El Blog

 
 

Calendario

     Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

5 de Mayo, 2006

Entreveïns núm. 076 abril 2006

Por YASHUAbcn - 5 de Mayo, 2006, 16:11, Categoría: MENUS

 

 

Comunicació/Magazines->

 a fons

Per una nova cultura de la salut.

Parets Parlants->

Hemos decidido despertar

qualitat de vida->

Esplanades pels cotxes d´ocasió

TELE VISION

Los asesores  de imagen.

El olvido de los vecinos

Nota pública per l´alcalde Clos i per la Solé-Tura, la de la vara.

Ante la noticia del cese de la violencia.

L´alto el foc d´ETA

Un altre conductor pocasolta. 

Repensar  la Ordenanza de Civismo.

El despotismo municipal

Casa Pepe: La España de la idiocia concentrada en un local.

Los fumatorios en el ojo de mira.

Gamberrismo  y Vigilancia.

Paredes parlantes-> “Las niñas buenas van al cielo, las malas a todas partes”.

 

 

Revista de comentarios municipalísticos y otros entuertos de la cotidianeidad urbana.

Por YASHUAbcn - 5 de Mayo, 2006, 16:09, Categoría: General

La lucha por un mundo mejor es la lucha por la calidad de las transacciones  que hacemos con los demás en concreto, con nuestros vecinos próximos o lejanos.

 

 

 

Por una democracia social  directa y participativa desde los vecindarios

Textos establecidos por Projecte Fluència.

Por YASHUAbcn - 5 de Mayo, 2006, 16:08, Categoría: General

Todas las notas incluidas sin excepción pueden ser transportadas sin pedirnos permiso a otros medios escritos o auditivos de difusión citando la fuente.

 

 

La conspiración desde el sosiego de la palabra escrito por un mundo cotidiano más aceptable y autentico.

entreveins@hotmail.com                                                                                                                    entreveïns@yahoo.com

 

 

Mientras haya impedimentos para la felicidad social habrá héroes anónimos que se enfrentarán con distintas estrategias para seguirla vindicando.

Gamberrismo y Vigilancia.

Por entrevecinos - 5 de Mayo, 2006, 16:06, Categoría: CIVISMO

Vehículo nuevo. A las pocas semanas aparece una ralla discontinua en uno de sus laterales. Alguien que instintivamente no esta de acuerdo con que lo disfrutemos ha decidido dejar su marca de imbécil. El detalle es vulgar. Los coches que pasan días, y sobre todo noches,  en las calles aparcados se arriesgan a que alguien haga cosas de este tipo o peores. A fin de cuentas es un coche: una máquina despreciable atendiendo a su invasión en el marasmo civilizacional. De  todos modos, de encontrar al niñato en cuestión no acudiría a los argumentos de Mary Poppins pensando que el infeliz no sabía lo que hacía. Indistintamente de su edad le pediría cuentas, de ser niño trataría de averiguar quien  es su familia para pedirle responsabilidades y de ser adulto lo enfrentaría, no con los puños por cierto pero sí con alguna clase de intimidación para que no me siguiera tomando por un muñeco al que clavarle alfileres.

Entretanto,  estos detalles, que son los menos que suceden en la vida urbana, empujan a pensar que es necesario una instancia  vigilante para que estas cosas no ocurran. Con lo cual, detrás de alguien que deja  su marca agresiva en tu vida se va consolidando toda una teoría a favor del control público y la desconfianza recíproca de unos con otros. Mientras haya gente incapaz de actuar con respeto habrá otra gente que les obligue a hacerlo. Vana pretensión. El respeto no se aprende por coacción. Y el castigado por la falta de él se convertirá en un vengativo para hacer nuevas y refinadas atrocidades a la salida de sus períodos de internamiento, en el supuesto de que los cumpla. Los pequeños detalles así como los grandes en las cuestiones de respeto, configuran las piezas del puzzle de la guerra social de la que nadie queda al margen por muy neutral que se pretenda. Si hago memoria de todos los coches que he tenido haría un memorándum de anécdotas de agresiones recibidas: pegamento en las cerraduras,  robo del portabicis, el distintivo de marca arrancado, patada con abolladura notable, robo del contenido,... ¿Qué  karma debo estar pagando por tener que pasar por todo eso?

