA, ¿no puede servir la misma ley para ilegalizar un PP que es el equivalente a la negación continua y a la destrucción deliberada de la convivencia democrática? Es un punto para reflexión no para propuesta. Si los partidos neonazis no tienen cabida dentro del juego parlamentario, ¿por qué admitir a una derecha organizada en cuyo seno caben los extremistas violentos? ¿O acaso pensamos que los guerrilleros de Cristo Rey o Fuerza Nueva, es decir, sus ideologías, han sido superados y liquidados? Evidentemente el PP se lleva casi la mitad del electorado. Parte del cual es consciente de las majaderías de los dirigentes del PP y de la impresentabilidad de sus portavoces pero los votan por temor a lo que pueda hacer la socialdemocracia y mucho más otras izquierdas tradicionales. La base social del PP teme al fantasma de expropiaciones, nacionalizaciones o pérdidas de estatuto de clase y de privilegios, por eso prefieren las tonterías de este partido que mantienen en el inmovilismo a todo un país a propuestas de progreso.  Mientras tanto el futuro de la sociedad pasa por la lotería numérica de quien cuenta más votos.  Estamos de enhorabuena,  los que hablan en nombre del PP son auténticos apólogos del No, y el no, no llega muy lejos. Por si fuera poco demuestran su escasa inteligencia, su fealdad facial (que todo hay que decirlo) y sus prosas esqueléticas y desagradables. Esperemos que el PP esté cavando su propia tumba a fuerza de golpes de exaltación y fanatismo, pero en este país de tanto catolicismo y monserga que vive del pasado tradicionalista no se puede estar del todo seguro. Tampoco hay que olvidar que una minoritarización del PP tampoco tendría que significar la liquidación de la ideología conservadora, ni siquiera fascista (el PP, lo mismo que Alianza Popular  no ha sido ni es de centro. No tiene nada que ver con la UCD que sí hizo de centro en el momento histórico de la transición).El PP a fin de cuentas contiene un segmento recalcitrante del panorama que ve rojos infiltrados en todas partes y aún piensa en fusilamientos y cosas parecidas.

La ecuación predominante de PP=NO quita la oportunidad histórica a este partido para hacer algo útil para este país. La gente  que le vote que recobre la inteligencia dejará de hacerlo y se irá dando cuenta que el futuro político pasa por la negociación de las partes que comparten la realidad social.



[1] http://disc.server.com/discussion.cgi?disc=201407;article=2651;title=Hoyenelmundo

el Fenómeno Pepero

Por YASHUAbcn - 20 de Junio, 2006, 18:10, Categoría: COYUNTURAMA

El fenómeno pepero/peperro a estudio[1].

El fenómeno pepero, (perdón, peperro) es digno de estudio (de otra cosa no, pero de estudio sí) por el uso  que hace de vocabulario arrojadizo -que tiene mal aprendido de la Historia- en contra de los demás, que discrepamos de su ideología y no toleramos sus presencia en nuestras calles y mercados en actitudes de provocación. ¿qué esperais que os tiremos flores? Es así, que de un coleccionario de palabras tales como fascismo, terrorismo o democracia hacen abuso en contra de los demás olvidando que fueron ellos, o su linaje, quienes lo inventaron y practicaron. Solo por aguantar su discurso, su insolencia, su prepotencia, su malicia, su descaro, su falta de ética y su ataque continuo al pueblo y a las nacionalidades ya tenemos ganado el cielo si hay algún cielo que ganar. 

 



[1] http://www.elperiodico.com/foros.asp?idioma=CAS&idforum_PK=124&op=1

Ley de autodefensa doméstica.

Por YASHUAbcn - 20 de Junio, 2006, 18:08, Categoría: CONFLICTOLOGÍA

 Matar en defensa propia[1]. 

En Italia ya se tiene en cuenta una ley que no imputa crimen alguno a alguien que mata en defensa propia. La oleada de asaltos domésticos durante la noche con los residentes dormidos o con intimidación y tortura replantea el tema de la seguridad ciudadana en dos aspectos: el de más efectivos para la vigilancia y el de más medios para la autoprotección. Ambos quedan dentro de la dialéctica de la violencia dentro de la  tensión social sin que la alternativa de fondo (una sociedad más justa e igualitaria) quede reconocida.

