El Blog

 
 

Calendario

     Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Mayo del 2006

MAGAZINE TODAVíA en OBRAS

Por entre vecinos se masca la realidad por abajo - 19 de Mayo, 2006, 20:50, Categoría: General

Este espacio digital está en construcción y tiene la intención de ir dando cabida a las observaciones y experiencias de la vida cotidiana en tanto pertenecemos a realidades urbanas y vecinales.

Entrevecinos/as viene reuniendo sobre papel o en difusion por email, desde principios del año 2000, artículos breves y notas de prensa bajo la percepción de la calle. No pretende tanto los análisis complejos como poner en circulación los resultados de las observaciones directas. Sus páginas están abiertas a quien se sienta ciudadano/a de su lugar concreto de residencia y también de esa nueva manera que nos configura la existencia el hecho de pertenecer a la aldea digital.

Somos piezas del vivir cotidiano donde nos toca conquistar la calidad de lo concreto para seguir con la ambición fresca de un futuro perfectible.

Menú num 077 mayo 2006

Por entreveïn(e)s - 18 de Mayo, 2006, 8:49, Categoría: MENUS

Artículos a la carta.

Menú de textos.

Obs->La barrera de copas.

Fer debat polític a pesar de la classe política que no el fa.

Propuestas->La experiencia de practicar  coche-cartelismo. 

Los guías ofertantes

Cuando el enemigo está encima.

Morir por ser desatendido.

La relación con las generaciones posteriores.

Slogan-> No prohibiu la festa dels sentits.

Una anécdota en la côte sauvage. 

Què ha passat amb l' Estatut ? MHM

Què ha passat amb l' Estatut ?

Por Misse Hinojosa - 18 de Mayo, 2006, 8:48, Categoría: DEBAT CRITIC

 On és avui l' autoritat moral de Catalunya?

S'han de saber  defensar els mínims de la identitat humana.

Els Ciutadans i Ciutadanes de Aquets país no tornarem  a creure mai més en els seus politics doncs deixen molt que desixar.

És urgent i necessari  la construció d'una nova moral per part de tots i de totes les persones sense cap exclusió. L'acció és ara l´ important. Hem de saber construir entre tots els col.lectius un sentit de moral que ens serveixi aquí i ara, defençant i progressant en la felicitat i dignitat humana.

Amb un gran respecte a la diversitat, però atenció perquè diversitat mal tractada pot ser igual a desigualtat .

S' han de crear espais de reconeixement dels uns amb els altres. I tenir en compte que saber respectar la persona no sempre ens ha de portar a respectar la seva opinió doncs n'hi han que són nefastes. Seria quelcom com saber separar l'obra del seu autor, però sent conscients que l'opinió no ens ha de fer perdre el valor de la persona tot i sabent que a l'hora de la veritat serà un vot que aquets politics aprofitaran al seu favor. Debat , debat , debat  per favor si us plau pensem i dialoguem el cas és urgent, dons  ens juguem la nostra identitat i el respecte com a ciutadans i ciutadanes d´aquest petit gran país que és Catalunya.  

Una anécdota en la Côte Sauvage

Por Ariadna Lúpulos - 18 de Mayo, 2006, 8:46, Categoría: The OBSERVER

 