 

La curiosidad lleva a todas partes, el miedo a ninguna.

Por entrevecinos - 5 de Mayo, 2006, 16:06, Categoría: Las PAREDES HABLANTES

 

“Las niñas buenas van al cielo, las malas a todas partes”. Pintada retórica prodigada y repetida con toda la picardía infantil reactualizada para menesteres adultos. Durante siglos las mujeres de las culturas próximas, las  católicas, (ahora no entraremos a comentar las otras algo más lejanas) han sido  manipuladas para que hicieran bondad. Por hacer el bien se entendía fundamentalmente obedecer. La cosa no ha variado demasiado. Cuando los papás, incluidos los progres, o los profesores de primaria o monitores de guardería, incluídos los alternativos pedagógicos,  discrimina las conductas entre las buenas y las malas están ya introduciendo una atrocidad antieducativa al hacer prevalecer su criterio subjetivo sobre lo uno o lo otro como concordancia con lo objetivo como si solo fuera un parámetro. La atrocidad es mayor al creer que lo bueno pasa por ese dictum del adulto al que no se le puede replicar. Ya había un mandamiento hebraico que lo ordenaba. Obedecerás a tus padres. ¿Era el cuarto de las tablas de Moisés? Suprimo la pregunta. Que nadie me lo recuerde, prefiero olvidar ciertas cosas. El caso es que los niños y niñas del nacionalcatolicismo sufrimos las consignas del régimen por las bocas de maestros de escuela y padres (y madres, ¡no las dejemos de lado!) autoritarios cuyos carnés de supervivencia pasaban por obedecer al sistema y de paso hacían obedecer a sus vástagos. En particular a las niñas,  criaturas frágiles donde las hubiera, que se exponían a inmensos peligros, nunca del todo aclarados, porque sus cuerpos estaban mas expuestos al pecado y a la desgracia que el de los niños. Obedecer significaba tener la vida eterna garantizada y no hacerlo tener el crematorio a punto para asarse durante el tiempo infinito. Para proteger a las niñitas de la perspectiva infernal no había suficientes ceremonias que las lavaran de todo peligro. Los nombres pensados para ellas eran ya todo un sermón soporífero de domingo a la hora del vermut: Inmaculada, Dolores, la colección de Marías, Purificación, Asunción, Remedios, Fe,  Esperanza, Caridad, Virtudes, Consuelo, Gloria, Rosario, Salustiana, Fuensanta, Rocío, Concordia, Misericordia y tantos otros, que recogía la literatura más retrógrada de lo que había dado el pensamiento del siglo XX. Los nombres para los niños tenían menor carácter ultrajante. No me consta que haya  alguien que se llame Inmaculado, Puro o Caridario, pero tampoco he consultado el santoral para verificarlo ni los registros civiles para pulir este comentario. La cuestión fue que las niñas se llevaban la peor parte mientras que los niños podían salir del atolladero de los miedos de la sociedad oscurantista mejor parados con nombres más aceptables. Ya se sabe: el nombre es todo un dictado programático de lo que se espera del nombrado. Lo es tanto por lo que hace al nombramiento de un cargo como al nombramiento de una vida que nace. Las niñas estaban llamadas a conducirse consecuentemente con el nombre personal que llevaba grabado en la frente, si no como marca del zorro sí como grabación en el prefrontal del neocórtex. Una niña que sobrevivía a su niñez siendo remilgada y obediente sólo le quedaba la perspectiva de ser una esposa sumisa y una madre reproductora de todo aquel esquema recibido con el que castrar psicológicamente a sus hijos (ahora llamaríamos a eso, maltratar).