Además de las alarmas sonoras y la video vigilancia interna en las casas, el bate de béisbol en el armario o alguna otra arma doméstica están pasando a formar parte de los hipotéticos recursos defensivos. El caso es que, en España,  si alguien sorprende a un ladrón tratando de robarle y lo echa violentamente de su propiedad o se defiende de la violencia de aquél ,y al hacerlo lo lesiona severamente o lo mata,. corre el riesgo legal de ser condenado por ello. Mientras el ladrón puede robar y amenazar, a la persona que es robada se le aconseja que haga lo que le ordena aquél para que no lo irrite más y no sea una víctima. Evidentemente es mejor ser una victima de robo que una víctima que ha perdido la vida. Pero no se puede esperar que todo el mundo acepte su rol de víctima sin hacer nada. Al defenderse de no serlo lo previsible es que esto irá  produciendo una cierta cantidad de muertes en los asaltantes que obligará a repasar la legislación al respecto. Los modelos sociales como el norteamericano en el que el público está armado no son deseables, pero en esta sociedad tan cargada de injusticias, las cosas apuntan hacía esa perspectiva.



[1] http://disc.server.com/discussion.cgi?disc=201407;article=2655;title=Hoyenelmundo

Cuñas

Por Aldea Digital - 20 de Junio, 2006, 12:10, Categoría: General

Entre vecinos se mascan las verdades y las tragedias.El principio y fin de la realidad es el día a día de lo concreto. Es en nuestras calles, barrios, plazas, patios y habitaciones donde convertimos todas las teorías y saberes en prácticas de felicidad o  por el contrario de amargura.

 

La lucha por un mundo mejor es la lucha por la calidad de las transacciones  que hacemos con los demás en concreto, con nuestros vecinos próximos o lejanos.

 

No basta con ser contribuyentes pasivos con nuestros impuestos.Nos toca controlar cada conducta del poder para aprender a autogestionar nuestros destinos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entreveïns és una plataforma de queixes i denuncies. (Les de poesia i apologies passionals i entussiastes estan a una altra banda). Les coses del cada dia són la part gruixuda de la realitat. És on es demostren les paraules o pel contrari les falsetats i les demagogies. Sovint els veins de bona voluntat i sense partit o organització que ens empari estem sols davant del perill. Viure en societat no és sempre senzill. La defraduació dels serveis és una constant. La necessitat de reaccionar per fer valdre els nostres interessos i drets, una prioritat. No perdonar als culpables del malestar de les coses una condició indispensable per fer dels nostres barris i llocs de residència millors llocs on viure vides dignes. El dia en que no calgui la queixa sistemàtica i la protesta contra les injusticies que es renoven i les gents de mala fè que les fan, aquell dia deixarem de publicar textos de protestos per limitar-nos a fer literatures d´encanteris.

 

 

 

El futuro es un enigma o más exactamente la incógnita de una ecuación compleja que tiene por factores de combinación las variables de lo que hagamos y dejemos de hacer en el presente. Todo lo que sea poner al descubierto las tramas de las mentiras, la prepotencia de los señoríos de la manipulación y dejar testimonios de otras alternativas supone armar a otras generaciones del mañana para que, con su conciencia aumentada, vivan mejor. Por lo que hace a las generaciones contemporáneas la perspectiva de soluciones es bastante oscura lo que no quita la necesidad de librar batallas por la verdad en cada lugar concreto en el que estemos.