Recorrimos el paseo de mar de Cap Breton  en Landes, Sudoeste francés. Ante la inminente puesta de sol decidimos sentarnos en una mesa  en la terraza de un bar. Nada más hacerlo, al otro lado del cristal en el interior del local, alguien golpeó fuertemente al cristal y nos hizo ademanes con la mano de no por debajo de una cortina. Al mismo tiempo los chicos de la mesa de al lado, dos o tres de ellos con las piernas en reposo o entabladas nos indicaron que aquel era un lugar reservado para los handicapées. Pregunté donde estaba el aviso de tal medida. Se deshicieron en una explicación territorialista sobre que aquello era para ellos y que debíamos dar la vuelta al edificio para entrar en el bar. Ante la sospecha de que estábamos en Francia e instalados junto a unos imbéciles que querían pasarse con nosotros dije  que íbamos a estar pocos minutos (de hecho seríamos la última mesa en ser abandonada cuando el ultimo destello de sol desapareció en el horizonte atlántico; la puesta de sol inminente había sido el motivo de nuestra sentada). Se daba el caso de que uno de los chicos en advertirnos de ello no mostraba ninguna magulladura corporal y si bien era cierto que había una cierta profusión de lisiados (surfistas amantes de las olas contándose las batallitas en sus besos con las rocas del mar) también lo era que al rato se sentó otra gente sin señales de contusiones por ningún lado. Nos preguntábamos por qué esa clase de anécdotas suelen pasar en Francia. ¿Qué les sigue pasando a los franceses que no soportan de los forasteros y que necesitan dejar su cucharadita de politesse mal entendida? Posiblemente la suma de handicapées terminaron por establecer su propio código que solo ellos conocían y no tenían porque conocer los visitantes puntuales y entre ellos, habría los mas decididos a imponerlo gustara o no a los de fuera, todo al margen de la comprensión y el respeto. También era cierto, pudimos observar, que el local es uno de los que agrupaba surfistas y quizás, a modo de cofradía, estaban interesados en parroquianos potenciales  que consumieran sus bebidas para beneficio de la casa. Fuera de detalles seguimos en nuestro puesto sin que nadie precisara de la mesa y de ese encuentro puntual y espontáneo entre culturas quedó esta anécdota y no el relato de una conversación amistosa entre los de una mesa y los de otra sobre la soberbia caída del sol, los beneficios del mar de la cote sauvage o el diálogo entre generaciones. 

 

Respuesta a un caso de denuncia desestimada

Por Jes Vicma - 18 de Mayo, 2006, 8:44, Categoría: CORREOconElPODER

 

 

Hechos probados:

1. Mi coche fue substraído de la vía pública por causa injustificada por la guardia urbana de Vall d´Uixó el día 12 de octubre sobre las 19 h.

2. Mi coche fue abandonado por la grúa municipal en un descampado sin ninguna custodia[1].

3. Mi coche fue abierto y robados enseres de su interior por valor considerable[2].

4. La policia de puertas del ayuntamiento no me atendió en mi situación de desvalidez  e imposibilitación[3].

5. fui atendida de urgencias en el centro de asistencia primaria sin que nadie del ayuntamiento me facilitara llamar a una ambulancia[4].

 

 

Mi denuncia fue por dos motivos:

PRIMERO: pérdida de contenido de mi coche por robo a causa de su traslado ilegal por la grúa municipal.

SEGUNDO la desatención recibida a mi persona por el personal uniformado del ayuntamiento en el estado de crisis extrema en el que me encontraba por ser objeto de lo que era una agravio injustificado a mi estado.

 

Vds solo me contestan a lo primero silenciando toda mención a lo segundo. Es evidente que se les  ha escapado la lectura de  detalles considerables.

 

Hecho probado ad hoc:

 La notificación del auto de sobreseimiento provisional firmada  por la jueza Julia Maria Minguez Roca  me ha sido comunicada  con más de 6 meses de retraso después  haber interpuesto denuncia en Nules juzgados y a la  Guardia civil de Vall d´Uixó y haber decidido esta resolución.(3 días después de la denuncia). Este lapso de demora en la comunicación y solo proporcionada a partir de mi nota certificada solicitándola de hace unos días me lleva a considerar la falta de interés de este juzgado en el agravio que ha sufrido mi persona y mis pertenencias, demuestra  el nulo esfuerzo en darme la notificación y la desidia considerable de la que he sido objeto. Además de impugnar  su resolución me hace pensar en la prerrogativa  ajustada a derecho que como ciudadana tengo de denunciar  a la jueza firmante por el desamparo a la que he sido sometida y por el agravio sobreañadido recibido por mantenerme desinformada durante medio año sobre un hecho resuelto antes de una semana de la fecha en que fue presentado teniendo en cuenta que disponían de toda mi información personal para ser localizada. Ahora entiendo porque las cosas de palacio andan superdespacio y porque la sociedad en su conjunto no cree en vds...El artículo 759, título II de la LECr hace referencia al retardo malicioso de la administración de justicia[5].

 

Valoración.

El único hecho que refiere su extenso documento es que los autores del robo son desconocidos y que por ello se desestima  el proceso aparándose en el  art. 779 de la LECr.[6]

La estimación  tan subjetiva del desconocimiento de autor delictivo me hiere doblemente dada la evidencia de la corresponsabilidad en el suceso de quienes me substrajeron el coche.