Afortunadamente los tiempos cambiaron. Las mujeres se libraron de las enaguas, los corsés y hasta de los sujetadores, las más atrevidas  inventaron otra praxis sin bragas y a lo loco. Y lo que es más importante empezaron a librarse de su condición de esclavas ideológicas del estado y de los varones. Empezaron a imitar algunas poses  y atuendos varoniles (los jeans, las piernas cruzadas,...) y consumos  no siempre las más adecuados (el tabaco o el despotismo,...) pero sobre todo empezaron a pensar por cuenta propia. Se constituyeron en género, en grupo, en grito de guerra y empezaron a hacer todo aquello que les había estado oficialmente prohibido: el amor libre, la no servidumbre sexual a un solo hombre, el deseo lúdico de la vida, el viaje, la independencia. En suma empezaron a hacer de malas, a averiguar lo que había detrás de las cortinas prohibidas, en la entrepierna de los hombres, en el corazón de las geografías.  Las buenas, las que siguieron haciendo de buenas se quedaron en casa a regar los geranios y a agilipollar a sus criaturas, mentalmente indefensas, hasta llegar a la edad adulta incapacitándoles para guisar y para otros asuntos domésticos básicos si eran niños e incapacitándolas a ellas para gozar  y ser libres si eran niñas.  Todo adulto tiene un niño dentro que recuperar y con el que sentirse cómodo, especialmente si tuvo que pasar su  infancia bajo las garras de una tiranía política y social y tuvo que padecer una familia autoritaria comportándose como agente de control de la moral privada.  El cielo, allí donde se lo hayan inventado los  religiosomensores, estará poblado de esas pelanduscas que no han roto un plato y no han alzado nunca la voz, de todas esas que iban con trenzas o moños a la escuela y jamás se soltaron el pelo, de todas aquellas que no se atrevieron nunca a suspender por negarse a aprender las tontadas afirmadas en catecismos y otras materias sin la menor garantía de fiabilidad.  El cielo es para los que no se han atrevido a vivir, nunca se comprometieron con el otro, nunca fueron capaces de transgreder la menor norma, nunca se rebelaron contra quienes los maltrataron. El cielo es para los que no pasaron de pecados veniales y jamás disfrutaron de una masturbación en solitario. Las niñas que no se creyeron los cuentos de hadas y que espiaron a hurtadillas lo que hacían sus mayores, y que supieron copiar en clase en exámenes para los que no merecía la pena perder el tiempo en estudiar y que brindaron su virginidad lo antes posible, todas estás vagan libremente por los infiernos del submundo pero también del sobre-mundo, una realidad más allá de la concedida por las mentes restrictas de cada época, una realidad a la que solo acceden las chicas a las que les crecen alas en las espaldas y tienen su inteligencia, sus manos y su sexo libre para hacer lo que les plazca.

 

Los fumatorios en el ojo de mira.

Por entrevecinos - 5 de Mayo, 2006, 16:05, Categoría: QUALITATdeVIDA

Los fumatorios siguen y seguirán siendo tema de polémica. Los fumadores no admiten perder sus espacios donde cargar de humo sus pulmones y los de otros, y por su parte los dueños o explotadores de establecimientos comerciales no están dispuestos a perder clientela al pedírsele que deje de fumar dentro de ellos. Los unos piensan que no se les puede obligar a dejar su hábito, aunque sus cuerpos estén esperándolo con ganas, y creen que el hecho de fumar no obliga a otros a que nos traguemos las partículas insalubres que pasan por sus interioridades que tienen de poco de fiar y los otros (los dueños de locales) escaquean cualquier ley en la medida que pueden. La curiosidad del tema es que locales de vanguardia como Vía Fora de Ripollet o la societat cultural st Jaume de Premià de Dalt, que se supone deberían dar ejemplo por ser lugares de encuentro societario y progresista, siguen siendo espacios de humo libre. La curiosidad es mayor si se piensa en que locales como los citados que reúne gente crítica al sistema y a los valores caducos se convierte en más retrógrada o claramente reaccionaria frente a disposiciones con intención positiva del gobierno como la de reducir las cuotas de enfermedades comunitarias debidas al tabaco. Desde lo personal ambos locales vetan la entrada a quienes no podemos tolerar físicamente su fetidez y su mal gusto, con lo cual nos perdemos lo que de interesante pueden contarnos sus parroquianos e intercambiar con ellos lo que de interesante tenemos para decirles.

Casa Pepe: La España de la idiocia concentrada en un local.