 

 

 

 

Todas las cuestiones son clasificables en dos grandes grupos: las que nos satisfacen -y con las que nos ponemos fácilmente de acuerdo- y las deplorables -y que nos parecen de pésimo recibo-. Vivir en sociedad, es decir en el mundo de los otros, es cargar con unas y con otras. Lo ideal es que haya más de éstas que no de aquéllas; pero pasear por la realidad incompleta y defectuosa proporciona bastantes  aventuras desgraciadas. Tenemos el sueño lutheriano de vivir como hermanos, sin discriminaciones ni violencias, con recursos para todos, con estatutos de vida dignos. Seguimos en la creencia de poder cambiar las cosas a favor de un mundo mejor, por lo tanto de una ciudad mejor, de un barrio mejor, de una vecindad mejor... pero eso pasa –inevitablemente- por tomar consciencia de lo peor. La actualidad está abierta de par en par para denunciarla en sus imperfecciones. No callaremos. ¡Ojalá pudiéramos pasarnos los días haciendo panegíricos y homenajes a la bondad y asistir a las condecoraciones de las personas de éxito! Pero eso no existe o existe en una dosis demasiado reducida. Predominan los desarreglos sociales, los errores del sistema y por sistema. Por consiguiente nos queda el desacato y la literatura para completar informaciones y puntos de vista con exceso de tinta  pero con la justa dosis de crítica. El día que no tengamos nada que objetar cerraremos ventanas de protesta, mientras tanto las palabras seguirán encaramándose por las paredes o llegando a los buzones de correo. No hay otra alternativa que seguir insistiendo en otro modo de ver la vida. Así tal vez, sólo tal vez, algunas generaciones futuras se dediquen a vivir en paz y a gozar integralmente el mundo, cosa que, desafortunadamente, ha sido negada a generaciones pasadas y desde luego lo es a las presentes. 

 

La protesta sosegada y efectiva  pasa por el discurso tranquilo del análisis de lo social. Hay mucho por lo que pelearse y por la hipótesis factible de una sociedad infinitamente mejor a la que nos toca, en disuerte,  estar. Que nadie confunda un nivel de vida relativamente alto, si es el caso que se pueda gozar, con una calidad existencial aceptable. Hay mucho por hacer todavía y para hacerlo necesitamos hacedores de mundos aunque muy bien podemos prescindir de los seres nominales que necesitan compulsivamente cuotas de poder político para sentirse realizados en lo personal. El objetivo ya no es ganar tales o cuales comicios para ocupar las administraciones locales y/o estatales desde donde presumir de magnatarios sino seguir denunciando los hechos concretos de la cotidianeidad torpe para, tal vez, saber más de nuestras contradicciones mundanas y apostar por un futuro mejor. Eso no se hace siguiendo patrones de conveniencias políticas sino de acuerdo con las necesidades de verdad. Dados los conflictos producidos por decirla nos permitimos bregar con ella desde el anonimato. No importa tanto el quien como el qué. Este es un espacio para el discurso del alter ego  que todos llevamos dentro. El lugar donde decir todo lo que públicamente no se nos es permitido hacer y se ajusta a razonabilidad, honor, principios de conciencia e imperativo sociológico para decir las cosas. No necesitamos firmas que apoyen los textos, ni numeros de dni, ni direcciones postales de sus autores. Cualquiera es libre de opinar y protestar a su antojo con una sola condición: la de la corrección formal, la del respeto en las amonestaciones, la de las aportaciones en clave de positivo. Envía tus textos  a entreveins@hotmail.com

 

La Agresión física y la perspectiva impune del agresor

Por Nestor Estebenz - 20 de Junio, 2006, 12:08, Categoría: CONFLICTOLOGÍA

La Agresión física  y la perspectiva impune del agresor[1].

Hay espacios públicos especialmente propensos a la agresividad. Discotecas de apelmazamiento humano con las moléculas de  humedad sudorosa enganchando a unos y otros  a modo de argamasa propicia  la tensión ambiental que crece sumando tragos y embotándose con decibelios. A veces también se da en conciertos de músicas más tranquilas como es el jazz. En uno de estos, celebrado en  Soto del Real, de pronto, alguien coincide con un viejo conocido para reclamarle algo que le prestó un tiempo atrás y que nunca se lo devolvió. Éste, un tipo forzudo que está contratado como segurata en el recinto, en lugar de darle una respuesta verbal le arremete con puñetazos. La víctima ensangrentada sale a la calle y llama a la policía, la cual se persona en el lugar de los hechos. Luego se va a curar y a denunciar al agresor a la comisaría. Por su parte, éste ha declarado en contra de su víctima contra denunciándolo como agresor.

