El Blog

 
 

Calendario

<<   Marzo 2012    
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog
 

Decrecimiento y deconstrucción.

Por JesRICART - 2 de Marzo, 2012, 11:09, Categoría: LA VIDA URBANA

Decrecimiento y deconstrucción de instalaciones.Madrid2marzo2012

Por suerte, decrecimiento es una palabra y un concepto que suena y se extiende. Es la palabra sinóptica que hace de antídoto a su opuesta. Las pretendidas y pretenciosas autoridades en economía del mundo entienden y así lo insisten que la solución a todo pasa por el crecimiento, es decir más empleo, mas producción, mas consumo y mas dinero. Obviamente, no hacen un analisis del pasado ni de eso en lo que se ha convertido la sociedad de consumo de masas desde 1950 hasta ahora. Pero la solución a  los desastres materiales de cuyos balances tenemos notas actualizadas a diario, pasa por una reflexión histórica y un replanteamiento de la relación del Trabajo con el Medio. El chip que hace falta cambiar en las molleras de esa plaga de suspuestos expertócratas en la materia no es tan complicado. Es entender que el trabajo es una fuente en si misma de riqueza no siendolo el dinero, cuya función inversora cuando así la cumple es la de hacer de puente entre trabajo y resultados reales no entre inversiones encadenadas para ir encareciéndolo en cada cambio de manos. Pero el trabajo es fuente de riqueza  material siempre y cuando esté al servicio de un planteamiento  respetuoso con los recursos y con la sociedad. No pocos trabajos hacen justo al revés, sirven para destruir y esquilmar recursos o para controlar procesos de la propia estructura del modelo.

Trabajo es una de esas palabras mal empleadas y que nos da trabajo, valga la redundancia, tener que redefenir. Estrictamente no todos los empleos son un trabajo.Pero como la justificación para el sistema capitalista es que un empleo permita ganar dinero y luego hacerlo circular muchos de ellos solo cumplen una función objetiva de parasitismo desde el punto de vista de los parámetros de ofrecer recursos organizados para necesidades reales y de reactivadores de la economia por el solo hecho de participar del esquema de ganancias-gastos-beneficios.

En un modelo nuevo de sociedad cooperativa habría/habrá trabajo para todo el mundo en condiciones de trabajar y sin embargo se destruirían/destruirán muchos puestos de empleo que no sirven absolutamente para nada salvo para vigilar y controlar o para producir enormes cantidades de mas de lo mismo y que pasan al stock o al amacenaje sine die para su benta o uso. Hay cientos de miles de empleos de los hombres uniformados (seguratas, policías, militares,…), millones de funcionarios burocráticos con duplicidades administrativas, cajeras en los supermercados e hipers, taquilleros de todo tipo, repartidores de publicidad redundante, empleados de baretos y más baretos, taladores de árboles, gasolineros,  trabajadores de la descomunal industria porcina, fabricantes de armas, escuelas de negocios , tiendas de chuches tóxicos, canales de televisión-basura, constructores de edificios sobrantes, fabricantes de coches contaminantes,…que no se necesitan en absoluto. Claro que el concepto de necesidad varia según las manos y cabezas que lo empleen. Entre nosotros cuando hablamos de necesidad hablamos de dar respuestas que satisfagan las practicas indispensables para la vida holgada, creativa y feliz. Pero eso nos entrega a ese otro concepto, el de la indispensabilidad, que es sumamente relativo. Lo que es indispensable para uno puede ser superfluo para otro, lo que se toma como necesidades primarias para uno (comer 3 o 5veces al dia o dormir 8 horas pueden ser tomados como derroches para otros que les valga dedicar menos tiempo a la cama para introspecciones oníricas o no pasarse todo el dia dale que te pego haciendo currar  a sus intestinos). Desde otros puntos de vista de clase, las necesidades del perfil oligarca pasan por ampliar las arcas de sus dividendos de un dia para otro. A fuerza de insistir el sistema capitalista ha logrado un éxito sin precedentes: hacer creer que la economía es igual a dinero destruyendo una evidencia histórica fundamental según la cual el dinero aparece en cierto momento del proceso histórico económico para facilitar las transacciones, despegándose luego de esa misión para convertirse en un factor de casino con el que hacer más dinero. El esquema historico seria este T-P-D en un ciclo continuo de combinacion defases entre trabajo, sus resultados y el dinero para intercambiarlos; el esquema de los ultimos tiempos viene siendo: D-P-T. La prioridad se le da al dinero y lafuncion totalmente lejana y secundario al trabajo. Como que el concepto de trabajo sigue siendo cvonfusionista, milloens de personas van a diario a sus empleos absolutamente convencidos que van a trabajar pero no va a hacer eso sino que van a ocupar un horario que vive de los que realmente trabajan y crean productos fundamentales para la existencia. No se vea en esta af.irmación un deseo puritano de reclamar el trabajo bíblico como solo aquel que pasaba por el sudor epidérmico. Hay muchos trabajos creativos que no pasan por el esfuerzo físico ni por la produccion de objetos materiales tangibles y sin embargo son verdaderos trabajos. La diferencia con los empleos-bluf es que estos crean un simulacro de una economia de todo empleo cuando en realidad es solo la menor parte de todo el entramado la que genera resultados prácticos y necesarios. Una relectura antenta de este fenomeno demuestra que el trabajo real, aquel que es indispensable para una economia sana, ocupa el porcentaje menor de todos los empleos, así como los sectores agro-pecuarios son los que emplean la menor cantidad de gente en la organización económica de los países industrializados. Si con menos se puede vivir tanto ¿para qué continuar en las lineas hiperproductivas cuando ya no se tienen silos donde almacenar todos los stocajes?

La alternativa del decrecimiento no apologiza la vuelta a una época de penurias, sino a una era excelsa de simplificaciones. Nadie necesita la mayor parte de las cosas de las que es propietario y esto vale tanto para los plutócratas como para las clases medias como, incluso, para sectores amplios de esa pobreza creciente. La mayor parte de las cosas que una persona va a necesitar a lo largo de su vida pueden ser de uso compartido y publico sin necesidad de tener el título de propiedad. Si es así, si una misma cosa puede ser compartida por 10,100 o mas personas ¿porque deduplicarla o centruplicarla? Existen vectores de una cultura del compartir. No necesitamos comprarnos un autobús o un vagon de metro o una carretera para usarlas en exclusiva, tampoco un jet (aunque algunos lo hacen) o un helicóptero. Sin embargo,la cosa cambia cuando se trata de coches, bicis, raquetas de tenis, libros, compact disc, lavadoras, lavavajillas, apartamentos y todo lo demás con lo que se considera que pasa un estatus de vida.

Decrecimiento es menor producción, mayor planificación, mas reciclaje en los productos ya existentes y algo todavía más radical: deconstrucción de cosas fuera de tiempo y de lugar y peligros (plantas industriales contaminantes, minas peligrosas, plantas de extracción petrolera y de combustibles antiecológicos, edificios contraestéticos y peligros, diseños urbanisticos de barrios de concetración proletaria y un largo etcétera por completar). Decrecimiento significa dividar el conjunto de creatividades (y producciones y servicios) a hacer para el bienestar general y su reparto artimético entre quienes puedan asumirlo. Este simple planteamiento nos facilitaria la vida a todo el mundo, la dignificaría, se reducirian las tasas de estréss, de cánceres y de patologias severas, seviviría mas y mejor con la simple liberación mental de las inercias de la codicia.

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

El valor de la propuesta innovadora

Por JoeLouisArco - 21 de Febrero, 2012, 13:53, Categoría: PROPUESTAS

El valor de la propuesta innovadora. Tener y hacer propuestas como dinamizacion del discurso creativo. Joe Louis ARCO

Las propuestas existen; de hecho, nunca han dejado de existir. Existen propuestas por que hay proponientes. Las propuestas lo son de ideas, de sueños, de relatos, de trabajo, de empresa, de objetivos, de acción y de futuro. Hay propuestas de todas clases y desde todos los ámbitos y hay  iniciativas lúcidas de personas adelantadas a su tiempo y con un gran potencial de creatividad. Una cultura dócil nos habia acostumbrado a creer que las propuestas solo se limitaban a ser las que ya funcionaban como vigentes y que lo inexistente no podria llegar a tener la oportunidad de existir nunca. Pues no, hay mas por hacer de lo inexistente que de lo que existe ya, hay mas potencialidad que realidad efectiva, mas gente esperando su turno de voz y de dedicacion energetica a implementar novedades en la realidad general que gente que copa los puestos de mando y de control controlando esa realidad. En definitiva, hay una cantera prodigiosa de propuestas que en la medida que se vayan divulgando y ejecutando van a cambiar la faz del planeta y a inaugurar una nueva era de humanismo y concordia (o al menos esa es la hipótesis y nuestro deseo). Pero una propuesta (lo mismo que se decía para los consejos) es fácil de dar, lo dificil es articularla, organizarla, procesarla y en definitiva llevarla a término. Mientras una propuesta no es trabajada no se le conocen sus verdaderas limitaciones y también el alcance de su interés.