Por entrevecinos - 5 de Mayo, 2006, 16:04, Categoría: General

En la autovía Madrid-Cadiz. Bajada  de Despeñaperros dirección sur. Km 243,5. Servilletas con la bandera española. Efigies fascistas y falangistas por doquier. Camareros con distintivos españolistas. Franco hasta en la sopa. Insignias de la derecha recalcitrante hasta en el retrete. La imagen de Zapatero vestido de Binlanden. Todo ello  con ofertorio de queso manchego, jamones y lomos de bellota. Un decorado de los años más negros de la España más cerril en sus misterios de raza. Por si fuera poco, clientela que no le falta. Clientes a buen recaudo tomándole el pulso a la provocación insensata de estos delincuentes del propagandismo fascista. Nadie al acecho con cócteles molotov o punzones de hielo para reventar ruedas de autos aparcados. Ningún atentado. He aquí un local público que sirve bebidas y comidas en contra de la democracia. Sí, ya sabemos que la democracia tiene que admitir a sus disidentes y críticos que para eso la diferencia forma parte del sistema participativo ¿Pero eso incluye a subnormales prehistóricos anclados en fijaciones dictatoriales? ¿Eso significa admitir el elogio de los signos de la violencia y figuras reconocidas de golpistas?  Dos objeciones: una,  la continuidad permitida de locales como éste que con toda impunidad insultan la sensibilidad pública y no tienen el menor respeto a las víctimas del fascismo del que hacen ostentación con los signos nazis y otros de probada criminalidad; dos, que haya gente que todavía clientee en sitios como el referido  porque les hace gracia o prefiere seguir enganchada  a las cotas máximas de la ignorancia extrema. Y una consideración no tan hipotética: detrás de provocaciones como la del local referido, en el fondo hay una estrategia para poner a prueba los recursos de la democracia  y empujarla a radicalizar sus medidas prohibiendo lo negativo y por esta vía justificar el retorno a formas represivas. Hagamos lo que hagamos ante locales de esta clase estamos perdidos. Tanto si aplaudimos que sean destruidos por la vía de la fuerza directa como por la de la prohibición legal estamos acudiendo a métodos de imposición de fuerza. En cualquier caso es mejor que la fuerza se imponga por una causa noble y ética a que nos la impongan por una nostalgia de un pasado de guerreros de cristo rey y pistoleros a sueldo de los retrógradas más abyectos.

 

El despotismo municipal

Por entrevecinos - 5 de Mayo, 2006, 16:03, Categoría: QUALITATdeVIDA

El despotismo municipal

La noticia del desmantelamiento del ayuntamiento mafioso de Marbella nos pone en la pista de varias consideraciones:

1. La confirmación de grupos de gestión local como filomafiosos.

2. Que el estado es capaz de autodepurarse cuando los extremos de los abusos mafiosos de partes de su administración trascienden el máximo tolerable.

y 3. Que el sistema jurídico y penal no está preparado para reparar los daños ocasionados contra inocentes cuando el mal está suficientemente extendido y su eliminación llega tarde.

Venimos denunciando  detalles de las administraciones locales  que los evidencian como grupos empresariales o de negocios en lugar de consistorios representacionales de los intereses populares. Cuando salta el escándalo del ayuntamiento marbellí y la resolución de disolverlo hace pensar en que ese ayuntamiento puede no ser el único en sus fechorías (idea avalada por los sondeos de opinión) y que hay una manera despótica de considerar la administración municipal cuando impera el afán de lucro y de poder y no el de beneficio social y bienestar colectivo.

Para el caso concreto las denuncias contra el ayuntamiento de Marbella vienen de lejos. El Gil de aquel tiempo demostró ya la total impunidad de un bocazas frente a los instrumentos de corrección del estado y su porcentaje representativo de un segmento de la sociedad más interesada en el negocio rápido y el dinero acumulado a corto plazo que en la buena vecindad y en el arte de la convivencia.

La decisión ahora desde las altas instancias de disolver todo un ayuntamiento y encargar la gestión de su ciudad desde otro organismo hace pensar en dos cosas: una la magnitud de la corrupción que no deja a nadie a salvo y dos, la hipótesis de que determinadas gestiones de crecimiento urbanístico a escala local tengan que ser supervisadas por instancias que piensen en los intereses colectivos y ecológicos a instancias mayores.

El mundo de lo concreto está echado a perder por gente sin escrúpulos que son capaces de arriesgar unos años entre rejas porque saben que finalmente el negocio ya lo tienen hecho y su triunfo empresarial no va a ser desacreditado.

