El Blog

 
 

Calendario

     Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Casa Pepe: La España de la idiocia concentrada en un local.

Por entrevecinos - 5 de Mayo, 2006, 16:04, Categoría: General

En la autovía Madrid-Cadiz. Bajada  de Despeñaperros dirección sur. Km 243,5. Servilletas con la bandera española. Efigies fascistas y falangistas por doquier. Camareros con distintivos españolistas. Franco hasta en la sopa. Insignias de la derecha recalcitrante hasta en el retrete. La imagen de Zapatero vestido de Binlanden. Todo ello  con ofertorio de queso manchego, jamones y lomos de bellota. Un decorado de los años más negros de la España más cerril en sus misterios de raza. Por si fuera poco, clientela que no le falta. Clientes a buen recaudo tomándole el pulso a la provocación insensata de estos delincuentes del propagandismo fascista. Nadie al acecho con cócteles molotov o punzones de hielo para reventar ruedas de autos aparcados. Ningún atentado. He aquí un local público que sirve bebidas y comidas en contra de la democracia. Sí, ya sabemos que la democracia tiene que admitir a sus disidentes y críticos que para eso la diferencia forma parte del sistema participativo ¿Pero eso incluye a subnormales prehistóricos anclados en fijaciones dictatoriales? ¿Eso significa admitir el elogio de los signos de la violencia y figuras reconocidas de golpistas?  Dos objeciones: una,  la continuidad permitida de locales como éste que con toda impunidad insultan la sensibilidad pública y no tienen el menor respeto a las víctimas del fascismo del que hacen ostentación con los signos nazis y otros de probada criminalidad; dos, que haya gente que todavía clientee en sitios como el referido  porque les hace gracia o prefiere seguir enganchada  a las cotas máximas de la ignorancia extrema. Y una consideración no tan hipotética: detrás de provocaciones como la del local referido, en el fondo hay una estrategia para poner a prueba los recursos de la democracia  y empujarla a radicalizar sus medidas prohibiendo lo negativo y por esta vía justificar el retorno a formas represivas. Hagamos lo que hagamos ante locales de esta clase estamos perdidos. Tanto si aplaudimos que sean destruidos por la vía de la fuerza directa como por la de la prohibición legal estamos acudiendo a métodos de imposición de fuerza. En cualquier caso es mejor que la fuerza se imponga por una causa noble y ética a que nos la impongan por una nostalgia de un pasado de guerreros de cristo rey y pistoleros a sueldo de los retrógradas más abyectos.

 

Blog alojado en ZoomBlog.com