Quien tiene una propuesta y la toma como prioritaria seguramente ya está trabajando por ella pero suecede que hay propuestas que pueden ser muy buenas en el diseño mental y no tener la menor capacidad física para llevarlas a cabo. ¿Qué pasa cuando tienes o piensas en una propuesta y sabes que no dispones de la fuerza organizativa suficiente para llevarla a cabo? ¿debes decirla o no? ¿tienes el derecho a hacer propaganda de ella para que otro u otros la hagan suya y la lleven a cabo o callarla porque es “tu” propuesta? Pues bien, entiendo que una propuesta tiene un valor por si misma independientemente de si quien la haya pensado se encuentra con fuerza personal para empujarla y dos, su valor no está en funcion de la coyuntura que aun no esté en condiciones para aceptarla. Así pues, las propuestas tienen un valor aunque sus proponentes se encuentren fuera de juego o sin capacidad suficiente para luchar por ellas. ¿Acaso el desderátum de que otro mundo mejor es posible no es una macro-propuesta de la que no paramos de hablar aunque esa posibilidad no la veamos a corto ni a medio plazo? Sí, es una propuesta nodriza de la que se derivan otras muchas. El conjunto de ellas en marcha van modificando la realidad, la circulación comunicativa e informativa y van plataformando la aparicion de nuevos actores en escena comprometidos por la causa de cambiar las cosas para bien.

La pregunta de todos modos persiste, ¿puedes o no decir tu propuesta aún a sabiendas de que por tus condiciones fisicas, intelectuales, recursivas y ubicacionales no vas a poder llevarla a término? Respuesta: por supuesto que puedes. La primera razon de ello es porque las propuestas se hacen en público para encontrar alianzas que las apoyen. Y las propuestas, queforman parte de un discurso proposicionario, se deriva de underecho fundamental: el derecho a la libertad de expresión y a la de compartir el propio pensamiento. Hay propuestas que por su propia naturaleza nunca podran ser llevadas a término por una sola persona o por sus proponentes, a no ser de que consigan refuerzos. Ese es el sentido de hacerlas y hacerlas circular, reactivar posibilidades en otras muchas personas. Claro que hay propuestas que quedan en stand by y apenas van más allá de su titulación y enunciado (a veces con la legalizacion de una entidad mas sin miembros que se reúnan nunca y sin agenda de actividades) hasta que alguna otra persona las retoma, sea porque llegan a su conocimiento o porque han sido elaboradas independientemente.

Lo ineresante de las propuestas y mucho mas si son convenientemente archivadas es que tienen una oportunidad de ser tenidas en cuenta más allá de quien las haya podido enunciar en primer lugar. Hacerlo es lo que confirma su valor independiente de su autoría. Fiuncionar así es implementar un principio de efectividad para los protocolos de la democracia real. A menudo en las reuniones discursivas a pequeña y gran escala (de docenas de asistentes a cientos o miles) van apareciendo enunciados estupendos y argumentos fantásticos, también aparecen propuestas que pueden pasar tan rápido que a no ser que se pida que se fije la atencion general en ellas y se voten, pueden diluirse en el magma de toda la verbalidad volcada y perdidas para el sumidero de las palabras si alguien no la precisa, la esquematiza, y vuelve a ella insistiéndola para trabajarla.

En cada reuniín de ejercicio de democracia real además de hablar y de apostar por unas conclusiones no se le puede dar la espalda a otras propuestas colaterales que vayan saliendo y que tengan un interés sino inmediato potencial. Se podrá hablar de democracia real íntegra cuando las propuestas no pasen desapercibidos por minoritarias que puedan ser. En el acto asambleario los presentes no deciden por los ausentes y los que son circunstancialmente ausentes pero que participaron en otros momentos dados y dejaron propuestas, estas deben ser trtadas por su valor en si mismas independientemente de si su defensor de turno está o no en la reunión. Por lo que hace a los recursos informáticos y a la archivística de propuestas, las herramientas actuales contribuyen a presrvar la huella digital como legado de la creatividad expansiva de todos aquellos que tengan cosas a decir y a proponer.

El discurso propositivo pone en evidencia los límites de ejecutividad de cada propuesta ya que está en función del poder real de intervención en la realidad. Durante mucho tiempo las generaciones nos pasamos los deseos y las listas de objetivos de tanda en tanda de las tandas de voluntariados sociales esperando las mejores condiciones para poder conseguirlos. Ese legado de propuestas es importante para  pulsar el estado de los movimientos reinvindicativos y las perspectivas de futuro.

Las grandes propuestas o propuestas-macro dependen de una urdimbre de pequeñas propuestas contributivas en torno a las que se van repartiendo las energías de multitud de personas. Compete a cada persona consciente decidir en qué va a participar y de qué maneras, cuanto tiempo le va a dedicar y como va a hacer fructificar su proyecto. Lo mismo que depende de cada persona siendo una opcion totalmente intransferible saltar del estado mental y actitudinal del “no se puede hacer nada ni sirve de nada hacerlo” al estado ilusionado del participar en las causas de superación social pese a todas las adversidades y derrotas.

Cada propuesta va referida a está vinculada en un eje de participación global.1.Atendiendo a su alcance dimensional hay que distinguir los distintos ámbitos geográficos (desde el local y/o barrial al mundial), 2 atendiendo a sus contenidos hay que distinguir entre los meramente sectoriales a los generales (desde el gremialismo y corporativismo al inter-laboral), 3. atendiendo a su alcance estructural (desde la economia y la infraestructura, a la estructura organizativa del pais y de su estado)

Tambien cada propuesta está repartida por categorias según se refiera a: propuestas de accion de protesta, propuestas de modificacion politica  , propuestas de autoorganización o propuestas de innovación de la realidad.

Los movimientos sociales están mas encallados en las acciones protestatarias que no en las propuestas de nuevas acciones de autoempresa y de reorganizacion de la economica y de la existencia colectiva desde la base. En cuanto estas ultimas iniciativas se extiendan por nuestras geografías se pocrá hablar de un proceso de doble poder.

CONSULTA POPULAR

Por Joe Louis Arco - 21 de Febrero, 2012, 12:37, Categoría: PROPUESTAS

Consulta Popular. Técnica de lucha propagandística y de seguimiento estadístico de la disponibilidad social al cambio.

Joe Louis Arco

La mesas de consulta popular han sido/son instrumentos de lucha divulgativa para el ejercicio de la democracia directa. Las instalamos para preguntar a la población en el 2004 lo que opinaba sobre la condonación de la deuda externa de multitud de paises desfavorecidos. Las instalamos para un referenduum por la autonomía. Las seguiremos instalando para preguntar a toda la ciudadania para que se pronuncie ante propuestas de soluciones a los problemas que nos afectan. Los GdTrabajo para activar campañas hacia las consultas son formas organicas indispensables. No es tan importante la coordinacion de todas las ciudades el mismo dia para hacer una consulta como que cada ciudad o demarcacion vaya teniendo esta oportunidad para hacerse.

La actualidad tecnológica permite perfectamente instrumentar las maneras de las consultas permanentes para todo clase de temas. Las tipicas mesas presenciales (domingos por la mañana en los centros neurálgicos de cada lugar) recogiendo firmas y respuestas vehiculan maneras  vinculantes de responsabilidad individual ya que cada opinante implica su nombre y apellidos, su numero de identificacion y –opcionalmente- sus datos de contacto en pliegos para ser entregados al parlamento o donde corresponda  Esos vinculos superan el grito desconexo de las manifestaciones callejeras o de las grandes concentraciones donde cada manifestante queda como un individuo diluido en la multitud. Las consultas populares pueden ser tanto de temas de ámbito estatal, así como nacional, o internacional o incluso local.