Cabe felicitar la intervención fulminante del Estado-Mayor en contra de uno de sus tentáculos orgánicos  demasiado grotescos. Pero ¿por qué no lo hizo antes y se habría evitado tanta especulación inmobiliaria y tantas licencias de obras concedidas errónea e ilegalmente? ¿Qué va a pasar con toda la gente que ha pagado por viviendas que está en discusión si tienen que terminar de construirse o no? El problema de atrapar a criminales  de altos vuelos  y defraudadores confesos como el clan marbellí, es que no es suficiente con que paguen con años de cárcel ya que la sociedad defraudada no cuenta con opciones previstas de restitución.

Repensar la Ordenanza de Civismo.

Por entreveïns - 5 de Mayo, 2006, 16:00, Categoría: CONFLICTOLOGÍA

Que el incivismo es un fenómeno a resolver casi nadie lo pone en duda, que la ordenanza dictada para él lo logre tampoco. ¿Para qué se hacen las leyes si salen cojas desde su mismo momento de edición? La FAVB, federación de asociaciones vecinales de la ciudad condal, ha presentado un recurso contencioso administrativo contra el ayuntamiento. No hay que hurgar demasiada. Esta, de diciembre del 2005, es una ley encuadrada en una larga lista de ellas que los estados llamados democráticos van a promulgar para el  ejercicio del control del poder sobre la sociedad. La curiosidad jurídica de muchos de los decretazos de este tipo es que son anticonstitucionales haciendo del sistema el circo del doble discurso permanente: de un lado la apología de la libertad y de la cultura, de otro la represión contra la circulación de la gente y su comportamiento lúdico.

Evidentemente hay actitudes agresivas e irrespetuosas que no se pueden admitir tales como romper botellas de cristal en la calle, desparramar  basura de todo tipo, producir ruidos molestos para el descanso vecinal, romper mobiliario urbano pero hay que individuar la responsabilidad de cada una de ellas y no tocar el concierto del pito para que la gente salga a la calle envarada incapacitada para toda espontaneidad. El deseo inconsciente de una Administración, local o estatal, en tanto que instancia  de poder es reducir al pueblo a la mínima expresión creativa y -con el argumento de los atentados (que de constatarlos son de una minoría de deseducados) contra la convivencia pública- reducirlo a la nimiedad. Para el caso que nos ocupa de la ordenanza por el civismo tratar de meter en el mismo paquete un poco todo: desde la prostitución callejera al pis incontenible pone en evidencia la incapacidad sociológica para entender el tema. Esta clase de ordenanza no tiene el menor futuro pero sí consigue que nos tengamos que esconder ante determinadas emergencias fisiológicas para las cuales los uniformes al servicio de su amo no van a saber discernir entre  las de un gamberro y  las de un incontinente.  No discutiremos la intención para hacer del área metropolitana un gran espacio de mayor calidad convivencial tan solo la incapacidad de sus gestores en esta perspectiva. El legislador más torpe ha de saber que para decretar un edicto tiene que condicionar las circunstancias paralelamente para que se haga posible. Para la ordenanza en cuestión si se opone a la venta ambulante y a la prostitución que instrumente espacios para lo uno y para lo otro en lugar de amenazarnos con sanciones altamente severas. Si se desean los espacios limpios que se organicen servicios públicos para la higiene personal. Si se teme a las concentraciones alternativas de los jóvenes que se posibiliten espacios libres de pago para ello con papeleras, urinarios y servicio de limpieza.

 

 

Nota de Debat per l´alto el foc d´ETA

Por entreveïns - 5 de Mayo, 2006, 16:00, Categoría: COJUNTURAMA

Nota pel debat de Geometria Variable

La declaració de l´alto el foc d´ETA reconfigura la cojuntura. Estem de bona hora perque el perill potencial de ser esquitxats per metralles s´esvaeix i ens preguntem qui passarà a sostenir el moviment d´autodeterminació a Euskadi si Herri Batassana  continua il.legalitzada i l´esquerra abertzale és impugnada.  Sobre tot l´anunci d´ETA deixa sense arguments pel terrorisme verbal a la dreta exhaltada. La quéstió mesurable avui és que el govern ZP ha aconseguit el que amb un govern PP mai ´s´hagués aconseguit.  

 

Otros mensajes en 5 de Mayo, 2006

Blog alojado en ZoomBlog.com