 El proceso más demencial empieza luego cuando el agredido real pide el testimonio del organizador del concierto, que es quien ha contratado al carcamal y a la postre tiene otros tratos laborales con el agredido. El organizador se niega a dar su testimonio por temor a que el  agresor pueda extender su furia contra él.  Pasan los meses y las posiciones están quietas. Juzgados no se da prisa en convocar ninguna vista legal y el único testigo que puede ser decisivo, el del contratista del segurata, que puede dar fe de su carácter violento, ya que viene colaborando con él desde hace años, se niega a testificar. Así están las cosas. Eso explica porque las mafias se han ramificado en tantos sitios y porque el miedo está detrás del inmovilismo y sostiene una sociedad corrupta y dañina.

Ir a juicio es ir a una coreografía. Quien mejor interprete su papel antes convencerá. La verdad no es lo que se va a discutir sino lo punible y para convertir en alguien en punible no basta la palabra de la víctima contra la del agresor sino la demostración o la presentación de evidencias, o en caso necesario el énfasis  testimonial, algo que no ignoran los abogados defensores y sugieren soto voce.

A la agresión inicial de una víctima por recibir golpes gratuitamente hay que añadir una segunda agresión, la institucional, la de quienes dan carpetazo al asunto, o lo archivan como dato estadístico, habida cuenta de la cantidad de peleas que son registradas al cabo de la temporada. Es así que la perspectiva de muchos agresores es la de la impunidad, con lo cual queda reforzada su conducta violenta para que la vuelva a repetir con otro sujeto indefenso que se les ponga por delante.



[1] http://www.telepolis.com/cgi-bin/web/FOROLEER?id=569967

Recordando al guardia urbano su trabajo[

Por YASHUAbcn - 20 de Junio, 2006, 12:07, Categoría: CONFLICTOLOGÍA

Recordando al guardia urbano su trabajo[1].

A nadie le gusta que le digan cómo debe hacer su faena. Aún menos a los funcionarios públicos y en particular a los agentes de orden urbano. Si alguien lo pone en duda que haga el siguiente ejercicio: procúrese al azar un policia urbano que se encuentra  al paso y señálesele una infracción a tiro de piedra (o de mirada). El hombrezuelo se saldrá por peteneras y dirá que está ocupado en otra actuación y que aquella otra no le compete. ¿Que están estrangulando a alguien en la acera de enfrente o  están robando en el supermercado de la esquina?, no importa. Lo primero es lo primero y lo demás puede esperar. 

Resulta que tropezamos con una pareja de guardias urbanos frente a casa, multando a un chico por exceso de ruido de su moto –iniciativa que aplaudimos y que forma parte de una campaña puntual de control de ruidos ilegales de vehículos- y le indicamos que un espacio, a unos 15 metros de donde están,  reservado para minusválidos, está permanentemente ocupado por coches sin estar autorizados para su uso y sin que nunca hayamos visto ninguna sanción contra ellos. No añadimos que esto va  en contra de quienes más necesitan esa plaza y para los cuales está reservada. Puestos a multar extiendan su multa hasta aquel vehículo infractor –les decimos-.Uno de los hombres visiblemente molesto por nuestra sugerencia dice que cada vez que tengamos un problema llamemos a la guardia urbana y se personará. No se da por enterado. El problema ya lo tenemos ahora, le decimos. Y sigue como si tal cosa con su faena. A priori ya sabíamos que muchos guardias municipales hacen su trabajo (mejor dicho, sus actuaciones) desde la defensiva y  no ven con buenos ojos las opiniones libres del vecindario en cuestiones cotidianas. Los vehículos usurpadores de la plaza reservada seguirán  como hasta ahora y ese policía regresará a sus cuarteles con el sentido del deber cumplido.

 



[1] http://www.telepolis.com/cgi-bin/web/FOROLEER?id=569884

La recuperación del bosque

Por YASHUAbcn - 20 de Junio, 2006, 12:05, Categoría: Las PAREDES HABLANTES

La recuperación del bosque[1].