Los grupos de trabajo para consultas populares (en cada localidad debería haber uno y al menos uno por cada distrito de cada ciudad) pueden trabajar asociativamente con las distintas iniciativas que pasen por el referendum tales como la propuesta de abrir un nuevo proceso constituyente de ruptura con la actual constitucion del 1978 deslegitimada a partir de su reforma pactada por el bipartidismo en el 2011 sin pasarla por referéndum.

Es previsible la reaccion rabiosa y visceral de las ideologias autoritaristas que no verán ni pueden ver con buenos ojos iniciativas de esta clase. El sistema que se vale tanto de las plusvalías de las clases trabajadores y de los mas desfavorecidos no pude aceptar ninguna perspectiva en que se exprese la voluntad popular. El estado tiene mil recursos para opinar en contra de esas iniciativas. Su lectura particular de lo que es la democracia institucional lleva la interpretación al polo opuesto de lo que es la democracia real. Pues bien, la praxis de consultas populares enseña a la sociedad que hay otras formas de participación pública extensiva saltando por encima de los límites expresivos que suelen estar copados por las clacas del poder (sus adherentes) y por una determinada mediática muy sesgada.

La mision de un grupo para este planteamiento es el de pulsar la sensibilidad social para hacer el llamamiento de su creacion en todas partes en torno a un tema unificado. Situado y consensuado un objetivo de consulta decenas de miles de personas voluntarias que habitualmente no participan de las reuniones militantes pueden apoyar con su presencia horaria la recogida de las opiniones ciudadanas y su recuento.

Los grupos de consulta además de hacer la funcion de recogida de opiniones y posturas  para un tema dado (también de recogida de propuestas ciudadanas para varios temas) de un modo presencial y visible en el espacio callejero lo puede hacer on line. A aquello que todavía se resisten hacer las instituciones[1] lo puede hacer la parte organizada de la ciudadania para dar vias de participación directa al resto. Los grupos de consulta popular son instrumentos poderosos de autoconocimiento de la realidad subjetiva al respecto de multitud de temas a la vez que puntos de sensibilización y propaganda por temas importantes que no se puden descuidar ni dejar en el olvido.



[1] Con alguna excepción: el parlamento vasco está instrumentando periodos de participacion on line de debate en torno a propuestas de ley, lo cual de momento es una iniciativa a valorar en positivo y lo será tanto mas cuanto mas se asegure que la participacion ciudadana on line sea leida y tenida en cuenta.

Un tribunal popular para juzgar los crímenes del Estado

Por Joe Louis ARCO - 21 de Febrero, 2012, 11:55, Categoría: MOVIMIENTO SOCIAL

Por la constitución de un Tribunal Popular para juzgar los crímenes del Estado.Joe Louis Arco

En estos momentos existen figuras internacionals tales como el Tribunal Russell que periodicamente crean un foco de atención internacional para juzgar los crimenes de criminales ausentes y que las instituciones oficiales pasan por alto. La larga trayectoria de las ineficacias de la ONU y el todavia principiante TPI en lo que se refiere a crímenes internacionales lleva a la tesitura de replantear un proceso de constitución de una judicatura mundial con códigos legales reactualizados que se adapte a los nuevos tiempos de un mundo que sigue generando panoramas de desolación y sufrimiento. A escala europea los tribunales de no pocos países son el hazmerreír de la justicia. El tribunal superior en España es además el hazmerreír de Europa tras haber juzgado al unico juez (a pesar de su antinacionalismo catalán y sus contradicciones) que se atrevió a levantar las tapas de los escondites de los crímenes del franquismo.

El llamado poder judicial es una ficción, las leyes nunca son independientes del estado y del sistema que las han creado. No es cierto que todo el mundo tenga los mismos derechos ante la ley (este es o sería justamente uno de los principios troncales de una nueva constitucion que legitime a las personas como iguales ante la sociedad). Las ciudadanas estamos condicionadas por nuestra inserción de clase y nuestro poder económico concreto. Tanto tenemos tanto valemos a ojos de este mundo del dinero.

La experiencia del recurso judicial por la via de la actual administración de los litigios lleva a situaciones de sopor y laberintos sin salida. Lo único que se aprende en las salas de vistas actuales es la ineficacia de los operativos de la judicatura para que impere la justicia. Cada sumario se convierte en un via crucis y en un proceso pastoso que incrementa el malestar. Por si fuera poco, las lentitudes burocrático-administrativas añaden décadas a procesos sinuosos antes de alcanzar veredictos finales más correctos (en el supuesto de que sea así) que impugen los veredictos intermedios incorrectos. Mientras un nuevo mundo con estructuras legitimas de representacion no creen poderes basados en éticas impecables desde los que juzgar los delitos los juicios de carácter simbólico y de alta proyección propagandistica y resonancia cultural van a seguir cumpliendo una función concienciadora importante.

La creación de un Tribunal Popular  (El pueblo contra el Estado) como figura de analisis y de denuncia pùblica de individuos por sus actuaciones enemigas contra la sociedad y contra sus derechos seria un poderoso aglutinante de los movimientos sociales y un factor de orgullo de los movimientos reinvindicativos al ocupar una presencia mediatica mas contundente.  La existencia de un Tribunal Popular (a escala de territorio nacional o a escala de estado) que juzgara a quienes  se creen impunes de lo que hacen sabiendo que envian a paises enteros y a millones de personas a la ruina podria ser un referente muy importante en las luchas pacificas de los pueblos por un futuro más racional.

Tal vez la idea de los tribunales populares se remonta a los tiempos de la justicia sumaria en que eran tan evidentes los crimenes de los malhechores que el clamor multitudinario unitario era el de exigir  su ejecución. La propuesta de un tribunal popular no tiene nada que ver con el linchamiento sino con la aportacion de documentacion seria, verificada y validada de los malhechores contra la sociedad que han usado sus cargos de poder y sus puestos de confianza pública para traicionarla. Se les puede procesar y condenar in absentia aunque evidentemente no haya ni se disponga que haya la fuerza ejecutiva para llevar  estas sentencias a término.

Imaginemos este cuadro escénico: un tribunal reunido en un ámbito reconocido,  compuesto por personalidades reputadas que han demostrado su valor combativo en las luchas por los derechos humanos;  en sesión publica, con la presencia de una amplia representacion del tejido asociativo de las organizaciones reinvindicativas y militantes, denuncia a un conjunto de personajes con nombres y apellidos y sinopsis de sus curriculums, por sus protagonismos contra la humanidad y las libertades sociales.

Eso seria posible con un trabajo de investigación sistemático y riguroso a partir de un equipo de seguimiento personalizado de los individudos del poder y de sus clacas que que ejercen desde el despotismo y el autoritarismo sus funciones de control social.

Un tribunal que se reuniera periódicamente y abordara un pack de casos en cada una de sus ediciones  en esa dirección  seria una figura elocuente de doble poder. Su sola constitución pondria en evidencia la inconsistencia de la judicatura oficial y sus déficits por no hablar de sus chantajes de clase.

Evidentemente la existencia de un órgano referencial de este tipo deberia contar con el apoyo de grupos, organizaciones y fundaciones que desde la sociedad civil estan por la causa de la paz y de la concordia, pero también de la verdad y de la neutralizacion de los factores malévolos que se oponen al progreso de la sociedad.

 

Contra nuestros controladores

Por Joe Louis Arco - 21 de Febrero, 2012, 11:09, Categoría: MOVIMIENTO SOCIAL

Contra-Control.Guía de seguimiento de quienes impiden la libertad.Bad List Madrid21feb2012

La mediática es el lugar de resonancia en el que las frases del poder llenan continuos titulares. Tiene como ventaja pública ofrecer a diario y continuamente un enorme caudal de información de quienes mas acceden a los medios de difusión clásicos. Los periódicos y telenoticieros aunque sesgados e incompletos son canteras de información que no se pueden desaprovechar aunque cada una de sus informaciones tenga que ser cotejada y contrastada. Tratándose de  uno de los mecanismos proverbiales del poder para la confusión general de la sociedad no puede cumplir con su función sino es poniendo caras y nombres a cada postura. Es así, que por ellos van desfilando los personajes siniestros de cada coyuntura y de cada realidad convenientemente maqueados para hacerlos pasar como las voces sensatas de la rectitud. Como espectadores victimizados por la desinformación y el engaño podemos hacer dos cosas: una, buscar otros canales contrainformativos para contrarrestar las mentiras y dos,  tomar buena nota de los actores de tales mentiras para integrarlos en los fondos informativos de la memoria histórica.