Hay autor conocido: el Ayuntamiento de Vall d´Uixó. Es totalmente secundario si la mano autora del robo fue de quien llevó el coche hasta el lugar del abandono o de  otra autoría que se aprovechó del hecho de encontrarse un coche en un lugar remoto con un montón de objetos de valor a la vista tras sus cristales.

Quien abandonó el coche se constituye en cómplice implícito del delito, en tanto que éste  no hubiera sucedido de continuar aparcado los 25 minutos del que me mantuve ausente en el lugar céntrico en el que estaba, legal y perfectamente estacionado, repito, y sin molestar a nadie.

Del mismo modo que un ayuntamiento contrae  responsabilidad civil cuando sus ciudadanos resbalan y se rompen una pierna por un paso zebra resbaladizo o en mal estado, o  por la tapa de una alcantarilla descuidada por la brigada de obras  o se accidentan por una curva mal señalizada o por un retrovisor de carretera no instalado y por un innumerable sin fin de conductas de ausencia o negligencia, también lo es en este caso. La casuística jurídica avala mi convicción al respecto.

Del mismo modo que el que facilita un arma a un homicida para asesinar a alguien se convierte en cómplice de éste aunque no haga la comisión concreta del matar, quien facilita las condiciones a un delincuente para que haga sus fechorías se convierte en su aliado indirecto, haya sido o no su voluntad al hacerlo. Es de una lógica aplastante.

 

Espero que este texto cumpla con el rol del recurso de reforma, de no ser así indíquenme cómo hacerlo sin pasar por los honorarios (o por una inversión cara  a fondo perdido) de un despacho de abogados.

 

Por favor les ruego, imploro, que me envíen la información en paralelo por email. (Pónganse al día, el siglo XIX queda atrás). Mis condiciones físicas de movilidad reducida  no me permiten ir a correos a recoger correspondencia.



[1] de lo cual hay confirmación en el libro de incidencias del ayuntamiento denunciado.

[2] de lo cual hay denuncia en la Guardia Civil.

[3] De lo cual la memoria biológica y la honestidad de los funcionarios de puertas corroborarán lo que digo.

[4] De lo cual hay prueba en el calendario de asistencia del día 12 de octubre en el centro de asistencia Primaria de Vall d´Uixó.

[5] En mi edición vieja de Civitas, de 1986, p.295 y que tiene su actualización en la última actualización de la ley citada y que vds sabrán debidamente localizar.

[6] RD 14 Sep. 1882 (Ley de Enjuiciamiento Criminal)

 

Artículo 779. 1.Practicadas sin demora las diligencias pertinentes, el Juez adoptará mediante auto alguna de las siguientes resoluciones:

1.ª Si estimare que el hecho no es constitutivo de infracción penal o que no aparece suficientemente justificada su perpetración, acordará el sobreseimiento que corresponda notificando dicha resolución a quienes pudiera causar perjuicio, aunque no se hayan mostrado parte en la causa. Si, aun estimando que el hecho puede ser constitutivo de delito, no hubiere autor conocido, acordará el sobreseimiento provisional y ordenará el archivo.

 

No prohibiu la festa dels sentits. Facil.liteu espais alternatiusde gaudi a les discotheques.

Por Néstor Estebenz Nogal - 18 de Mayo, 2006, 8:42, Categoría: SLOGANS

No prohibiu la festa dels sentits. Facil.liteu espais alternatiusde gaudi a les discotheques.