 “+Pinares -Ladrillos” en las Dunas de El puerto de Sta María es una pintada que conecta con el clamor por espacios de más calidad como un deseo generalizado. El deseo de una mejor  calidad de vida  hace de punto de confluencia de vecindarios aunque tengan distintas ideologías e inclinaciones políticas. En un país como España que ha ido creciendo a golpe del ladrillo especulativo  y que eso ha convertido barrios enteros en almacenes humanos, al movimiento ciudadano y vecinal contra el crecimiento caótico  le ha correspondido  la reacción justa de la protesta. Todavía ahora pagamos, en un montón de lugares, formas de crecimiento tercermundistas y las nuevas  reformas urbanas tienen que luchar contra las secuelas de décadas de construir mal.

El urbanismo es el arte supuesto que armoniza los espacios y sus ocupantes creando una sintonía de fusión y de vida, de hábitat y habitantes.  El urbanismo lucha contra la arquitectura de masas preconcebida para el hacinamiento de multitudes tratadas como fuerza de obra barata. A pesar de la concomitancia de ambos campos profesionales una visión urbanista obedece, o debería obedecer, a un concepto racionalizador del espacio mientras que una arquitectura para el desarrollo de edificios habitables obedece a los dictados de la industria del crecimiento que vende cubículos para el concentracionismo. La demanda de más sectores verdes pide una forma concreta de espacio: la reducción de ladrillos. Ésta va no solo en contra del incremento de domicilios para habitantes sino también en contra de un tipo de espacios públicos cementados que desconectan la relación de los humanos con la poca naturaleza que nos queda para gozar.

Antiguamente el salto del medio rural o agrario a la urbe era la panacea. Más antiguamente el enfrentamiento a las incertezas de los bosques y de la naturaleza salvaje pasó por las aglomeraciones, las casas contiguas y las calles vecinales. Tras un largo período de ese circuito, ahora, en un tiempo en que la gente nace, vive y muere en las ciudades sin tener demasiado contacto con los bosques, el divorcio con la naturaleza está detrás de muchas patologías sociales y de la desarmonía existencial. Cada vez que es cortado un árbol sin reposición se quitan oportunidades a la calidad de vida de la existencia humana.

La conciencia de esto nos lleva a reclamar espacios que arrasaron las máquinas y que dieron paso a su territorio de altos índices de densidad poblacionales. Antes el bosque era la base de todo, de la recolección de frutos y de la caza, ahora representa los espacios lejanos y desconocidos. Los mejores parques urbanos son aquellos que han respetado la naturaleza y las ciudades más bonitas del mundo son las que han conseguido mantener un mayor número de espacios a la sombra y de vegetación  autóctona. El bosque, que había sido un lugar de miedo, así incluso recogido por una clase de literatura infantil, es la hipótesis de un lugar de salvación. Pero los bosques urbanos no interesan. Que la gente vaya a hacer paseos por ellos en lugar de encerrarse en discotecas malolientes, que haga el amor entre los matojos en lugar de alquilar moteles, que haga picnics en lugar de ir a restaurants o que  vaya a respirar aire sano en lugar de ir a la UVI por insuficiencia respiratoria, es algo que no interesa, no devenga beneficios. Los bosque son lugares libres y abiertos todavía en los que no hay una taquilla para entrar. Sí proporcionan beneficios, pero no son crematísticos y sólo notorios a largo plazo. Estos pasan por la salud, la paz, la cordialidad, el goce y en definitiva la felicidad. La felicidad no paga impuestos y eso no conviene ni a los estados ni a los municipios. Aún así a cuenta gotas una ciudad que desee ser atractiva tiene que intentar mantener una relación de equilibrio entre sus calles asfálticas y sus edificios monocolor con las avenidas de paseos bajo arboledas y sus parques con árboles centenarios.