Tradicionalmente, es en el aparato del estado y en departamentos oscuros y kafquianos donde descansan los archivos del control de la sociedad, es ahí donde quedan archivados los nombres de quienes nos permitimos opinar de manera diferente al estatuto ideologico de los que dominan. El Estado es quien se declara el único competente para controlar a la ciudadanía. Pues bien, hoy existen medios para hacerlo al revés. La ciudadania a través de las poderosas herramientas digitales que van surgiendo puede controlar a sus controladores. No necesitamos espías para hacerlo, basta ir reuniendo los datos de los agentes del poder y de los agentes represivos para ir configurando una guia de seguimiento de todos ellos. Detrás de cada nombre de la lista (presumiblemente, no pequeña por cierto) de los criminales de las finanzas, de la policia y de las directrices antisociales del estado, hay un expediente mas o menos voluminoso que espera ser confeccionado.

La lucha contra la generalidad de las castas que impiden la evolucion histórica hacia una mejor sociedad puede ser  cualificada con una lista específica de los  nombres de los responsables directos de esto.

Un Equiopo de Trabajo y de investigación para ir creando estos expedientes proporcionaria los materiales necesarios para que en un momento dado un Tribunal Popular juzgara los crímenes no prescritos de tantos personajes antisociales.

Nuestros enemigos tienen nombres y apellidos muy concretos, cargos, roles y ocupan  o se instalan en lugares localizables.

Es perfectamente legal hacer informes de personas de las que sospechamos su peligrosidad social, sea por su intoxicación comunicativa con informaciones falsas negando evidencias, sea por sus cargos de poder desde los que pueden convertir sus órdenes y deseos en ataques lesivos a la población.

Los límites de esta  investigación solo los pondriamos nosotros. Tzmpoco hay es necesario hacer estudios biográficos de cada uno de esos personajes. Nadie accede a saberlo todo de nadie, pero ese no es el alcance de una guia de seguimiento de los criminales del estado y del sistema, sino recoger los datos esenciales que retraten a esos individuos en lo que son dando motivos sobrados para denunciarlos ante la historia.

La existencia de un equipo serio de investigacion que recogiera los datos de esas individuos a partir de sus propios trabajos de escrutinio en hemerotecas y de auditorias de personas testimoniales afectadas o dañadas directamente por aquellos, además de recibir las infos y denuncias de multitud de personas, representaria ya un instrumento de autoorganización considerable cuyos materiales podrian ser de aprovechamiento por las luchas reinvindicativas y por la causa de la justicia.

De su lado, los malos sabiendose investigados y controlados en manos de la oposicion critica, se sabrian vulnerables y repensarian sus actitudes antes de formar parte de los planes de intoxicación general que tiene el sistema en contra de la sociedad.

 

Un bicicletero descerebrado

Por YASHUAbcn - 26 de Septiembre, 2010, 14:02, Categoría: General

Un bicicletero descerebrado. Sevilla 21dic2009 Lugar de la fechoría: delante de la estación de cercanías de tren de Palacio de Congresos en Sevilla-Este. Tres grupos de personas, dos de los grupos saliendo de la estación y otro caminando en dirección a ella coincidimos en los dos pasos cebra del carril bici, distantes unos 8 metros entre si cuando un bicicletero, un tipo obseso, fofo y tonto, no tonto por obeso pero sí obeso por tonto pero en todo caso un incompetente en la circulación viaria, casi nos arrolló a varios. íbamos con alguien a bordo de una silla de ruedas, un carrito de niño, otro niño a pie, otro en brazos; o sea que se nos veía. Al decirle al tipo que parara se paró -sin duda si lee esto recordará ser el actor del hecho- pero para protestar por no ir nosotros por la acera. El caso es que el carril bici tiene en ese punto dos pasos cebra muy cercanos el uno del otro. A todos nos pareció el prototipo de basura en forma de aglomerado humano con el que no merece la pena perder el tiempo. Era la clase de individuo al que le deseas que en aquel momento le caiga un rayo benigno depurativo y lo parta en dos para reciclar las partes en la unidad de compostaje más cercana. El ciclismo es una conocida y, por suerte, potenciada alternativa al tráfico rodado del cual se beneficia toda una ciudad: tanto los ciclistas por el ejercicio físico que desarrollan y la reducción de pagos en transportes como el resto de ciudadanos por no tener que tragar tanto humo contaminante de los vehículos a motor. En principio, quienes optan por ese medio ecológico de transporte tienen todos los méritos; sin embargo, las anécdotas de sobreabuso de la bicicleta sobre el peatón no paran a de acumularse. La discusión que ya se dio entre pedestre y automovilista dándole la categoría a uno de su prioridad en la vía pública y al otro su llegada históricamente después; se repite ahora entre peatones y bicicleteros en los que comparativamente, obvio, unos son anteriores a la figura de los otros. La red de carriles-bici se va extendiendo y delimita exactamente el espacio para las bicicletas incluso su mediocarril de dirección. Hay semáforos específicos para ellos y un lugar de recorrido. Esa red está en crecimiento y en continua mejora. La mayor parte de calles y zonas a las que llegan las bicis no están organizadas con carriles para ellas lo cual significa que tiene que darse una coexistencia pacifica entre peatones y bicicleteros. El caso es que las quejas de los peatones asustados por bicicleteros por sus excesos de velocidad o por no preavisar de su presencia también van en aumento. Eso se reducirá cuando los carriles-bicis sean auténticos carriles perfectamente diferenciados de las aceras peatonales y de las carreteras para los vehículos a motor. Eso pasa por una inversión considerable en infraestructura. Entre tanto, el desajuste entre la necesidad de ese vehículo urbano silencioso y más humano y su red viaria imperfecta, que mayoritariamente está en la fase de la ralla pintada en el suelo, seguirá requiriendo la comprensión de unos y de otros pero especialmente de los bicicleteros que a juzgar por el de la anécdota relatada, no entienden que manejan una maquina y una velocidad que puede agredir muy severamente a peatones indefensos. Además de la lectura de la ley estrictamente (el carril bici es para bicicletas y para nadie mas) el bicicletero puede y debe entender que dado el estado del firme igual para esos carriles que para las aceras (de hecho muchos carriles se hacen quitándole espacio a las aceras) tiene que tener una consideración superior al pedestre, por la elemental razón que su velocidad y fuerza inercial lo colocan por encima de éste al tener un potencial de daño mayor. ¿como enseñar al que no sabe? Con mucha paciencia. Contraviniéndole por el mal uso de su máquina y llegado el momento de reiteraciones prohibiéndole su uso. Eso es más fácil de decir que de aplicar. Queda apostar por la consideración de cada conductor para que no priorice su estrés y su velocidad a la tranquilidad publica que permita caminar sin riesgos por los espacios públicos. Desde la paternidad de la bicicleta, en su modelo rudimentario, atribuida al barón Carl von Drais, alemán e inventor, creada en el 1817 (aunque el diseño con el piñón y la cadena de transmisión fue desarrollado hacia el 1885) la experiencia humana a bordo de dos ruedas ha aumentado prodigiosamente. ¿quien iba a sospechar que de aquella primera draisina evolucioanarían tantos modelos posteriores y tan operativos, dando lugar a la consolidacion de un transporte de uso considerable y a uno de los deportes multicolores mas afamados? Lo que no se sospechó es que a esas máquinas llegaran tipos desconsiderados convertidos en peligros públicos por obra y gracia de la velocidad alcanzada.