La festa és la festa dels sentits. La festa es la del gaudi. I la festa  forma part de les necessitats psicobiològiques de les persones. Fins i tot en èpoques de penuria cal riure i divertir-se. La gfnet necessita la marxa dels cossos i la disbauxa momentànea per posar un parèntesi al a vida ordinaria, a la semana laboral, a les incertituts existencials o a un fotimé de petits problemes. No es coneix la história de lacultura sense la vida lúdica. Si hi ha algun sentit a la vida terrena a part de comprendre els seus per quès  és el de passar-s´ho d´allò millor. Però no ha faltat  mai gent que ha mirat amb ulls de reprobació el gaudi, la festa o l´alegria. No és d´ara que son prohibices les festes espontànies que els poders municipals califiquen  de descontrolades o bàrbares. Bàrbares sí ho son però no en el sentit lessiu de la paraula sino en el sentit de formidables. El sistema vol i accepta que la festa estigui sota el control de la mirada resttrictiva i les fica a  espais tancats com les discotheques amb preus cada vegada més elevats o a espais festius tradicionals previament organitzats. Si la gent es compra la beguda a un super i se´n va a una explanada a fer el mateix que fa a un espai tancat però sense passar pels preus de barra i de porteria, allò es comnverteix en un delicte. Qui ho comenta se li veu el plumero aviat. Una discteca paga impostos considerables dels que s´alimenta un ajuntament i a una explanada, no s´ha de pagar res. La gent, a la seva manera, va trobant fórmules de gaudi sense passar per la industria d´explotació de l´oci que l´aliena i atonta. La gfesta dels sentits no es prohibible per molt que els encarregats de la vida viària i de la salut pública posin el crit en el cel. Fan de grans pares ogurús socials equivocant-se de plè. També pares de totes les èpoques s´han sentit malalts perque els seus fills els desobeien i eren capaços de sonriure i riure malgrat severíssim càstics. La societat de l´hedonisme potser ha començat en el seu gigantisme conegut en el darrer mig segle però el desig del gaudi és cosubstancial a la condició humana. Prohibir-lo o volguer-lo normativitzar amb l´excusa de fer-lo més segur o de no posar en perill altres propietats és enganyar soberanament a les persones i no protgegir precisament els bens. Tota mentida de l´estat i de les seves administracions acaba anant en contra del seu aparell com a venjança social.

Si tanta por fa als agutzils (als que tenen conciencia d´agutzils sigui quin sigui el seu càrrec o ofici concret) que la gent es concentri per beure, ballar i garlar que s´organitzin espais acondicionats per fer-ho amb casetes de wcs químics i paperes tal com es fa a les grans concentraciones per concerts. No es gens complicat. A tot arreu hi ha naus obsoletas que es poden acondicionar, o explanades on fer-ho amb un mínim d´esforç de màquines i de treball.

El que no té gens de sentit es que els ajuntaments es carreguin la conducta de la gent i impugnin un moviment massiu de dotzenes de mils de persones perque algunes picabaralles han descalabrat a algun pasma i han empurat amb càrrecs a uns quants joves per estar allà. La capacitat del governant no es mesura en la força bruta que té en reprimir sino en la inteligència neta que te, si li queda alguna, en buscar solucions front a tendencies socials que se li escapen tan des de la previsió com des de la comprensión.

El texte està prou clar a qui va dirigit. A ajuntaments encarregats del territori municipal i de la concòrdia urbana. Cap problema pel que fa al segon. La gent no te ganes a priori de trencar escaparats i enfrontar-se a paios que els hi doblen el tamanys corporal i venen entrenats per fer mal (aquets sí que hi venen) però fa una cosa i l´altra quan la seva furia es el resultat d´unarestricció brutal de la seva llibertat.  Unes quantes persones han estat encausades per estar en el lloc dels andarulls sense que fessin res. Periodicament el sistema necessita cridar ben fort qui mana i per fer-ho castiga cíclicament a inocents en el lloc dels autèntics autors d´actes vandàlics, si això es pot dir. El vandalisme es una resultant multifactorial  del que qualsevol dels sociòlegs licenciats amb atur consultats pels ajuntaments podria donar informació acurada. Ho faci o no, cada adminsitració muinicipal haria de considerar la posibilitat d´ajudar a la festa de la gent en lloc de prohibirla. Serà una manera d´acreditar d´alguna manera que la societat democràtica ho som tots i no només els que surten amb les seves obsessions discursives parlant dels interesos en nom de tots (de quí?).

En els 80  en Tierno Galvàn  alcalde  a Madridv a ensenyar una manera de fer política del gaudi pel que fa a acceptar i activar grans espais de concentracions lúdiques.  Tan aviat passa el temps que ja s´ha oblidat?

La relación con las generaciones posteriores.