Los árboles son los hermanos nobles de los humanos. No hay otro ser vivo que pida tan poco y dé tanto. Da la calma, el regocijo, la protección del calor, la atracción de las lluvias. Cada vez que es cortado un árbol con el pretexto de levantar un bloque más y no es sustituido, el ayuntamiento al mando comete un acto de negligencia imperdonable. La dedicación de nuevos espacios que nos reconecten con la naturalización y la repoblación forestal tiene que alcanzar a las competencias municipales y a los perímetros urbanos para que tanto alrededor de los núcleos habitados como dentro de ellos haya mas concurrencia de vida vegetal y todo lo que ella trae, zonas libres de humos y CO2 automovilísticos, concurrencia de pájaros y cánticos, oasis de calma y comunicación.

Eso no quita que haya que tener tiento a la hora de elegir las nuevas especies y no poner moreras por ejemplo en aceras de paso o placitas con asientos para que en el periodo que dan frutos lo pongan todo a perder y hagan inviable las sentadas  (algo que en Barcelona, en Diagonal Mar no han aprendido para citar un ejemplo). Demos un voto de confianza a los encargados del tema en los órganos de poder local para que vayan facilitando los pasos para la reconexión con las formas vivas representativas de la naturaleza y para que pongan el parámetro de la vida dulce y tranquila en primer lugar en vez de los negocios que den más impuestos y que propicien el ajetreo, el estrés y la tensión colectiva.



[1] http://www.telepolis.com/cgi-bin/web/FOROLEER?id=569750

aprendizaje de Politica elemental

Por YASHUAbcn - 20 de Junio, 2006, 12:02, Categoría: COYUNTURAMA

 

[1].

Podemos aprender política elemental con Máximo. La negociación después de cientos de muertos da por resultado acuerdos que podían haber sido tomados antes de ellos   dice, refiriéndose al tema del alto el fuego de ETA.
En general hay mucho dolor y espanto que nos podemos ahorrar si pensáramos las cosas a la avanzada en lugar de hacerlo después de los desastres. También podemos aprender filosofía subsistencial con Quino con sus viñetas más que con discursos interminables y densos. Aunque para contrarrestar las tendencias nefastas de éstos nos toca desarrollar los volúmenes de otros. La toma de la palabra se hace paulatinamente. Al principio basta una declaración simple, incluso una afirmación o una negación. Pronto queda demostrado que todo texto sin argumentación cojea. Más adelante observamos que un argumento es tanto más válido cuantas más referencias y datos emplee. Finalmente concluimos que se diga lo que se diga o escriba, por muy impecable y racional que sea, si la de otra parte, no hay escucha ni atención, no hay interés comprensivo ni deseo empático, todo habrá sido en vano. El resultado habrá sido un considerable producto de grafías que dará lugar a cientos, miles o millones de libros, que en una gran parte se autorreferenciarán los unos a los otros, basándose en cosas ya dichas, repitiéndose continuamente  para vencer al gran silencio de la desidia o del sabotaje de las teorías que no sean del gusto de los poderes.

La gran importancia de la sinopsis de texto, de la síntesis gráfica, y del gag humorístico están fuera detona duda. Todo ello cuenta con la capacidad de inferencia que pone el espectador, a quien se toma por inteligente y que pondrá el complemento de las palabras no dichas o conclusiones no defendidas por el artista o el autor. El humor y la sinopsis ponen los dedos en las llagas y donde más le duele al sistema pero se revelan insuficientes para pasar de la denuncia de las evidencias a la construcción de alternativas de otros valores existenciales y  societarios.



[1] http://disc.server.com/discussion.cgi?disc=201407;article=2657;title=Hoyenelmundo