Expolio y consumo

Por Néstor Estebenz Nogal - 27 de Abril, 2010, 14:59, Categoría: CALIDADdeVIDA

Para la protesta sistemática funcional. Expolio y consumo. El ciudadano moderno accede a la mayoría de edad mental cuando comprende que todo en su existencia lo ha preparado para ser la víctima propiciatoria del expolio continuo. Lo es por partida doble: como empleado asalariado sometido a procesos laborales que lo alienan (en los que es excluido de los planes de empresa) y lo es como consumidor teledirigido para muchos consumos de los que podría prescindir y por los que paga en exceso. A las plusvalías que genera en la primera parte las completa con los pagos excesivos por lo que contrata o compra en la segunda. El sistema está montado de tal forma para la que no tiene, en apariencia, escapatoria. Doblemente burlado y explotado le quedan unos resquicios para creerse que la vida es el mejor de los dones y que la sociedad es la que vive es la menos mala de las conocidas si las compara en siglos pasados en que hubo pestes y cruentas guerras. El lavado de cerebro es tal que se cree que el mundo avanza y que a cada año se resuelven las tragedias del anterior. Su dosis de hipnotización (por no decir idiocia) es tal que va consintiendo con todo lo que le va cayendo encima. Como reo del poder o súbdito de la esclavitud moderna conoce las reglas de la cancha de juego. Puede protestar hasta cierto punto pero a menudo sus hojas de reclamaciones y quejas o protestas callejeras solo van a actuar de catarsis momentánea porque a menudo las propuestas de solución para los problemas le serán bloqueadas. Escribir un texto e insertarlo en la red no deja de ser una forma de catarsis, cuya intelectualización, puede incluso ir en contra del usuario al pretender cambiar el mundo (al menos el comercial) con ello cuando puede inferir a priori que al estado y al sistema de mercado se la sudan protestas genéricas si no van acompañadas de denuncias nominales concretas (las de los malos) que hacen andarlo mal todo. Esos malos ya no son los cacos que esperaban con alevosía y nocturnidad en las esquinas para birlarte la cartera sino personal contratado (asalariados también, mira por dónde, que a su vez son también explotados por las empresas para las que trabajan) que representa la estafa organizativa de la que dan la voz atencional. La tipa que me acaba de atender, perdón desatender, al infofono 902 de Fecsa Endesa para reclamar por un par de asuntos de los que ya deberían tener constancia, uno desde hace 16 meses y otro desde hace 5 simplemente me ha colgado el teléfono. Mi tema la superaba. Cortada la llamada, zanjada la cuestión. Decía ser una una tal Sara, porque esos que atienden tienen la orden de dar el nombre, pero lo hacen limitando a dar el de pila o entre balbuceos inaudibles. (suelo pedir nombre y apellidos del operador que toma el fono para una consulta de servicios de no importa qué compañía se trate, esta vez se me ha pasado y no lo hecho). De tener sus apellidos ahora los estarían mencionando aquí. Es muy distinta la crítica generalizada a una compañía de servicios como la omnipotente de electricicidad a la crítica acompañante a aquellos individuos de su organización por su comportamiento inservicial. ¿Qué pasa con Fecsa Endesa de la que todo el mundo tiene quejas y no solo durante catástrofes y tiende a empeorar sus prestaciones? ¿Es tan complicado cambiar la dirección de envío del correo o tanto venir a revisar el panel de contadores donde el temporizador se quedo estropeado señalando una hora de facturación alta del kilowatio? (problemas ambos uno de nuestro apartamento y otro de nuestra escalera de comunidad). Uno de los derechos legítimos de cada consumidor es protestar por aquello que no cumple lo contratado y esperado. Un simple ticket de compra hace las funciones de contrato en una transacción comercial. Cuando compras algo y solo en tu casa adviertes con su desenvoltorio que no funciona o te han dado gato por liebre entonces toca regresar (una pérdida de tiempo, sí) y cambiarlo o devolverlo pidiendo la devolución del dinero. Ni siquiera esto tan razonable y elemental está siempre regulado. Muchos comerciantes se desentienden del producto una vez sale de sus dependencias o se las ingenian para que la garantía que dicen tener cubra un desperfecto que venía de origen. Puesto que la conciencia social ante el mercado es disminuida la oferta comercial abunda en la estafa tácita. El comercio tiene por una de sus definiciones una forma de robo legalizada. Si bien la diferencia entre una empresa de servicios (que el recurso que vende es a través de líneas o de información o productos de fluido como el agua) y una empresa con la que se tiene un trato puntual para una reparación o comprar un objeto es considerable, ambas tienen el común denominador de un compromiso en aquello que dan para que cumpla con lo que di ce ser. Cuanto más complejo sea un producto más dificultades tienen el usuario en su autonomización para gestionarlo por su cuenta. Después de haber tenido varios ordenadores que fallan, de adquirir otros aparatos eléctricos que se rompen al poco tiempo y compañías abusivas (la de Agua, la de Electricidad, las de telefonía y cobertura internáutica) he llegado a una conclusión terrible: no es una proporción minoritaria la de defectos que hay en el mercado sino una pauta mayoritaria. El mercado –en particular el de la sofisticación- es la organización sistemática de la estafa. Ya no sé si hubo un tiempo en que no era sí o la mayoría de mercaderes no eran así. En la actualidad, en volumen de capital, los negocios más poderosos están basados en el enredo. Como que mercado es la más alta expresión de la sociedad resulta prácticamente imposible vivir en ella sin formar parte de aquél. Todo el mundo prefiere el consumo de la electricidad y del agua corrientes y del gas enviado por tuberías que volver a las antorchas y candiles, al pozo con una polea y cuerda, o al fuego de carbón. La civilización tiene por sinonimia una sofisticación que lleva a una separación importante entre el consumidor y sus puntos de suministro. Eso le invalida para resolver in situ y directamente los problemas con los que se encuentra. La complejidad de los suministros o de las maquinas requieren especialistas. Estos están al amparo de empresas que los diluyen. La responsabilidad -cuando al fin se admiten responsabilidades por crasos errores con consecuencias graves para clientes y usuarios- es de la empresa no la del operario o comercial que actúa en su nombre. Mientras no se pongan nombres y apellidos a los responsables de cada comisión de cada error añadiendo las cuentas del largo collar que nos impide una vida de calidad, la hipótesis de las soluciones será eso: una hipótesis. Cabe lamentar la presencia de cuantiosos empleados que trabajan para compañías de las que están al corriente de sus agravios comerciales pero que las necesidad de sus empleos les lleva a no criticarlos cuando no a reproducirlos y extenderlos. Ese es un detalle más de la profunda división en la que vive la clase trabajadora. A fin de cuentas la lucha contra los grandes empresariados pasa por el enfrentamiento con sus subordinados que son los que les toca dar la cara por aquellos. Mientras las listas de malos no paran de aumentar desde distintos puntos de denuncia vivir bajo el yugo del mercado requiere una atención vigilante continua. Hay que revisar cada pago, cada anomalía en cada objeto contratado, cada desperfecto de algo que se paga por nuevo. Las compañías de suministros son repetidamente denunciadas y criticadas por facturar servicios que no funcionan o por modificaciones unilaterales del contrato. Aiún asi hay resquicios legales o posibilidades enormes para la alegalidad que permiten la perpetuación de los errores un año tras otro. Todo el mundo sabe que con poderosas organizaciones de defensa de la calidad del consumo eso no sucedería. Bastaría algo tan sencillo como preparar una batería de huelgas o boicots de de consumos específicos coordinadas sucesivamente a escala estatal (una para la gasolina, otra parta la electricidad, otra para la cobertura internáutica, otra para el transporte público…) para que los precios se rebajaran y el respeto a los clientes mejorara. Esto siendo enormemente complejo desde el punto de vista organizativo seria mucho más eficaz que las cantinelas periódicas de convocatorias a huelgas nacionales políticas que nunca se siguen y que de hacerlo enviarían al caos a lo poco que funciona. La práctica fraudulenta de servicios de consumos necesarios además de ser protestada colectivamente lo debe ser individualmente. Los departamentos de atención al cliente se han convertida en partes importantes de las imágenes de empresa. No consiguen mejorarla por mucho que al final de cada atención los de Telefónica te pidan que te quedes un rato mas para contestarles a su pregunta de encuesta de imagen (¿el rol de comparas encima? No hace falta puntuarles con cero o una cifra próxima a cero por actuaciones de las que ya son conscientes que no son las correctas. ). No se entiende que la atención al cliente siga haciéndose telefónicamente con números de pago específico por el servicio de estas llamadas. O sea se tiene que pagar para protestar por facturas donde se pagan facturaciones indebidas. ¿Puede haber mayor contrasentido? El caso es que la tecnología comunicativa permite hacer las consultas vía email sin coste especifico por hacerla. Cuando he enviado emails a empresas de servicios generalmente no recuerdo ninguno que haya contestado. Esta es otra característica de los tiempos modernos (Chaplin se quedó corto en la crítica que merecían): la perpetuación de distintas sagas de estados de no respuesta: desde los silencios administrativos que no significan consentimiento a lo pedido a los no acuse de recibo. Los consumidores estamos peleándonos en dos campos: por los errores del sistema y por los lacayos que uno a uno los perpetúan. Marcus Jacobson dijo que la ciencia puede descubrir lo que es cierto pero no lo que es justo bueno y humano. Pues bien, la indagación rigurosa lleva a conclusiones escalofriantes en cuanto a la burla de las formas dominantes de consumos con un enunciado tremendo: las propuestas serviciales sirven en primer lugar al amo de lucro y en muy remoto lugar a complacer las necesidades de la sociedad. Incluso funcionando en el umbral legal de su comercialización en el trato directo con las empresas quedan al descubierto al menudo por su falta de humanidad, su predisposición malévola y su nula justicia.