Por Jesus Ricart - 18 de Mayo, 2006, 8:40, Categoría: DEBATE SOCIAL

A partir de una cierta edad cumplida las oportunidades de tratar con gente que biográficamente está a distancia en una o dos generaciones va en decrecimiento aunque objetivamente las posibilidades aritméticas de hacerlo va en crecimiento. Eso quiere decir que uno/a cuánto mayor es, más gente de distintos grupos de edad puede conocer pero en la práctica las posibilidades numéricas se hacen añicos ante la invisibilidad de cada grupo de edad frente a los demás. Hubo un tiempo en que la gente de mayor edad discriminaba a la gente  de menor edad con el consabido autoritario ·” ¡cállate!” Grito prepotente del padre o del patriarca o del maestro al cual cabía añadir o inferir “todavía no existes, has de crecer mucho para poder hablar o para que te pueda tener en cuenta”.  Llega un momento en que se puede tratar incluso con nietos y bisnietos si el árbol genealógico de linaje lo permite y se da una curiosa relación emocional y estrecha entre abuelos (y excepcionalmente, bisabuelos) ancianos y nietos (o bisnietos) con una conexión impresionante inigualable en la generación intermedia. Resulta que los abuelos que son de alguna manera marginados por sus hijos  encuentran una segunda posibilidad lúdica de juego y de codescubrimiento con los nietos que no tienen el prejuicio ni el estrés de sus padres.

Por lo general una generación tiende a despreciar lo que hizo o ha legado la anterior. Está imbuida de  la fantasía que la va a superar y que aquella no pudo gozar de las ventajas de comodidad, los progresos tecnológicos y el saber histórico que tiene ésta. La juvenil, la de quienes tienen 16, 18, 20, 25 años tiende a despreciar a la de sus padres, la que tiene 40, 45, 50 o 60 años, mucho más a la más lejana, la que tiene, 80, 85 o 90 años a la que ve como algo distante e imposible de alcanzar. Los más jóvenes olvidan que los más viejos callan para darles la libertad de oportunidades para vivir su vida y equivocarse soberanamente. Las pautas educativas ya no pasan por enseñar para evitar caer en los mismos errores, sino proporcionar instrumentos de análisis y recursos para adaptarse a las nuevas situaciones una vez s cometen errores o se reciben los impactos de ellos ocasionados por otros.

Es muy difícil para una generación transmitir su saber histórico a la siguiente. Esta acepta de aquella los beneficios, el patrimonio material, el capital, los medios pero no el saber. Luego a mucha distancia a la gente espontáneamente le sale la fraseología o refranes que le dijera sus padres en vida dándose cuenta de la cantidad de verdad que concentraban, pero cuando la hacen ya es tarde para el reconocimiento de ellos.

La relación con la generación posterior no resulta fácil. A partir de cierta edad dejas de existir por lo que hace a la galería de la visibilidad. No importa que te quede media vida biográfica por delante o apenas hayas cruzado el medio siglo, muchos te ven como un viejo, los cánones del gran consumo que esta detrás de toda política de dividendos opinan que ya no das la talla, la gente no contrata a los viejos no por su falta de energía sino porque no dan imagen. Ese mismo mercado y sus gestores olvidan que no está tan lejos el momento en que otra generación posterior también los trate a patadas por los criterios discriminatorios que han contribuido a instaurar.

Por lo general cuando alguien antepone la edad como premisa de la comunicación ya puedes darte por avisado: apaga y vámonos. La cronoendogamia va en contra del mismo grupo de edad que solo quiere tratar con sus miembros porque ver a los de los otros grupos, por viejos o por más jóvenes, fuera de su mundo cuya traducción se mide por una pérdida de grados en la transmisión de conocimiento. Cada vez que muere un anciano se quema una biblioteca. Esta es una idea que circula y que sin embargo no se actúa en consecuencia. Cada vez que muere alguien por razones de edad a quien se ha tenido aparcado en sus últimas décadas sin intercambiar  información y conocimientos se ha vivido de espaldas a la historia viva, se ha humillado pasivamente a su protagonista por no escucharlo y se ha condenado uno a si mismo a repetir equivocaciones antiguas.

Morir por ser Desatendido

Por S.Maraselva - 18 de Mayo, 2006, 8:39, Categoría: SOLIDARIDAD

 

Morir por ser desatendido.