El desprecio como ostentación

Por YASHUAbcn - 20 de Junio, 2006, 12:02, Categoría: COYUNTURAMA

El desprecio como ostentación[1]. Los abucheos y  las pitadas forman parte de la tradición popular. Seguramente no ejemplifican el mejor linaje cultural sino el más explosivo y espontáneo, no por eso menos expresivo y contundente. Gritarle fuera, que se vayan, que no hablen, que se callen, que se aparten, que nos dejen en paz, a personajes de la vida política pública que basan sus campañas en la ridiculización de la nación catalana y encima tienen la caradura de venir a insultar a los catalanes a su propia casa, a nuestros mercados y calles con sus presencias, soberbias y frases ridículas; es lo menos que se puede hacer. No todo el mundo puede participar en debates públicos o en careos en el tú a tú donde poder repasar analíticamente las contradicciones de los contrincantes y poner al descubierto sus ataques. Por eso mucha gente se expresa como puede y donde puede: en las paredes en forma de pintadas, en los foros digitales,  en las cartas a periódicos o en la onomatopeya espetada al paso de un infeliz (de un impostor o de un antidemócrata) que se cruza en su camino que viene con su doctrina obsoleta de los valores patrios que castraron a varias generaciones seguidas en una Hispania huérfana de libertades.

Que todo el mundo tiene derecho a la palabra y a su circo ya no está tan claro. Hay un límite. La apología del centralismo (léase la tiranía) ya  no es de recibo. La gente lo sabe y no tolera que mentecatos que caen mal y son mentirosos convencidos vengan a hacer campaña para sus discursos que avalan el retraso histórico y que nos perjudica a todas las clases.

Hay una cuota de desprecio necesaria para volver a colocar los valores apreciables en su justo lugar. Con tanto umbral democrático se olvida que hay toda una derecha a la que le debemos el retraso histórico de España en comparación a la mayor parte de los países de la Unión Europea. A fuerza de darles audiencia perderemos la noción del futuro que queremos.

Los tomatazos y el lanzamiento preolímpico de los huevos podridos también formaron parte de una tradición que no estaba dispuesta a aclamar la escena pública. Si alguien acude a esas prácticas o a las caceroladas hay que encajarlo como distintas modalidades del lenguaje crítico. ¿Acaso salpica menos, o no embrutece tanto el ruido verbal de los discursos de la derecha oficial u oficiosa?

Es pensable que el líder que pasa por una experiencia de insulto sumarial, popular y masivo de este tipo difícilmente lo podrá olvidar mientras viva. Se dirá a sí mismo que eso es cosa de minorías revoltosas pagadas por lo que queda de las calderillas de Moscú o bandas descontroladas de terroristas de baja intensidad. Pero en un atisbo de honradez antes de tomar su pastilla para dormir tendrá que reconocer que el cabreo de la gente es la justa reacción al insulto de sus frases. Un instante más allá empezará a pensar quien le pide a él hacer de salvapatrias en tierras donde no quieren ni verlo en pintura. La ronquera nocturna abortará ese pensar y al día siguiente una agenda repleta de actos de mentira le esperará para que siga haciendo su número como el monigote que ha optado por ser posponiendo toda reflexión autocrítica. Una paga considerable justificará aguantar todo eso y un ego esculpido con la lima de uñas del lavabo estará dispuesto a aguantar no solo lanzamientos de gritos y productos agrarios sino calderas de agua o aceite hirviendo si fuera preciso para engrosar la lista  correspondiente a la que pertenezca dentro del martirologio general

 

 



[1] http://www.telepolis.com/cgi-bin/web/FOROLEER?id=569507

La ficción del tiempo político

Por N.E.Nogal - 20 de Junio, 2006, 11:59, Categoría: COYUNTURAMA

La ficción del tiempo político[1].

El paso de las décadas crea la ilusión de grandes modificaciones. ¡Qué tiempos aquellos! Exclamamos, pensando en nuestra juventud y en los años de la ilusión. Los 30,6 años de posfranquismo, en este mediados del 2006, si algo ha demostrado, es que el antiguo dictador y su séquito dejaron atada y bien atada su continuidad. Todavía ahora, amplios sectores piensan en términos impositivos y están en contra de la democracia parlamentaria. Dado que la transición de finales de los 70 no concluyó con un reconocimiento de culpa por parte de los golpistas que acabaron con la República, ahora todavía estamos pagando el peso de su prepotencia y de su sabotaje al progreso social.



[1] http://www.elperiodico.com/foros.asp?idioma=CAS&idforum_PK=97&op=1

Otros mensajes en 20 de Junio, 2006

Blog alojado en ZoomBlog.com