Construyendo una realidad alternativa. notas en Fbook

Por Nestor Estebenz Nogal - 8 de Abril, 2010, 20:07, Categoría: DEBATE SOCIAL

Construyendo una realidad alternativa palabra a palabra. CdV8abril2010 Los gobiernos no son las causas del sistema capitalista sino sus síntomas. Representan en los modelos parlamentarios a una mayoría electora que ha cometido el error de apoyar su existencia. En tanto que protuberancias resultantes de una estructura economía mal organizada son también las víctimas de ésta y no sus responsables históricos. Las crisis económicas del sistema son cíclicas y conocidas desde hace siglos, son independientes del gobierno titular de turno que gestione los presupuestos de cada momento. Desafortunadamente para los habitantes de este principios de milenio no hay ningún lugar del mundo con gobiernos tan preclaros dispuestos a tomar medidas para reorganizar la sociedad hacia otro modelo que no esté basado en la codicia ni en la idolatría al dinero. Tip y Coll hicieron famosa la consigna: la culpa la tiene el gobierno. Hacer circuclar mensajes en torno a tal tesis no ayuda demeasidado. El debate politico se compone de partes y el principio de este encadenado era para proponer una concordia en la galeria de los discursos y que de no cumpliarla se pierde la credencial para jugar. La mejor forma de escapar de un tema T es trasladando la conversación a un tema distinto para descentrar el anterior. El perdón sin la reparación no funciona. Esos elogios de perdonarlo todo a ultranza y de no reconocer la existencia de enemigos lo que consiguen es que los actos más reprobables se perpetúen a manos de los actores menos escrupulosos. No hay nadie que no cometa errores y que no desee el consuelo del perdón pero todo perdón requiere una mínima condición: reconocerlo y superarlo, también requiere una condición añadida hacer un esfuerzo por resolver el daño ocasionado en otros. El perdón del nazareno crucificado simbolizó el paso a una cultura de equívocos y engaños. Ni todo es perdonable ni todos debemos perdonarlo todo. De otro modo justificaríamos la historia sangrienta que nos precede y la actualidad destructiva que nos acompaña. En la exacta fisicalidad, todo (y todoas) tiene un futuro, tiene un después, tiene un desenlace. No se trata de que mientras haya vida hay esperanza, lo que hay es proceso. Este no garantiza las prerrogativas previstas ni el escenario del sueño ideal pero sí la interacción, la fluencia de actos y experiencias, los placeres y las disertaciones. Eso no tiene nada que ver con la presunción subjetiva de la nada. La efimereidad del presente no lo hace inexistente sino fugaz. (Tras terminar de exponer esta idea el punto de elaboración para los dos, el que la escribe y el que la lee, ya será otro y ésta será pasado.) y los demás sí cuentan, tanto más cuanto menos paisaje y figuras decorativas sean y más discurso efectivo procreen. Tú yo somos el pueblo soberano, y él, y ella, y aquel otro, y el de más allá, y cada persona de la que tenemos contacto y referencia y de cada otra de la que no sabemos nada porque lo sabemos por la contundencia de las multitudes y por las estadísticas del censo. Acudir al pueblo soberano es el acto de voluntad por el cual cada cual acude a sí mismo a sus ideas, a su sentir. Eso es un proceso sentimental y cultural por encima de político y constitucional. Y creo que sí que divulgando las ideas, los puntos de vista críticos, las propuestas revolucionarias se cambian las cosas. El futuro es la suma combinatoria de todoas, no el resultado exclusivo de las decisiones gubernamentales o de la potencia de de las grandes empresas con sus grandes cifras. Viéndolo bajo tal expectativa nada de lo que sucede nos deja indiferentes, somos protagonistas en activo. Decir una palabra es mover el mundo. Lo otro, suponer que hagamos lo que hagamos las cosas van a seguir igual nos paraliza y nos convierte en inmovilistas. La multiideologicidad (y sus correspondientes replicas en el escenario plurirreligioso) nos lleva a la necesidad de la coexistencia pacífica compartiendo territorios y épocas. Eso ha llevado a que todos los modelos sociales sin excepción dicten reglas de juego de comportamiento público. Ahí donde hay dos humanos compartiendo un espacio (desde Robinson y Viernes en su isla a la pareja más liberal) las establecen (expliciten o no). La libertad individual no es aceptada en sus atentados al otro y por eso el sistema la regula (y a menudo mal y de formas represivas) hasta que un prototipo de ser humano más maduro y autorregulado no sea parido por los vientres de las mujeres o de las tecno sofisticaciones parteras del futuro. En la coexistencia plural de distintas personalidades, culturas, objetivos y pasiones todo vale y la eclosión multifloreada de todo ello vale la pena potenciar mientras la creatividad unilateral no pretenda convertirse en la hegemónica y única. En esa coexistencialidad de disfrutes y libertades, la perversidad (la del autoritarismo y manipulación) tendrá que ser neutralizada de alguna manera. (Antes de ser pasto de los malvados tratamos de ponernos a salvo de sus arrebatos de destrucción. ¿Perdonarlos para ganarnos una parcela celeste? No, neutralizarlos para que no nos destruyan la temporada existencial terrestre). La disciplina penalista lleva experimentando distintas formas de encierro de reclusos sin que quede garantizada la reintegración social ni el cambio personal. La represión contiene pero no cura. El concepto de reparación en la terminología penalista no tiene nada que ver con esa palabra como concepto de reparación al daño real cometido. Al contrario, reos sonoros (como Roldán, un gran desfalcador, en su reciente excarcelación) declaran haber pagado su deuda con la sociedad cuando no han pagado nada. El tipo demuestra la función psicológica de la cárcel haciendo creer al reo que paga su culpa cuando en realidad privarlo de libertad una temporada es a costa del dinero público, ubicado en la improductividad y sin que la sociedad obtenga más beneficio que el de impedirle delinquir de nuevo. A la justicia, es decir a sus administraciones tal como nofuncionan, se la ha definido correctamente como un arma vengativa arrojadiza que además no siempre acierta y pune a inocentes (Garzón actualmente como evidencia de una venganza corporativista). Cuando acierta tampoco estos reparan nada desde el encarcelamiento. Tomados los agentes del mal (si se puede decir con esta rocambolesca expresión luciferiana) como parte de la adversidad existencial a los demás toca tratarlos desde la saliencia y la sinergia para recuperar a los actores potenciales para una construcción humanitarista colectiva. La envida profesional de la cantera de enemigos que Garzón se ha ganado durante su carrera está detrás del proceso intersumarial por el que se le encausa. Sea cual sea el dictamen en ascuas en su contra, el solo hecho de encausarlo ya demuestra que el tan cacareado poder judicial independiente no es fiable. Los errores técnicos de este magistrado son priorizados a su función de saneamiento social e histórico. La causa remota de esto se halla en la misma institución impura en que le juzga. Una parte de las secuelas franquistas y sus ratas de cloaca (perdón por estos pequeños mamíferos) sigue ocupando cargos de poder. La depuración de la estructura de estado que no se hizo en los años de transición ni nunca todavía la paga los residentes en España una generación y pico después. La pregunta enigmática que podemos hacernos con Garzón es por qué él (juez de alta resonancia) y prácticamente solo él se ha dedicado a encausar a criminales sonoros frente la pasividad del mundo y de su propio gremio. ¿Es que de oficio todos y cada uno de los magistrados o al menos de las fiscalías, dentro y fuera de la audiencia nacional, no deberían ser los perseguidores de los crímenes cometidos por décadas que hubieran pasado? La figura Luciano Varela, como su antagonista, es indicadora de la falsabilidad democrática en la cancha que permite la ambigüedad tecno jurídica de los códigos. Propongo a Amnistía Internacional que articule una campaña de recogida de firmas en solidaridad y por la rehabilitación de Baltasar Garzón sin cargos.