Si de algo nos sirve la democracia, esta democracia, es que al menos nos enteramos de cosas de las que antes se nos impedía toda información. No, no es que nos enteremos de todo. El estado-gran-hermano todavía filtra qué cosas se pueden decir y qué otras no, pero obras trágicas de cuantía menor, por llamarlo de alguna manera, como el hombre de 63 años que acudíó por tres veces al hospital de Alcorcón aquejado de una dolencia en el estómago y que no se le hizo el menor caso muriendo a la tercera por un tumor que era benigno cuya operación preventiva le habría salvado la vida nos hace recapitular sobre la clase de vocación que hay en la sanidad.  Resulta que una enorme cantidad de problemas sociales concretos son el resultado directo de negligencias profesionales continuadas. La inasistencia en caso de necesidad es un delito. Lo es tanto si es con una negativa explícita como ya ha sucedido en otras ocasiones en otros hospitales, como si lo es con una negativa velada, en el caso en cuestión el paciente fue reconducido a un servicio de psiquiatría y devuelto a casa sin ninguna ecografía. Una simple mirada a su estómago le habría salvado la vida y permitido que viviera matemáticamente otros 25 años más. Lo terrible de estos asuntos es que nadie se siente responsable, nadie se siente implicado, nadie es el criminal.

Lo único que nos es dado a los ciudadanos de base es tomar buena nota de las noticias, no olvidar los nombres de donde suceden, recordar en este caso este Hospital. Lo lamentable es que la lista de sospechosos va en aumento. La lista de errores desequilibra la armonía social. El arma de la conciencia es verificar las informaciones y no olvidarlas. Quien olvida los errores cometidos por los demás, por los centros,  por las empresas de servicios, por los hospitales propende a perdonárselos y con eso a volver a recibir el impacto de su flagelo en una siguiente ocasión.  El observatorio de la vida cotidiana se convierte en una epopeya magistral para estar al acecho de todos los actos que nos agreden directa o indirectamente.

 

Cuando el enemigo está encima.

Por Suso Ricmor - 18 de Mayo, 2006, 8:37, Categoría: The OBSERVER

Hay muchas maneras de hacer la puñeta. Una de las últimas variedades de las que somos objeto es la ser molestados por un determinado vecino que deja caer desde su balcón hojas de periódico sueltas a nuestro patio. Quien sea que lo hace está encima y nosotros debajo en el sentido más físico. También en el sentido más malicioso. Él tiene una capacidad sibilina para molestar a los demás que nosotros ni nos planteamos. Antes de las hojas del periódico caían cajetillas de malboro cargadas de medias colillas. Posiblemente se trata de la misma personalidad neurópata. ¿Qué hemos de hacer? ¿Apelar a su cultura, que desde luego no tiene, para que deje de molestarnos? ¿Ponernos en guardia con unos catalejos para averiguar de qué balcón nos lanzan las inmundicias? ¿Hacer una barbacoa abajo para infestar con humo toda la fachada? Nada de eso. El vecino atorrante representa el enemigo concreto. Es  tan solo un espabilado  sin agallas que por hache por be nos quiere castigar  tal vez por algo que hacemos o hemos hecho y no es de su gusto. Las vecindades y bloques vecinales están repletas de gente malcarada, amargada, y saboteadora de la convivencia pública. En algún momento de sus biografías perdieron la capacidad de habla (no física sino comunicativa) y se ensoñaron en ser terminators. A falta de ametralladora en funcionamiento que comprar en algún bazar porque las leyes del país todavía no autorizaban a ello, se las ingeniaban para molestar cuánto más mejor. Son los tipos que cambiada la situación política de una democracia o al menos de eso en que la gente puede opinar y vestir como le plazca y llegada otra de mano dura, mano militar y dictadura rígida, corren apresurados a la comisaría más cercana a denunciarte. Basta tener personalidad propia, andar con desenfado, llevar barba o cabello largo u opinar de un modo crítico en una determinada reunión de comunidad para que, a veces, te hagas enemigos sin saberlo. Por lo general quien te elige como sujeto a quien castigar y se constituye en tu enemigo en secreto es un pobre desgraciado que no tiene mejores contenidos que meter en su vida y te envidia en el fondo por tenerlos tú en la tuya. ¿Pero qué podemos hacer? Las respuestas más arriba sugeridas no sirven. Dejar el piso en un edificio compartido para comprar una casa (ideal casi universal), no siempre es posible por razones económicas. Plantear el tema en siguientes reuniones sólo sirve para indicar el tipo de convecinos y niveles culturales que hay pero para nada da resultados prácticos a no ser que el saboteador sea tan imbécil que se autodelate. Dejar colgada una nota en el tablón de anuncios, como este breve artículo, es apelar a una autocontención por parte del que se dedica a molestarte como vocación que no tiene. Pero sí a que se la ponga alguien de su familia. Podemos imaginarlo: un niño de corta edad diciéndole a su padre: papá, papá no tires cosas abajo que los vecinos se enfadarán. O una esposa diciéndole a su pareja, no seas bruto Manuel que así no se arreglan las cosas, si no te gusta el patio de abajo díselo a sus inquilinos.