Notas de Fbook

Por YASHUAbcn - 7 de Abril, 2010, 17:20, Categoría: DEBATE SOCIAL

El consumo ecológico es el que tiene en cuenta no solo los productos que hayan sido conseguidos con procedimientos respetuosos con la naturaleza, tambien elige aquellos que no utilizan envases y envoltorios contaminantes. El pre-ciclaje pasa por rechazar productos envasados con materiales no biodegradables y que encarecen los productos. Un mayor preciclaje reducirá la masa industrial de los reciclajes pendientes. El nuevo paradigma para una sociedad renovada no pasa(rá) por revoluciones de acuerdo a sus formas tradicionales y a su noción clasica, sino por la revolución de sujeto, es por el comportamiento individual basado en el compromiso ético. La imaginaria coincidencia rabiosa de las multitudes en cambiar un poder tiene menos futuro que la conciencia revolucionaria, persona a persona, para constuirse en fortín de sus convicciones. Tu frase contiene equívocos y se presta a varias lecturas. ¿quieres decirme algo? Hay una desconoxexión entre la primera premisa y la conclusión. Falta al menos un "que" relativo. No entiendo a qué curiosidad te estás refiriendo. Las palabras ensanchan el mundo o lo recortan, eso depende del talento de cada hablante. De la verdad y de las verdades se nutren los galimatías para dejar los teoremas en la indeterminación del cosmos de la indefinición. Ni todas las verdades (subjetivas) son la verdad (pretendido templo de la objetividad) ni cada verdad regente puede ser tomada como absoluta y dogmática. Se diga lo que se diga en el campo de los decires y de las teorías la verdad se demuestra luchando por ella en cada situación (y no solo on line cuyos constelacionarios no nos entorpecen la vida cotidiana). Cada situación implica fundamentalmente la de nuestros compañeros diarios, nuestros vecinos, nuestros hijos y esa sí que es una dura batalla porque las trampas del querer suelen consumarse al pasar por el no decir. La hipótesis de una longevidad de vida corporal (que doblara, triplicara o quintuplicara el promedio de la actual que ya va para los 100 años) no tiene por qué estar emparentada con la hipótesis de la extinción de la ansiedad como cuadro paralizante. La hipótesis de la trascendencia del espíritu y de su vida eterna, tampoco (tal como demuestran la mayoría de creyentes cuyos opios religiosos no les evitan la intranquilidad en sus laberintos cotidianos). La mayor o menor ansiedad frente a los retos existenciales (generalmente aplicaciones intrapersonalizadas del dictum del sistema: "¡compite con todos para hacer prevalecer tu ego por nefasto que sea!") es un indicador muy referencial de la cultura concurrente. Cuanto más se sabe de la vida más se sabe vivirla, cuanto más se sabe viviéndola menos se la sufre en sus complejidades siendo que el temor y los factores tramposos que lo promueven pasan a ser anécdotas y materiales de ironía. Cdv28feb2010 Perdemos el tiempo llamando a puertas que no se abren o tras las que somos evaluados a través de sus mirillas. Las iniciativas de aproximación corren el riesgo de no ser entendidas por personalidades alarmadas ante la avalancha de contactos. Con todo, los que tienen que hablar que hablen y los que no comprendan lo que asquellos dicen que sigan callando, sospechando, dudando e interrogando. CdV1mar2010 De los errores hacemos escuela, de repetirlos se hace conformismo y de no reconocerlos se hace tragedia. La tecnología del contacto va creciendo pero la comunicación sincera y sentimental entre humanos sigue teniendo más dificultades que nunca, en realidad va decreciendo. La observación no es una entelequia disociada del sujeto observante. Observar no comporta irremediablemente la alienación con lo observado (el espectáculo existe como regalo de la naturaleza antes que de la sociedad del espectáculo se haya hecho la caldera de sus alienados habitantes) pero tiene un considerable potencial de impacto para los placeres sensoriales. Sin observación no habría ciencia, sin ella no habría reconocimiento de lo contemplado. Si bien como observantes participantes modificamos el objeto observado (en el rito humano el narcisismo le debe mucho a la exaltación de lo observado) vivir sin la observación es vivir de espaldas al mundo, a los demás y a sus potencialidades. Cuando leí y reconocí la crítica de Guy Debord fue en una edad en la que no tenía suficiente formación para entender que la espectacularización industrial de la sociedad y sus contenidos de consumos no impedía hacer de la vida actuación y expectación al unísono, no alienantes. CdV7abril2010 Aunque a la existencia on line no le faltan detractores y leyes contrarias a la libertad de expresion y de socialización de recursos culturales y artisticos, sigue aumento el volumen de adherentes a la magnífica causa de la comunicación. No es lo mismo el hablante que habla, constituido en lenguaje y sintiéndolo, que el que habla por hablar para copar el espacio sonoro o gráfico sin tratar de decir nada en particular. El objeto (o fenómeno) observado está condicionado por los sesgos culturales (y metodológicos) del observante. La psicología diferencial nació en tomas observacionales distintas por cosmólogos de un observatorio astronómico. 2 o n observantes describen o miden el fenómeno que observan con 2 o n datos matizados de formas ligeramente distintas. La observación intersubjetiva es de tal variedad que viene condicionada por el puesto observador distinto en el espacio. A pesar de eso la metodología observacional que entrecruza los datos observados desde distintos puestos de observación termina por ajustar la conclusión a la realidad. Sí, la aventura del saber pasa por la desconstrucción de las anteconclusiones equivocadas. cdV7abril2010 Tanto la cortedad como la exhaustividad son magnitudes. La cantidad no es una garantía de calidad. Los excesos sumariales (decenas de miles de páginas para un solo caso judicial) hacen inviable la lectura de la totalidad obligando a seleccionar los textos clave. En la literatura de confort -la que te engancha al libro o al texto en tu butaca o bajo una encina- no hay paginas sobrantes si su autoría no prioriza las repeticiones y su quilometricidad la construcción bien trabada de un decir nuevo. Dame tiempo para situarme/te. (No estoy al día de tus propuestas). De momento te declaro que la literatura me dio voz, el análisis me dio ojos, la lectura me universalizó, el poder de la palabra me reconstruyó. Sin todo ello estaría desmolecularizándome vuelto a mezclar en el magma de las materias. Como que sigo de testimonialista de versos y hechos sigo como un conjunto corpóreo organizado indispuesto a extinguirse para tomar la voz antes que nada por mí y de paso por los que no hablan. Cuando no se tiene nada que decir lo mejor es quedarse mutis, al menos queda la elegancia del silencio. Recrodamos que es preferible pasar por inexistente que existir y meter la pata cada vez que articulas dos palabras. Supe de Feuerbach por Marx y tuve que ser marxista un tiempo para darme cuenta que tenia mas de feuerbachiano. Después, a un billón de instantes de aquello, hoy que soy yocrático, jesricartiano para más señas, consigo coexistir en el mundo de las entelequias haciendo de las piedras pan, de la arena agua y de las bocas una invitación a los discursos y a los besos de las letras. La actual Ley de Partidos permitiría ilegalizar a uno como el PP (partido popular) por sus intoxicaciones verbales y por sus canallas corruptos. Hacerlo sanearía a la democracia española enseñando a respetar las reglas del juego participativo mandando al ostracismo a los impresentables. El universo de las variables extrañas es demasiado extenso como para estar al corriente de todas ellas. La pretensión de su control es un tanto vana. Hay todo un mundo de lo desconocido que no es controlable por su propia magnitud de incognoscibilidad, al menos en una primera instancia. La metodología experimental para avanzar necesita asegurar ese supuesto de control. De hecho cada investigación admite un umbral de error, una cuota de imprecisibilidad. No hay ningún medicamento efectivo a un cien por ciento de toda una muestra, tampoco ningún tratamiento psicoterapéutico. La cura de un síntoma está estrechamente relacionada con la reconsideración del límite subjetivo y también los de la realidad. El investigador (desde el científico de laboratorio al analista verbal) en cuanto a observador no puede evitar sus proyecciones subjetivistas a lo que investiga, aunque para eso están los protocolos de control para que no priorice su percepción a los datos obtenidos. Sin la pasión entusiasta el cálculo y la meditación sosegadas quedarían un tanto deslucidas. Es necesario el dinamismo para contener también la precipitación. En la aventura existencial, el nuestro es un viaje de crucero no un speech de última hora. Tener personas que te reconcilien con la especie. ¡Sí,esa es la clave!. Rodearnos e interaccionar con quienes valga la pena para estar a salvo de los demás que nos empujan a antagonismos odiosos. No soy adepto del PSOE (no soy partidista) pero comparativamente al gobierno anterior le reconozco méritos en innovaciones legislativas y una mayor ética en la gestión del tesoro nacional. El PSOE es criticiable pero no ilegalizable, el PP es criticable e ilegalizable por sus iobvias ilegalidades y su continuo ataque a la coexistencia social. Con eso no estoy por el unipartidismo, todo lo contrario, sino por una pluralidad de propuestas que participen cooperativamente de la cancha de las polémicas. Hay dos clases de fantasías: la del deseo de la utopía y la de los fantasmas que no tienen ningun contenido debajo de las sábanas. ser una fantasía es el mejor elogio que se puede recibir y ser un fantasma la peor adjudicación. Perdonar es un verbo necesario no como el de olvidar que es impugnable. Creo que podemos y debemos perdonarnos para darnos oportunidades extras pero sin olvicar el peligro que se corre con quienes no estuvieron a la altura de sus compromisos y fallaron a la ética. A la figura del Che la he querido siempre y la he tenido en pósteres, e incluso ahora como fondo en una hoja de calendario de este año. Lo leí y lo admiré. Cuando supe más de la revolución castrista y sobre todo de las trifurcas entre lideres tras el derrocamiento de Batista y sobre todo cuando me enteré de sus pasiones salvacionistas en Congo y Bolivia accedí a detalles que lo desacreditaron. De él me queda el rango de un revolucionario internacional que no supo entender las diferencias de cada país tratando de trasplantar mecánicamente el modelo cubano a otros. Eso no le quita el valor de icono intergeneracional. No así el valor como guerrillerista autotransportado. La reclamación de autenticidad no tiene porque ser perdonada. ser uno mismo es lo menos que se le puede aceptar de los demás y lo menos que se puede exigir cada cual de sí. Pero hay conductas que no son aceptables ni por la sociedad ni por el criminal mismo por las que sí le toca(rá) pedir perdón. El lenguaje contiene trampas, incluso el mas consensuado con las frases más ortodoxas puesto a prueba demuestra su invalidez para todas las variables (todas las situaciones, personajes y conductas). Por eso nos toca escribir o explicarnos más allá de las oraciones categoriales y simples. Eso tiene un riesgo: nos convierte a los hablantes en extensivos, complicados, sinuosos y pantanosos.