En fin, seguiremos sufriendo pero no en silencio y llegado el momento de la venganza (a todo cerdo le llega su Sanmartín) nos comeremos crudo con patatas el hígado del susodicho.

Claro que todo esto no pasa de ser una realidad presunta cuando una mirada en vertical da cuenta de un periódico que el viento va deshojando dejado negligentemente en el extremo del balcón junto a la ranura de la mampara de cristal que lo cierra, por el que va cayendo paulatinamente. También habrá que  pensar en que es obra del viento las borras del barrido que algunas disciplentes amas de casa tiran por la misma ranura hacia abajo en lugar de reconducirlas con el recogedor a su basurero particular.

 

Los guías ofertantes

Por W.Sumionda - 18 de Mayo, 2006, 8:36, Categoría: The OBSERVER

Los guías ofertantes

Vino alguien nada mas estacionar el vehículo en Carcassone por el lado de la ventana del conductor. Se había fijado en la matricula (de orígen español) y trató de explicar algo de su vida al otro lado de la ventana. Era divorciado y tenía a sus hijos lejos de él. Ante mi perplejidad de por qué estaba contando esto y mis signos de retirada, (ya  había empezado a cerrar el cristal) pidió que lo bajara de nuevo y  afirmó que no lo entendía. Se estaba ofreciendo para guía. Le aclaré que no estábamos interesados en su ofrecimiento. Se fue con un gesto brusco con las cajas destempladas y  sin la cantinela francesa del au revoir en contraste de ausencia a la cantinela del bonjour y coment ça va? de su  llegada pletórica de simpatía.  

Son demasiadas veces las que el viajero recién llegado a una ciudad es abordado por una clase de especímenes que están al acecho de la menor novedad en la calle. Nada a objetar salvo que esa pléyade de ofertantes trata de aprovecharse de la supuesta ignorancia del que arriba. Son todos iguales en no importa que ciudades del mundo. Por lo general lo que ofrecen no está a la altura de sus conocimientos o dominios y al aceptarlo se establece una especie de débito compasivo hacia ellos por cargarlos durante un rato o unas horas durante un itinerario de visita.  No saben más de lo que se pueda leer en media página de un folleto turístico de la misma ciudad y suplen, en el caso de tenerla su labia o simpatía la falta de conocimiento concreto. Es una modalidad fina de la indigencia.  Al principio uno tiende a ser solidario y a dar monedas por sistema a todo aquel que las pide, al final de los periplos viajeros se tiende a viajar blindado ante  irrupciones de esa clase. Antes la opción caritativa de dar la moneda al solicitante tapaba conciencias negras. Posteriormente la solidaridad pasaba por ayudar a la gente a suplirle sus déficits fundamentales.  Ahora la solidaridad no pasa por dar sino por ayudar a liberar a la gente de su falta de recursos. Esto es una idea tanto para el mundo terciario en su conjunto como para los casos particulares de ofertantes como el descrito. Pero vengo observando que ante un no a la demanda de dinero concreto que se te hace, quien la hace ya no quiere saber nada más: no acepta una conversación, no quiere conocer otras ideas, no acepta un replanteamiento de su situación.

El hecho de la ayuda limosnera es en ello mismo un acto de indignidad. Es humillante para quien lo recibe y prepotente para quien lo da. Eso no cambia las estructuras sociales ni separa las relaciones abismales entre clases. Claro que a esta idea, la objeción del criado siempre flota en el aire: cualquier acto indigno deja de serlo dependiendo de la cantidad de la propina o de la dádiva. No todas las ayudas pedidas son aceptables, ni siquiera las enmascaradas en un formato de intercambio como los que se ofrecen como guías de pacotilla.

 

Otros mensajes en Mayo del 2006

Blog alojado en ZoomBlog.com