constituirse en causalidad

Por YASHUAbcn - 27 de Febrero, 2010, 14:08, Categoría: DEBATE SOCIAL

(notas en facebook)

El azar es una entelequia. Estrictamente no existe.Lo que existe es el desconocimiento de su probabilidad y por eso lo mencionamos a falta de mayor saber. Sí, nosotros causamos la casualidad. La casualidad es el nombre de la causalidad no conocida. Esa perspectiva nos convierte en protagonistas de los hechos, a veces en héroes y heroínas del presente. La otra perspectiva, la de la coincidencia por azar, nos convierte en fichados para las filas de la  villanía, para las masas de los nadie, en la coreografía de una vacío permanente.

Suéltate. Explícate. El juego no es de adivinanzas (puedes probar suerte en la página de al lado). De la esperanza hay tantos apólogos y tan opuestos los unos a los otros que mejor dejamos la palabra-concepto en la cava  para que repose con los vinos que esperan su día para ser descorchados.  Propongo paseos con los pies desnudos  que son un acto de liberación.  El contacto con el suelo nos recuerda que no hay más madre que la tierra ni más fecundación que un proceso de causas naturales que nos saco de un fondo indeterminado para convertirnos en figuras.

Somos mitad materia organizada y mitad imaginario. Desde el desiderátum fabulamos por ser lo que la realidad nos limita. Pintamos o escribimos, escalamos y soñamos, nos aventuramos por las formas y los placeres, buscamos los huecos y recovecos de los demás para cobijarnos, para amar y sentirnos amados. El tiempo no es más que una ordenada cartesiana, No existe. Incluso podríamos prescindir de calendarios y relojes que lo contabilizan pero que no lo viven. Ese es el gran salto creativo: dejar de ser apéndices de nuestras agendas para brillar sin importar quien se aproveche de esa luz ("haz bien y no mires a quien"). El tiempo no pasa mientras escribo esto, se detiene y me concede la tanda. No cuento la vida por años sino por acontecimientos, no hay ni siquiera un antes y un después que lo mismo que un ayer y un mañana son convenciones.

El otro- todos los demás- es un gran enigma. Un día te hace un monumento por subscripción popular y al siguiente te mata, o al revés. Tu obra es la expresión de tu creatividad independientemente del reconocimiento ajeno. Que los elogios (lo mismo que los ataques) no te quiten de seguir tu camino.

Toda la complejidad de la teoría de las relaciones humanas y sus alternativas  se sigue resumiendo a ese slogan tan robusto y actual por clásico que sea: vivir y dejar vivir. Eso incluye el respeto a la libertad ajena y a que te sea respetada la propia. ¿cómo es posible que siga siendo tan difícil de ejecución una pauta tan sencilla?

El grado de educación de una persona pasa por sus  maneras de trato con sus entornos  que incluyen cosas, animales, la naturaleza entera e individuos humanos.

Desde que los contadores de consumo estan fuera de los domicilios, los usuarios no tenemos control sobre ellos privándonos del conocimiento directo para autorregular los consumos.  Por si fuera poco se estropean y quedan bloqueados en horarios de tarifa más alta. Eso unido a los errores de facturación por lecturas sobreestimadas nos convierte en las víctimas perfectas. Los contadores no deberian haber salido nunca del interior de los domicilios. Mientras la electricidad -serivicio fundamental para el tren de vida moderno-siga estando monopolizada seguiremos pagando el lucro de quienes negocian por sus beneficios no para satisfacer nuestras necesidades.

 

El sentido común si se refiere a lo que mayoría hace será el mas común de los sentidos pero el menos racional.

La cultura es la relacion inteligente de amor con todo, es el respeto a la diferencia a excepció nde aquella que quiera prevalecer destruyendo la tuya. 

 

Tesis: no todo es respetable, por tanto no todo es perdonable. La cultura -en un tipo de etnias- incluye la ablación clitoriana o la muerte como espectáculo por los taurinos. En los sitios más paradisiacos y remotos como en la Pampa toda la pista está llena de plásticos convirtiéndola en un basural. Eso no es resultado de los grandes monopolios sino de la desidia de la gente. Hay culturas que también incluye gritar fuera de tono y de lugar (los españoles de algunas regiones son muy dados a la exageración), otras que dan lecciones de moderación y calma. Por lo que hace a limpieza los austriacos y suizos pueden dar lecciones urbanísticas a todo el mundo. Su famosa frialdad emocional no les quita su elegancia en saber administrar sus espacios. Al hablar de cultura se acude a una palabra muy equivoca: no remite ni a la escolarización (y porcentaje universitario poblacional) ni a las inercias tradicionales (costumbrismo y hábitos) sino a una forma especial de trato, correcto y creativa, con el entorno y todo lo que contiene. Cuando visité Valparaíso una chica me dijo que se sentía desprotegida si no paseaba con ella por la calle dándole el lugar más cercano a la pared. Eso no es cultura, es miedo por mucho que se invista de costumbre arraigada. Un sujeto culto no es necesariamente el que más sabe por lo que hace a acumulación de infos y datos sino el que es más exquisito sabiendo estar correctamente en los  lugares e impecablemente y con los demás. Un análisis simple entiendo que  es el de confundir el abigarrado colorido de las diferencias y sus atractivos  con la aceptación de todos los gestos, rutinas e inercias tomándolos por  cultura/as aceptable/s.

La creación de empleos  también se consigue repartiendo los existentes con una cuota mayor de empleados y cumpliendo con el derecho recogido constitucionalmente de derecho universal al trabajo. Eso además reduciría la población pasiva y no sería necesaria pensar en aumentar los mínimos de jubilación porque la base cotizante mayor. Basta tener nociones de aritmética sin especializarse en economía para saber que la división entre un dividendo (el de actividades) a hacer entre un divisor (el de la fuerza de trabajo) que la haga da a un cociente tanto menor pero más operativo. Si el objetivo no es enriquecerse hay trabajo para todos es cuestión de repartirlo. Ponerlo en función del crecimiento es volver al esquema tópico que lleva a las superproducciones cíclicas  resultado de la crisis de estructura, es decir de la falta de planing racionalizado. Trabajo hay aunque la penuria de contratistas y la falta de medidas reactivadoras se someten al desaliento en lugar de priorizar el apoyo a la energía colectiva.

Blog alojado en ZoomBlog.com